FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

12 jul. 2009

INSTANTÁNEAS: Mi primer coche


Dicen que para empezar a conducir es mejor hacerlo con un coche de segunda mano, para irse soltando y perdiendo el miedo.

Aún recuerdo el primer día que tuve la Seat Trans. Sí, ya sé que no es un coche muy femenino, pero yo quería un coche para llevar gente: salir, entrar, subir, bajar....

Era divino conducir de oído, ya que no funcionaba el cuentakilómetros, y cuando escuchaba que el coche se pasaba de revoluciones rápidamente cambiaba a tercera o cuarta... Y porque no tenía más cambios.

Otro detalle que le daba encanto a la furgoneta, era cuando subía por la cuesta del Cabildo, y a mitad de camino, cuando tenía que acelerar y dar potencia al bicho para que no se muriera, empezaba a salir un humillo blanco por la salida del aire del salpicadero. Esto le daba un aire 'retro' a más no poder.

Ah sí bueno, otra anécdota de los primeros días con mi Trans, ocurrió en el primer día libre que tuve en el curro. Y claro, no se me ocurre otra cosa que dar la vuelta a la isla (Gran Canaria, es que soy de allí). Ni corta ni perezosa me subo a lomos de la máquina y cuando iba llegando casi al sur de la isla, donde los acantalidos y los tajos son más pronunciados, donde las curvas son más cerradas y donde el mar está ahí, brillante e inmenso, esperando a que caiga el siguiente....No se me ocurre otra cosa que acelerar en plena curva y del susto, claro, freno en seco, pierdo el control del coche y me quedo en mitad de la vía de doble sentido y con vistas a la marea. Menos mal que el conductor que venía de frente me vio a tiempo y pudo reaccionar bien. Por suerte, puedo contarlo y recordarlo años después, ya que todo quedó en un susto. 

La pobre Seat siempre fue muy sufrida, ahora lo comprendo. Cada golpe y cada bollo que tenía eran de un centro comercial diferente: el de la puerta de atrás, del parking del Corte Inglés, el del lateral derecho del CC. La Ballena, el de la izquierda del Carrefour. Sí, la verdad es que todos los bollos eran de marca. Y tal vez por eso, ella nunca se quejó.

Aunque hay algo que siempre recordaré con cariño y era cuando iba con la música alta, la ventanilla bajada mientras la brisa del mar entraba a raudales, y por primera vez sentí que la libertad debía parecerse a eso.

Con cariño.

3 comentarios:

Carmen dijo...

Jejeje ha sido divertido leerte

Paula y Manuel dijo...

me hiciste añorar mis épocas de conducción.
hola, soy Paula, estoy visitando los blogs del concurso, nosotros participamos en la sección solidarios. Es la primera vez que participamos y estamos muy ilusionados en poder dar una comida especial a los chicos q damos de comer cada sábado. Si te apetece y te pasas por nuestro blog y si te gusta y tuvieras ganas de votarnos...ahi estaremos.
gracias
Paula y Manuel

KI dijo...

Los primeros carros siempre tienen una caracteristica especial. Sobretodo si son de segunda y se les agarra un cariño paternal :P

Besos Yeiza

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...