FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

29 dic. 2012

Minirreflexión: Carta de fin año


Queridos lectores: 

Tengo muchas cosas que contaros. Estoy bien, me siento bien. Cuidando el presente para afrontar el futuro, sea cual sea. Como soy muy 'friki' siempre he preferido tomarme lo amargo primero, y reservarme el postre 'pa'luego'.

Y a veces la vida es así. Para no enrollarme más que una persiana, que los que me conocéis sabéis que tengo cuerda para rato. Os dedico este texto que me parece muy inspirador en estas fechas. Los días de la familia, el año de la familia, la era de la familia. A cuidar lo que se tiene en casa, amig@s.

Una vez me preguntaron: "¿Cuál es el origen del odio?". Lamentablemente, la familia es el primer semillero. Pero, como soy mujer de fe, razones y hechos. Y creo que un mundo mejor es posible, si doblamos el espinazo y nos manchamos las manos de barro para recoger las papas. jajajaj. Feliz Navidad y próspero 2013. Este año para los supersticiosos será intenso, jajaja.

"Mi hogar es el hogar de la paz. Mi hogar es el hogar de la alegría y el deleite. Mi hogar el es hogar de la risa y el regocijo. Quienquiera traspase los portales de esta casa, debe salir con el corazón alegre. Este es el hogar de la luz; quienquiera entre aquí, será iluminado."   'Abdu'l-Bahá

28 dic. 2012

Postalitas malagueñas: El sueño de Carmen






Fotos:YSH

Este lugar tiene algo magnético, siempre vuelvo a él. Es como si susurrara mi nombre y no pudiera resistirme.  Como una  zombi, medio entrance. Mis pasos siempre llegan a su orilla. Quizás las musas se lavan los pies en esas aguas. O simplemente los fantasmas de otras almas encuentran paz en el arrullo de las olas contra las piedras.


25 dic. 2012

Minirrelato: La habitación

Era pequeña y blanca, con el suelo de plaqueta gris salpicado de negro. Apenas había sitio para una litera de madera oscura, sin otros adornos que algunos dibujos infantiles y una ventana  con vista a una pared.

La ventana tenía puesta una tela metálica o rejilla, para que no entrasen los bichos, muchos y variados que compartían casa con la familia. Esta medida de seguridad era poco efectiva contra las cucarachas, que entraban reptando por debajo de la puerta. Intentando hacer su particular conquista del suelo, muy a pesar de sus habitantes.

Lo repugnante no es que entraran y se escondieran bajo la cama, sino que estos bichos sabían volar y siempre iban a por ti. Olían el miedo. Volaban para enredarse en el pelo o a engancharse en el camisón.

Capítulo aparte eran los ratones, esos seres pequeños, peludos y sucios que iban dejando su característico olor allí donde estuvieran, marcando su territorio. Amén de roer lo que encontrasen sin discriminación alguna. Costumbre ésta que suscitaba mil historias. Tales como que las ratas mordisqueaban a la gente mientras dormían sin que estas apenas se dieran cuenta. Siendo éste un 'reconfortante' pensamiento para la hora de irse a la cama.

Pero este mal se podía evitar,  procurando tener la puerta cerrada y poniendo especial atención en que no entrasen al par tuyo. La habitación, además, de pequeña y blanca y parecerse al Arca de Noé, tenía otros atractivos. Tales como que cuando llovía calaba la humedad de manera que empezaba a crecer en el techo y pared abajo, un moho negro tan abundante y espeso que parecía una pared peluda.

Otra característica de la estancia, era que cuando se atascaba el fregadero de la cocina, las cañerías, desprendían un nauseabundo olor. Este aroma encontraba asilo en la pequeña habitación. Huésped inoportuno que solía refugiarse también los días de lluvia.

En tan confortable lugar se cuidaban todos los detalles, entre ellos el ruido. La habitación limitaba con el salón de otra vivienda que pecaba de poco silenciosa. A las dos de la madrugada, se escuchaban balonazos contra la pared, parecía un segundero maldito. Además, tenían un perro atado con una pesada cadena que el animal arrastraba lastimeramente. Y ni qué decir tienen de las consabidas disputas conyugales, siempre tan amenas y educativas.

En ese entorno tan agradable y pacífico, salubre y concienciado con el medioambiente hacía de marco incomparable, para que la imaginación dos niñas convirtieran una litera en un inexpugnable castillo o una ajardinada mansión... Pero eso es otra historia.


YSH.2004

17 dic. 2012

Poesía: Cuando me pidieron que escribiera un soneto/romance. O #loquesea

Tiempo ha que la mano
interrumpió la escritura.
Aquel aciago día perdió
su tan cara frescura.
Pues, los versos libres,
nada saben de ataduras.
Obligados a ceñirse a
tan apretada armadura,
a lomos del  romance
lucen su vestidura.
Sola aprendió a volar,
a blandir presta la pluma.
Dibujando pensamientos,
salvajes desde la cuna.
Sinceros en sus adentros,
amables son de natura.
Y sobre todo, libres.
Libres como el agua pura.
Pura y en apacible remanso,
indomable cascada en altura,
pues los versos libres,
nada saben de ataduras.
Mejorar siempre, sí.
Estancarse y morir, nunca.

Dedicado a José Navas Molina.  Alcalá de Henares. Madrid, 2004

11 dic. 2012

Minirreflexión: Sobre las vetustas

Le dijeron que tenía el corazón de piedra.
Que era mala.
Cuando simplemente,
ellas fueron las escultoras.

Ella fue la piedra 'pómez'
con las que ellas limpiaban los callos.
Ella fue la piedra 'pómez'
con la que alquitranaban sus palacios.
Ella fue la piedra 'pómez'
que escondían en la chimenea.

Como ya era negra
por su propiedad volcánica.
Se confundió con el carbón
de los diamantes de otros.

No era piedra caliza,
Ni piedra azul,
era negra y porosa.

Ella solo quería ser como la rosa de  los vientos.


*Vetustas: RAE:  (Del lat. vetustus). 1. adj. Extremadamente viejo, anticuado.


27 nov. 2012

Poesía: Como la Luna es la Luna

En fin...

Que la Luna al igual que el Sol.
Sigue trabajando aunque vayan el paralelo.
Si dos puntos son una línea.
Según los geométricos.
El punto de encuentro sería el infinito.

Así que,
¿Para qué vamos a entrar,
en debates infructuosos,
con los que utilizan unidades de medida finitas?

Como la Luna es la Luna,
y se pasa por el 'forrillo' del tutú,
las medidas terrestres.

Ella sigue currando
aunque no le luzca el pelo.
Ahora mismo es redonda en el cielo
y brillando a rabiar.

Con la lluvia se manchado las sandalias de barro,
pero,
al llegar al refugio lo ha sacudido con elegancia,
para cambiar de calzado,
y seguir bailando.

Fun.. fun... fun...

Poesía: Aquelarre gatuno a mediodía

El gato baila.
El gato se afila las garras.
El gato contesta el eco.

El gato afrancesado recordó 'je ne suis pas'
y nunca fue a comprar pan.

El gato aprendió el verbo de los pájaros
y silbando gomero.
Saltó con el garrote
la pequeña venecia.

El gato baila.
El gato maulla.
El gato perfecciona la caligrafía.

Si Nefertiti levantara la cabeza se quitaba la cofia.
Si Nefertiti se quitara la corona le diría a los gatos
que bendita la hora en que los hizo inmortales.

Nefertiti y los gatos,
danzan saludando con reverencia a Atón.
Cuando la reina danza a mediodía.

El  gato baila.
El gato afina el arpa.
El gato recita poesía.

25 nov. 2012

Poesía: Adagio del mar y la arena

mar, arena, danzaEn la playa el poeta encontró el refugio de los malditos.

De puntillas...
Deslizándose...
Tocó la luna...
Y empezó a recitar.

Con la suavidad de la seda,
con la firmeza de una ola.
La arena como teclas de un piano.
Despertando en el mar el recuerdo de la ambrosía.

Acaricia el mar la arena,
dibujando perfiles,
cincelando curvas en el puerto.
Para que surja la guitarra.

Susurra el mar a la costa,
melodías nunca oídas,
palabras jamás pronunciadas.

Letras tan sólo inspiradas por el viento.
Regala el mar a la arena
verdes esmeraldas.
Rivaliza el mar con el cielo,
ofreciendo añiles bellos.

Por la arena,
el mar,
origina un océano de nubes.
Por la arena,
el mar transforma su salobridad
en agua dulce.

El mar llora feliz al amanecer,
convirtiendo sus lágrimas en rocío,
inventando así caricias nuevas.


24 nov. 2012

Instantáneas: Paseando el alma al amanecer

Paseando el alma al amanecer
Cada uno pace donde nace. YSH

Paseando el alma al amanecer
El curso del agua. YSH

Paseando el alma al amanecer
Equilibrios. YSH

Paseando el alma al amanecer
Equilibrios II. YSH

Paseando el alma al amanecer
Equilibrios III. YSH

Paseando el alma al amanecer
Equilibrios IV. YSH

Paseando el alma al amanecer
Equilibrios V. YSH

Paseando el alma al amanecer
Equilibrios VI. YSH

20 nov. 2012

Minirreflexión: El sabor de la canela

Postres, sabores universales
Postres del mundo
Para hacer un buen postre. Antes hay que preparar una buena base. Y nada de mezclar 'churras con merinas'. Que luego se dan 'de tortas' en el estómago. Y eso 'sienta como una piedra'.  Para evitar  posibles indigestiones o dolores en los dientes. Se recomienda a los 'golosos' las recetas de toda la vida. Por ejemplo: 

a) Con mucho: Con leche. Ésta, se cuece a fuego lento para que se sumen a ella el sabor del cítrico preferido y la 'ramita' de canela. Juntos: leche+cítricos+canela+azúcar/miel.
b) Con poco: Con fruta 'del tiempo' o de temporada. Apartando las semillas para volver a sembrar, se puede poner en el hueco una 'ramita' de canela. Luego al horno y a esperar... El aroma avisa.

Estas recetas bailarán en el escenario de tu lengua para que puedas paladear con delectación cualquier receta postrera...Chup, chup... Para chuparse los dedos


Minirrelato: Ensueños

Alcazaba, Málaga. Foto: YSH
Acostado en su lecho escuchaba los sonidos de la noche. El ulular de alguna lechuza o el incesante ladrido de los perros. El ocasional cricri de un grillo... Y la tranquila respiración de su compañera.

Para no despertarla, procuraba no moverse, admirado de lo hermosa que estaba cuando dormía. A veces las preocupaciones le robaban el sueño. No podía dormir... Así que se quedaba horas y horas observando cada uno de sus gestos:

- Hasta dormida no para de hablar y gesticular - pensó. Él envidiaba esa capacidad suya para dormirse tan rápido.  Pasara lo que pasara. 

- Vamos que la 'tía ésta' solo tiene que poner la cabeza en la almohada y cae 'frita' ¡'Joé', qué suerte tiene! - Pensaba a oscuras.

Ella remolonea buscando, quizás, otra postura... Como buscando la proximidad de los sueños...


XII. Inquietudes. 22/11/00

16 nov. 2012

Poema: Bailando bajo la Luna


Valores universales: Arte, Música, fusión, igualdad, paz
video

Imágenes tomadas con la cámara del móvil sin cortes. Sirven para ilustrar el poema Bailando bajo la Luna Mora. Bailarina: Sandra Rubio, estudiante de 4º de Comunicación Audiovisual. Durante la inauguración de "Las increíbles aventuras de Comsolidar" en Galería Central. Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UMA.


No sueñes despierta, niña.
¡Enciende ya las velas!
Que el amor por el que tú suspiras,
esta noche, ya no llega.
No llores más, niña,
que tus lágrimas derriten la cera.
Veinte mil velas arden
con el brillo de las estrellas.
Llamas sumisas que se ponen
a tus pies como candilejas.
¡No sueñes despierta, niña,
y enciende ya las velas!
Que ese moro por el que suspiras,
esta noche, ya no llega.
No sueñes despierta, niña,
que esta noche la luna se vuelve mora
porque tú bailarás ahora.
Vamos a Guaro, niña,
que hoy bailas bajo la luna mora.

Autora: YSH

14 nov. 2012

Minirrelato: El poeta que nació el día lunes

Había una vez un poeta... Que nació un lunes a las 8 de la mañana con el tiempo sobrado para desayunar e ir al trabajo.

El inconveniente o la virtud de ser un poeta lunero es que cuando se nace así, o mejor dicho, que cuando 'ze' nace 'asin' desde chico. Entonces,  ya de viejo la 'casta le sale al galgo'. Es decir, según la versión 'Chill out' del momento y reversionando a algún viejo poeta:

Porque le sale del alma, y punto pelota. Boing, boing

Este lema, ideario o tesis,  se puede decir en varios idiomas. A continuación algunos ejemplos:

a) Porque me sale del alma.
    a.1)  Porque me sale del 'mismísimo'.
    a.2)  Porque me da la gana.
    a.3)  Porque me gusta.
    a.4)  Porque me nace.
    a.5)  Porque es: "Mai güey, brother".

El poeta 'nasío' en día lunes a las 8:00h disfruta 'currando'. Como el 'dichóoso' poeta disfruta tanto se le confunden los lexemas. 

Los nacidos en lunes a las 8:00h. Tienen la costumbre de que en sus vacaciones se ponen a hacer 'cavaciones'. Ésto es un 'palabro' compuesto por, a saber:

'Cavaciones': cava-cion-es
  • Verbo cavar: 1ª conjugación. Del latín 'cavare'. Sinónimo de 'excavar'. En forma transitiva, es sinónimo de 'labrar'. En forma intransitiva es sinónimo de: profundizar, ahondar y meditar.
  • Infijo /ción/: Heterónimo irregular
  • -es: plural del morfema que acaba en consonante.
El poeta lunero 'nasío' en día lunes a las 8:00h entiende que:  "Si la vida es puro teatro', entonces él quiere seguir 'currando'. Que siente la casa a cuestas. 

-¿A cuestas?  A cuestas noooooo, poeta. No cargues nada, poeta - le gritan todos y empiezan a argumentar:
a) A cuestas no, poeta. Porque subir cuestas o bajar cuestas es muy 'cansao o trabajoso'.
b) A cuestas no poeta. Porque es una carga impuesta o autoimpuesta. ¿Acaso eres sumiso o dominante? ¿Acaso eres flagelador, flagelante o flagelado? ¿Acaso eres tonto o haces tonterías?
c) A cuestas no poeta. Porque las cuestas cuestan:  cuestan esfuerzo, cuestan dinero, cuestan tiempo... Y la 'mare que lo parió'. ¡Ay literato, qué no te enteeeeras! Que el  oro, el incienso y la mirra son bienes escasos y estás malgastando.
d) ¡Derrochador!- le gritan algunos para que espabile.
e) ¡Ay, alma de cántaro!- suspiran otros.
El poeta lunero 'nasío' a las 8:00h. Harto de harturas. Harto de 'Jarturas'. Harto ya de la sabiduría popular -entiéndase el "Arte de otros"- 'pos' hizo un remix o compilación del tamaño del libro gordo de aquel que se llamaba Petete.

La compilación o recopilación del poeta 'lunero nasío' a las 9:00h - una hora menos en Canarias - se titulará:

Sigan, sigan que tomo notas.......Muchas gracias :-) Buenos días


Foto: YSH


13 nov. 2012

INSTANTÁNEAS: La Farola de día

La Farola en Málaga. Foto: YSH

Qué maravillosa es la luz cuando juega con los cristales. La Farola radiante a mediodía. 

Poesía: Pensando de madrugada

En sepia. YSH
Muchos dicen eso de "No llores más",
pero esas lágrimas hacen que se limpien
los faros de tus ojos.
En la noche, la Farola no está encendida.
La sombra asustada por los gritos de su oscura cohorte,
simplemente escuchó sus voces.

Muchos dicen eso de "No llores más",
pero las lágrimas son los ríos de luz
que la sombra necesita
para que la oscuridad deje de ser.

Algunos ojos no desean llorar en soledad,
no porque que escondan manantiales secos.
Sino porque cuando aquel verano,
que hubo tormenta,
aquellas lágrimas,
se guardaron para sobrevivir.
Y resistir el siguiente ciclo.

De esta forma,  el vagabundo no murió de sed,
recorriendo el trayecto que en sueños,
dibujó aquel marinero que susurraba al viento.

"¿Qué es la oscuridad? Simplemente falta de Luz"

¿Qué es la sombra? El reflejo del brillo de la Farola.
¿Qué es la noche? El refugio donde las sombras se vuelven invisibles.
¿Qué es la luz? El punto de encuentro entre el sol y la luna.
¿Quién es el vagabundo? El barco que buscó con la mirada la Farola, la vio apagada y se asustó. Pero, pensó que si había llegado hasta allí en la oscuridad de la noche, ¿qué no haría a la luz del día?
¿Cuál es el refugio natural del agua dulce? El agua salada.
¿Qué hizo el vagabundo al ver la Farola apagada? Comprar una vela para pedir un deseo.
¿Cuál fue ese deseo? Chsssssssst, calla que sino no se cumple.

12 nov. 2012

Minirreflexión: Sin asunto

Escuchando, leyendo letras para comprender aquello que se difumina en el éter.
Cansada del ruido, de las indignaciones ajenas, de los apetitos insaciables.
Tan solo deseando llegar al punto de encuentro.
Descansar a la vera de la orilla.
Y ser solo agua.

Buenas noches, buenos sueños.

xxxoooxxx :-) 


Poema: El Liberto

Versos libres

Haciendo gargarismos,
que no greguerías.

Iba el liberto, 
preguntando en las estaciones.
Simplemente para que el sonido contrastara 
con las inquietudes que generaba la incertidumbre.
Saberse ciudadano virtual
en un mundo tangible.
Desorienta, ¡mire usted!

El liberto se siente libre de sus cadenas,
aunque aún  nota su peso en las extremidades .
El liberto se sabe libre de sus cadenas,
pagando en sangre su propia libertad.
El liberto entiende que las prisas
no rompen eslabones ajenos.
El liberto comprende que si debe esperar, 
al menos, no debe estar quieto.

Para no perder la dinámica del movimiento.

Haciendo gargarismos,
que no haciendo greguerías.


Instantáneas: La transparencia de la Alcazaba

Amor hay a espuertas. ¿Sí? Pues, ¿dime dónde?
Málaga es el vergel de Jazmín.
¿Orgullo? No hay resquicio alguno.
¿Responsabilidad? Toda la del mundo.


A los pies de la Alcazaba. Málaga. Foto: YSH

Hace tiempo, no lo recuerdo exactamente, paseando por los alrededores de la Alcazaba, me sentí observada. Giré la mirada y me pareció ver un niño moreno mirando por una de las ventanas. Quizás sería un fantasma o un reflejo. Nunca lo sabré. Solo sé que sentí miedo por él, pues recordé otras torres donde se encerraban a las princesas para resguardarlas de sí mismas. 

Nunca he podido quitármelo de la cabeza. De hecho, siempre vuelvo. Miro desde abajo, junto a la barandilla del teatro romano que se sitúa a los pies de su falda. Actualmente, no hay gladiadores luchando en el albero, ni leones que se coman a las almas cándidas. Tan solo hay silencio, risas, y el flash de las cámaras de los móviles.

Esas máquinas que roban el alma, y hacen que tu imagen se vuelva inmortal, no han sido capaces de atrapar a ese niño. Nadie lo ha visto. Reconozco que me quita el sueño, la verdad. 

El pasado jueves por la mañana había un malabarista,  justo en el sitio en que suelo sentarme. Esa instantánea me pareció perfecta. Preciosa, reconfortante. Rápidamente, pensé en aquel niño, que miraba hacia abajo buscando algo. Durante un segundo, me alegré por él. De hecho me dio paz interior, me tranquilizó.

Ése artista era el 'otro' ejemplo que podía ofrecerle la creatividad a aquel niño invisible. La alternativa  al lema de: "A Dios rogando y con la maza dando". Las mazas lanzadas al cielo con el arte y sabiduría necesarios para dibujar círculos en el aire. 

Esta idílica,  bucólica y romántica secuencia se me vino abajo.  Porque durante el transcurso del tiempo que tardé en activar la cámara de mi móvil,  un guarda de seguridad lo regañó para que se apartara de allí. No fuera a ser que alguna de las mazas cayera al otro lado de la barandilla y dañara las viejas piedras.

El artista se enfadó y haciendo aspavientos corrió a sentarse en uno de los bancos, junto a los abuelos. Lo miré atónita porque no entendí la situación.  ¿Por qué pararon a aquel artista? ¿Es que nadie se ha dado cuenta que arriba hay un niño atrapado en el tiempo cuya alma se regocija con ver jugar a los demás?

Ay... Suspiré y me salió del alma una pregunta:  ¿En qué estarán pensando las musas que han quitado la vista del hogar? 

Buenas noches xxxoooxxx :-)




11 nov. 2012

Minirrelato: Una historia tal

El Pensador.Rodin




Me contaron una historia... Y tal como a mí me la contaron.   Te la cuento a ti ahora...

Un viejo sabio había 
sobre una piedra sentado
mirando sin ver al infinito.

Haciendo cábalas y cuentos, 
buscando modos y formas 
para transmitir a los demás
 que entre todos se podría
construir un Mundo de Paz.

Allí estaba el hombre murmurando para sí:  Alguna fórmula hay, seguro que la puedo descubrir.

Tanto tiempo pensó y pensó, 
que su barba creció y encanó.

Sus músculos se volvieron flácidos y dolorosos, su frente ceñuda, su voz antes dulce y melodiosa se tornó aguda y estridente. El desánimo se apoderó de su mente. La infelicidad hizo poderoso trono en su alma. Desgarradores suspiros proferían su garganta.

Hasta que una mañana, cansado ya de oír sus propios lamentos se levantó de la piedra. Fue a su casa y se afeitó la barba.

Todos sorprendidos al verlo tan 'arreglaíto' le preguntaban:

- ¿Cuál fue la solución hallada? ¿Cuál era la sublime aportación?

Él con el corazón radiante de dicha los miró y les dijo:

- Es solo una tontería, no mayor que un grano de arena. Me afeité la barba para que todos pudieran ver mucho mejor mi gran sonrisa.

Moraleja: A veces la solución es mucho más sencilla de lo que parece.

IV. Inquietudes. 2000

Minirrelato: La flautista

¡Imaginad, por favor!
Una caja,
una flauta, 
una flautista, 
una muñeca.

Había una vez una caja con una muñeca dentro. Un día se le acercó una flautista curiosa a mirar. La flautista, cansada de soplar para los ratones, se quería dedicar a reclutar mariposas. Pero, para que no se le subiera a la 'chepa' le dijo: 

- Tú eres una muñeca rota, nadie te va a querer. Aquí lo importante es la música, tú solo canta. 

La muñeca enfadada mira a la flautista y le dice: 

-Mira, chata. Aquí, la que no se entera de nada eres tú. Yo no soy una muñeca rota. Soy una muñeca-bailarina-articulada. A ver si nos vamos enterando ¡Par diez, si es que hay que ir explicándolo todo!

La bailarina sale de la caja, haciendo un decidido 'Arabesque', unas cuantas piruetas, varios 'Jettes' encadenados y cerrando con un 'Grand jette'. Termina. Se gira mirando al público. Pero, antes de regresar a su caja se despide diciendo:

- El que no distingue el oro de la plata, mejor que no se meta a joyero. Dejen trabajar a los artistas, 'porfa plis'.

Saludos :-)

10 nov. 2012

Minirreflexiones: ¿Qué le dice una abeja a otra?

Arucas (Gran Canaria)
Estoy de vacaciones... Y como no sé estarme quieta en casa, porque me ¡Abuuuuuuuurrro! Entonces me 'tiro' a la calle a caminar. A pasear los 'mosqueos'. A discurrir las ideas. Hace algún tiempo aprendí que al agua hay que dejarla correr. Permitir que busque sus caminos naturales... En fin.

Ese ejercicio de 'reflexión-reflexiva' es un 'palabro' que me sale del alma, ahora, sin mirar el diccionario. Caminar escuchando, caminar hablando, caminar pensando; caminar ordenando las ideas; caminar ordenando las palabras; caminar para aprender; caminar para hacer evaluación de lo aprendido; caminar para destilar la síntesis de las cosas. 

Caminar para escuchar al viento y como veleta rigurosa tirar 'pa'llá'. Siendo veleta susurró el viento: "Lo suyo sería despertar conciencias y/o consciencias, pero no matar almas".

Esto me recuerda que nací en un pueblo llamado Arucas, cuyo escudo tiene como lema: “Ora et Labora” .

Buenos días :-)

9 nov. 2012

Poetry: Leo

Astride the foal of youth
runs wildly,
looking with the vehemence of the vanquished,
output.
Old path leading
to farther,
at the top.
A impossible to measure distances,
to places never trodden hoyados by some.
Where does a lion find his lair by dejection tired of life?
A life full of flavors without?
Wherever you find a bed,
rest your fatigue,
heal their wounds.
Then, once renewed momentum,
shake to which
ever
marked his skin,
producing to cruel scars.
If he had not fled
never heal.
And those who closed their ears
to the cries of the dying,
also feel the weight of overwhelming anger.
Will shake the ground,
by dragging their feet odious and deformed.
Shatter the land through which they pass,
transforming it into desert and agony.
Reflecting their souls.
Caches friable
which are enclosed with your worst demons
for conjured in terrible pacts.
Covenants sealed by oaths impossible.
Oaths that would stagger the boldest.
Lion roars in your lair!
Well, one day return with wounds healed
and vigorous body.
You, raging lion,
will fight against those,
you looked with false superiority.
While they wallow in their own poison.
You will be the strongest.
Now, flees back of this beautiful horse,
that as your only savior has emerged,
to take you to your oasis.
Just let yourself go, my beloved!
Well, be my salvation and yours.
You lion, allow your body to recover
of the thousand and one curses, insults and slights.
Tremble deluded!
They only see a facade
and the staunch will not know that lurks within.
Because when it decides ignite
from the inside out,
will do so furiously,
that your bladder will be unleashed,
dishonoring your dignity.
The sharp sword of his pen
afflict the bodies,
who drowned in his swamp,
be covered with poisonous worms
you wallow in the muck of their skeletons unusable.
Deaths that only serve to keep them away from all the beauty and the beautiful.

XIII. Leo. Concerns. 10/11/96

Foto: YSH

7 nov. 2012

Poesía: El poeta

Hacía tiempo ya,
que había dejado de escribir.
El tumultuoso torrente
disminuyó hasta secarse completamente.
 Con ojos perdidos miraba al infinito
esperando descifrar, tal vez.
Los secretos de sí mismo,
en el inflexible horizonte.
Allí donde el cielo y el mar
se funden para formar un solo.
Un día entregado a estos pensamientos
perdió la consciencia de sí.
Nunca más volvió a ser él mismo.
 ¿Por qué sus jóvenes manos
perdida la inocencia de su celibato
se negaban a sujetar la pluma?
¿Resistiéndose al impulso de transcribir el verbo a verso?
 Sus manos se transformaron en troncos estériles
frenando así,
y para siempre,
el bello danzar de la pluma.
Al escribir,
los versos se atropellaban entre sí,
enloquecidos.
Estrellándose contra los muros de incomprensión.
Para morir ahogados en el oscuro mar del tintero.
Sus manos negadas a obedecer,
no querían escribir,
no querían escribir,
se rebelaban al yugo de la palabra escrita.
Anhelaban otro lenguaje.
Así es como de frustrado poeta
empezó de caminante.
Dejando que fueran sus pies
los que escribieran,
en el serpenteante pergamino
que se extendía ante él.
Lleno de sinuosas formas montañosas,
repleto de delicados y oscuros barrancos,
perdiéndose entre artificiosos senderos
escondidos entre la mala hierba.
El poeta se entregó al camino
 en la misma forma
que un día lo hizo a la pluma y a su arte.

III. Inquietudes. 2000

Poesía: El durmiente

He aquí un joven durmiente,
que zarandeado por un mal sueño,
se levantó de su lecho.
Incapaz ya de dormir 
y sintiendo que se ahogaba,
buscó con anhelo el beso fresco del sereno.
Reanimado
 y algo más tranquilo,
quedó maravillado de 
¡lo hermosa que era la noche!
de su tenue luz,
de sus insinuantes sombras,
 de las distancias infinitas,
de las estrellas tan cercanas
de pronto
una embriagadora euforia 
se apoderó del alma del muchacho
impeliéndole a gritar 
exaltando todo lo bello
que percibían sus excitados sentidos
consumida la mente 
por el fuego de sus pensamientos
prendió su cuerpo
en las candentes llamas 
consumidas por el irrefrenable deseo de ser libre.
Abandonando su cuarto
dejando su casa
alejándose de su aldea 
emprendió su alocada carrera.
En busca de algo 
que no podía definir,
pero que debía encontrar.
Su mente convirtió
ese pensamiento en necesidad.
Así,
el joven durmiente se transformó en buscador.

II. Inquietudes, 2000

Lee más en:

Poesía: El secreto

En una oscura y fría estancia,
inundada de un sepulcral silencio,
irrumpen sacrílegas las notas
de un viejo concierto.
Melodía errante que vaga todavía sin dueño,
pues, no ha nacido aquel que descifre su misterio.
Ni domine con destreza
sus acordes, corcheas y silencios.
¡Armonía rebelde!
Ríen los acordes.
Ríen las corcheas. 
Ríen los silencios.
Retando a los artistas a correr tras ellos.
Haciéndoles entender que hace falta
¡Algo más que talento!
La inspiración acaricia la piel del artista,
con la dulzura de un beso,
susurrando melodías al oído
cual enamorado beso.
Atrapando en un segundo,
el goce pleno del universo.
¡Ése es el drama del artista!
Que muere por sus besos.
¡Inspiración maldita!
Juguetona e inquieta.
Mariposa grácil y esbelta,
etérea y escurridiza.
Todos desean rendirse,
a tu dulce seducción.
Entregarse al placer infinito
sin pensamientos que recuerden
la sensatez o la cordura.
Por ti venderían su alma al diablo.
¡Por tan bella locura!
Sigue tentando, sigue,
que el concierto continúa.

I. Inquietudes. 2000

Poesía: El color del cielo

A ti mujer que ya no ves 
el cielo del color que es.
Tiempo hace que un tupido velo
se interpuso entre tú y el cielo.
Haciendo lo imposible
para no alimentar sus iras y sus celos,
bajas la mirada
tímida y asustada.
Esperando la siguiente bofetada.
No es eso, mujer,
con lo que tú soñabas.
El hombre al que amabas poquito a poco te mata.
Un día un insulto
al otro una patada.
Y tú mi niña,
tu boca sigue cerrada.
A ti mujer que ya no ves
el cielo del color que es.
Abre tu boca, olvida tus miedos
y grítale al cielo.

Poema finalista en concurso de Centro de Estudios Poéticos. 11/06/01

4 nov. 2012

Minirrelato: Historias de gatos (IX): Los traductores de la Luna

Foto: YSH

¡Imaginad por favor!

 Un Sol, 
una Luna, 
un espejo, 
el silencio, 
un fuego, 
un hogar, un corazón y un gato.

La Luna es el espejo del Sol. Ella nos recuerda con su silenciosa guardia que pronto amanecerá. Que mantengamos vivo el fuego de la esperanza, que no se quede en ascuas, que no se extinga. 

Los gatos tienen la elegante manía de sentarse a mirar el fuego de los hogares. Mientras todos duermen, ellos pasean con sigilo por las calles, para no despertar a los niños. 

Al silencio le hacen falta traductores. Y 'jarta' ya la Luna de esperar a que alguien suba a escucharla envió a los gatos. Y éstos empezaron a hablar. 

Así el gato dice:

- ¡Buenos días, gentes del mundo! Nuestra lengua educa su lengua...  Tratadla con cariño. Además, cuando ustedes tienen el fuego encendido la gente grita: "¡Cierra la puerta que se escapa el gatoooooo!". Pues, que 'zepáis' que el verdadero fuego, es el amor. Si ese amor se vuelve frío, el gato se va. No custodia chimeneas frías.  Si él no se siente acorralado, el gato se queda. No hace falta meterlo en ningún saco. El mejor remedio es el 'calorcito'.

Cuando fuera hace frío... La gente calienta sus casas. 




1 nov. 2012

Minirrelato: Palabras Mágicas

El deshollinador limpiaba las chimeneas para que el aire no fuera tan tóxico. Él subía y subía pensando en los otros niños, él no tenía miedo de las alturas. Lo había hecho muchas veces pero solo para ayudar a buscar un aire mejor para todos los niños. La gente se extrañaba de que alguien fuera por el mundo limpiando chimeneas. Le decían de todo, pero no le importaba porque en su cabeza rondaba la palabra mágica:

"Supercalifragilísticoespialidoso, Supercalifragilísticoespialidoso .........."

31 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: La hija del pescador

En la playa hay una niña mirando el mirar, observando cómo se mueven las olas, pero ellas le enseñaron dos palabras: flujo y reflujo. Marea alta y marea baja.

En la playa hay una niña escuchando al viento.  Éste le cuenta historias que no entiende. Historias de gente muerta que no conoce. Gente que por seguir a capitanes de barcos borrachos, libraron batallas en el mar en nombre de la guerra. El viento le explica que las luchas en alta mar solo dejan muertos en la orilla. Capitanes de barcos borrachos de "yo"  que quieren ser "Yo al cubo" porque no les interesa lo más mínimo el "nos". 

Capitanes, que para poder crecer necesitan sangre fresca. Y buscan tripulación ofreciéndoles tesoros. Tesoros enterrados en tierra lejanas. Esos capitanes, preguntan a los que desean ser mordidos y si aceptan quedan reclutados. Él los deja secos por dentro. Deshidratados, sin luz. Tripulación de zombis ésta cada vez más numerosa, porque él vende que eso es "guay".

En la playa hay una niña, que escucha las penas de la arena. Ésta le cuenta que está muy triste porque a su orilla los días de tormenta solo llegan muertos. La arena entiende que si en vez de seguir a capitanes borrachos hubiesen intentando conquistar tierras prometidas tenían que haber aprendido primero a jugar. Entonces estarían vivos con sus familias.

La arena sigue contando penas porque los niños y los muertos cavan y construyen. Ambos, cavan tumbas que las olas borran. Ambos construyen palacios que las olas derriban. Todos, niños y muertos se tuestan a la luz del sol. Todos, niños y muertos. Luces y sombras en su orilla.

En la playa hay una niña que buscó el mar porque escuchó el relato de la Tierra. Ésta le contó que allí también se celebraron batallas dentro y fuera. Luces y sombras, que los niños y los muertos riegan de  sus entrañas. La Tierra es consciente de que está intoxicada. La tierra es consciente de que los árboles dan de comer frutos envenenados. 

La Intoxicada se siente tan culpable, que en ocasiones para no seguir, convierte los jardines en desiertos. Ella quería ser suelo para los vivos, no tumba para los muertos. La Intoxicada dice que la delicada lluvia no es suficiente para limpiar la sangre de los muertos. La Intoxicada advierte que los niños no juegan con barro limpio para sembrar, sino con barro sucio para construir ladrillos. En todos los países hay tumbas construidas por esclavos.

En la playa hay una niña escuchando las voces, leyendo libros, tomando notas. Los entiende a todos, pero es consciente de que ella solamente era la hija de un pescador que aprendió a leer. El pescador lector, que se trasformó en encofrador. Para no olvidar el oficio de construir arcas y así meter a las gentes del mundo.

La niña era hija de un pescador-encofrador que aprendió de él que iba al mar a buscar peces para comer, pero que los peces se mezclaban con los restos de los seguidores de las vanas fantasías y ociosas imaginaciones. 

La hija del pescador-encofrador escuchó sus historias desde pequeña y acostumbró el oído. La hija del pescador-encofrador aprendió a leer los libros más gordos. La hija del pescador-encofrador aprendió a escribir consultando diferentes diccionarios. La hija del pescador-encofrador aprendió que un arca no es suficiente y que todos son dignos de ser salvados. Que si se dan oportunidades al que desea  transformar el carbón en diamante. Si desea realmente aprender, de su corazón surgirá el alquimista.

La hija del pescador-encofrador aprendió que hacen falta traductores que sepan entender a aquellos que desean ser sanados, que desean revivir. La hija del pescador-encofrador aprendió que la Tierra es el arca perfecta, si se cuida de ella. 

La 'hija de', la 'mujer de' es consciente de que hacen falta traductores para pedir tiempo a los picapedreros. Para que se escriba en piedra los efectos de los buenas prácticas, para que los niños del futuro puedan ser felices en el Paraíso que se les prometió.

La mujer sentada en la playa ha aprendido a decir que para haya que un mundo en paz: "Déjenla vivir en Paz, y que no quiere morir en paz. No borréis la memoria". Al decir eso, el Cielo la escuchó, abrió el grifo de las nubes y empezó a llover.

Buenos días





29 oct. 2012

Minirrelato: La cocinera

Allí estaba de nuevo, en la cocina. Otra de tantas, sabía cuando entró que podía estar allí, porque después de veintiún años saltando de cocina en cocina. Ya sabía jugar a la oca. Había aprendido que cerca de la comida no se pasa hambre, que cerca de los fuegos no se pasa frío. Que cuando los demás están en la playa tomándose un helado, ella sabía rebuscar en la cámara de los congelados dando gracias por estar tan fresquita. Como buena deportista, ya sabía que cuando los demás pagan un gimnasio para adelgazar, la cocina por el esfuerzo invertido le regalaba un tipazo. 

Cuando entró en la cocina, ya sabía que para ser eficaz hay que entrar a mil revoluciones, con las mil alarmas activadas para que las urgencias no colapsen el servicio. Cuando entró en la cocina, sabía que hay que saber de todo:

  • Psicología: Para interpretar el humor del cliente cuando te dice irónicamente eso de: "Esto está más 'salao' que los perros".
  • Protocolo: El estricto orden de llegada, se cambia por las emergencias, la comida para llevar, o las 'UVI's'- entiéndase bocadillo que se le olvida al camarero y tiene que estar para 'ayer'. 
  • Traducción: Cebolla 'a la plancha' o 'caramelizada'. 
  • Saber estar: Que cuando te digan: "Una ración de espada sin escurría" No te dé la risa, mires al cliente con respeto y escribas: "Una ración de pez espada con ensalada de pimientos sin mucho aliño".
  • Tener 'don de gentes': Es tratar de don o doña al prójimo, dar las gracias y por favor.
  • Grafología: ¡A ver quién entiende una comanda escrita a mano y con mucha bulla!
  • Dinamización de equipo: Vamos a ver chatos, el cliente no se sabe la carta, tienes que conocerla tú. Conocer los ingredientes que lleva un producto para que puedas orientarle. Y a mí, no me vuelvas loca con recetas improvisadas. Además, estructura la comanda al tomar nota,  para que facilites el trabajo de cocina. No mezcles la bebida con la comida. Somos la tripulación de un barco, no hay bandos. Y además, somos los más guapos.
  • Humildad: Aprender a escuchar y aceptar las críticas de manera constructiva te hacen mejor profesional. 
  • Gestión de crisis............... Ella ya sabía que había que saberlo todo y no saber de nada para poder ser eficaz en el momento oportuno. 

28 oct. 2012

Minirrelato: El 'pichabrava'

Durante una reunión familiar, aprovechando que el padre estaba relajado, sus hijos e hijas empezaron a preguntarle sobre sus abuelos. Ya que cronológicamente coincidía con algunas de las guerras. Éste responde que al padre de su padre lo mataron durante la misma. Al escuchar esto, una de sus hijas le preguntó: 
- Padre, ¿y nuestra familia de qué bando era?
El hombre la observa, cambia el tono y empieza a reírse:
- Pues, mira. Mi abuelo era un hombre con el corazón muy grande. Tan grande, que en él cabían varias mujeres. Así que iba que dejando descendencia siempre que le dejaban. Hasta que una de estas familias intentó pararle los pies y lo obligó a casarse. Pero, como no quiso, se vino un tal Adán desde otra isla para matarlo. Y acabó con él a los pies del 'árbol bonito'. El que está junto a la carretera. 
- Ah, entonces, ¿me estás diciendo que a mi bisabuelo lo mataron, por 'pichabrava'?
- Oh, mi hija, es que él se sentía un mensajero del amor. 

27 oct. 2012

Minirrelato: El 'síndrome del oso hormiguero'

Esto es un señor que llega a la consulta del médico y le pregunta:

- Buenos días señor médico, que vengo a pedirle su opinión sobre la crisis. ¿Por qué cree usted que no se soluciona esto ya?
- Porque faltan recursos humanos, hay demasiados 'osos hormigueros'.
- Pero, ¿qué dice éste? ¿Osos hormigueros? ¿Y eso, por qué? Explíquese bien, hombre.
- Sí, el 'Síndrome del oso hormiguero' lo padecen el conjunto de personas que solo quieren ejercer de 'asesores'. Esta especie tiene la 'lengua muy larga' y las manos 'muy cortas'. 
Estos individuos son fáciles de reconocer, porque son los que te dan la 'charla', de cómo se coge un martillo para picar piedra, mientras sus manos se han quedado 'atrofiadas' de no usarlas.

Minirrelato: Los finalistas

Por fin había pasado todas las etapas, filtros, exámenes, había llegado al final. No era la mejor pero era finalista. Allí estaba junto a los miembros del jurado esperando que le colocaran su banda. Delante de ella había muchos compañeros, y muy buenos. Mientras esperaba observaba y escuchaba la respuesta que los demás participantes daban al miembro del jurado:

- Enhorabuena, gracias por participar. Has llegado hasta aquí y eso dice mucho de ti. Si pudieras elegir un regalo o recompensa a la vida por el esfuerzo que has hecho, ¿qué pedirías? Las respuestas eran variopintas, y todas muy respetables: salud, dinero, fama, amor, reconocimiento público, poder, aventuras... 

Cuando le tocó a ella, respondió con el silencio. Le metieron prisa. ¡Vamos, habla ahora o calla para siempre.  Que se te acaban tus quince minutos de gloria! Ella miró al suelo, tenía miedo, pero no quería que se le notara. Respiró hondo y recordó un consejo para hablar en público que había leído en un libro de Dale Carnegie: "Imagina un triángulo dibujado entre las cejas de tu interlocutor, y centra ahí tu atención. Luego, empieza tu discurso". 

Así lo hizo, tomó fuerzas desde el interior de su ser. Parecía que iba a soltar un gran discurso, pero solo pronunció una palabra. Al salir de su boca, esa palabra resonó de tal manera en la sala. Que al escucharla, el murmullo que había entre el público, se calló. Todos los ojos se centraron en la persona que acababa de pronunciarla. Lo hizo de manera tan natural, que parecía magia tan solo por el efecto causado. 

El miembro del jurado, la miró un instante, cogió esa palabra en el aire. Y como si esta fuera una manzana caída del árbol se la llevó a la boca, mordiéndola, saboreándola con delectación. Una vez que la probó, le supo a poco, no se conformó con un bocado y se comió la manzana entera. Después, de un instante el buen señor volvió a la realidad y repitió la palabra muy despacio: RES-PE-TO 

26 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: La lluvia, los niños y la ventaja de ir en autobús.

Estos días llueve en Málaga, y como decía la canción infantil: "El patio de mi casa es particular, pero cuando llueve se moja igual que los demás".

Hace meses que no tengo coche, el que me compré hace dos años por recomendación de mi mecánico de cabecera pasaba más tiempo en su taller que en mi casa. Y como el 'novio' me estaba saliendo muy caro decidí que era mejor mandarlo al desguace. Me despedí de él dándole las gracias por los servicios prestados. Y porque había aguantado hasta que terminé los exámenes de la carrera, no le pedía más.   Pero que entendiera que nuestra relación era utilitaria y quedaba rescindido el contrato. Por supuesto, el mecánico ya me tenía el sustituto preparado, pero le dije que no. Pasaba de recomendaciones,  que las cosas se están poniendo muy complejas y hay que priorizar. Separar lo importante de lo accesorio.

Desde que no tengo coche voy a otro ritmo. El autobús me ha dado la oportunidad de respirar. ¿Respirar? Sí. Ya sé que respiro todos los días, de manera automática, ya lo sé. Sino fuera así,  en vez de reflexiones estaríais todos leyendo un obituario en la sección de necrológicas: 

"A todos mis hijos, hermanos, sobrinos, primos, amigos y demás familia.... Aquí 'la' Yeiza retransmitiendo desde el Más Allá para todos aquellos que quieran sintonizar este canal".

Bueno, la pérdida del coche quien más la ha lamentado ha sido mi niño que como ve que en otras casas hay tres coches aparcados en la puerta, se mosquea ante esa aparente desigualdad de recursos y se ha puesto a ahorrar para comprarme un Ferrari. Esto ha despertado en mí un abanico de reacciones:

1. Vamos a ver niño. Fíjate que en esa casa hay tres coches aparcados, pero que están sucios porque llevan mucho tiempo parados. La ITV está caducada y la gasolina está muy cara. 

2. Cuando se va en coche no se pueden contar cuentos, porque te saltas el semáforo en rojo, el guardia te regaña y te quitan puntos del carnet.

3. Cuando se va en coche no se pueden quitar las manos del volante para coger la tuya, para jugar al tres en raya o hacer lucha de pulgares. 

4. Además, el autobús es una Limusina que con tu primer carnet/tarjeta tienes por un módico precio a Málaga a tus pies. Que el tiempo que antes usábamos para aparcar, lo gastamos ahora bajándonos dos paradas antes y vamos paseando. Leemos todos los carteles que nos vamos encontrando, nos paramos a ver el agua de las fuentes.  A tí te da tiempo de hacerme preguntas:

- ¿Nos vamos a morir? ¿En el Cielo hay casas? ¿La casa de Dios está en el cielo, en la Iglesia o en el corazón? ¿Quién es la Marquesa de Larios y Larios? ¿Es vieja, está muerta? ¿Por qué ese hombre grita tanto? ¿Por qué hay tanta Policía en La Alameda? ¿Qué comen las palomas? ¿Por qué éste puente es alemán? ¿Por qué tiene candados enganchados? ¿Por qué la gente se besa en los parques? ¿Por qué cuando llueve no me dejas pisar los charcos?........

 Y a mí me da tiempo de responder:  Porque los charcos son los espejos que crea la lluvia para que te veas más guapo. 

Buenos días. 


Minirrelato: Historias de gatos (VIII): La Ciudad de las Palabras

Había una vez un gato negro que pasaba el tiempo mirando una cascada, viendo el agua caer. Mientras la observaba a veces cambiaba las impresiones de su rostro. A ratos triste, a ratos alegre. Un día pasó por allí otro gato de color marrón y le preguntó por qué tenía esas reacciones al mirar la cascada.

- Miro al agua caer para que el movimiento recupere la memoria perdida.
- Y eso, ¿ por qué?
- Por que ésta, ya es mi tercera vida.

El otro gato marrón pensó: ¡Ah, vale que estás de duelo! Pues, si es así, camina hacia delante. Olvida, haz borrón y cuenta nueva. Mira la vida con ojos de niño. Inicia un nuevo calendario. Año cero de tu tercera vida. ¡Libérate!

El gato negro mira a los ojos a su compañero y le responde casi enojado:
- ¿Pero qué dices, chaval? ¡Eso es una irresponsabilidad! Necesito la memoria para aprender de los errores, para enterrar a los muertos con dignidad. Para aprovechar lo aprovechable y reciclar lo que no valga. Para recopilar la información necesaria, y con esa experiencia poder dibujar un mapa y seguir mi viaje.
- ¿Un viaje? ¿Es que te vas? Te has hartado de todo esto, ¿no? ¡Qué bien, así me gusta que seas positivo!
- Gracias, pero no me voy a ningún lado.
El gato marrón, extrañado ante la contradicción le pregunta: ¿Pero, no dices que te estás preparando para un viaje?
- Sí, pero no es un viaje de evasión ni de huída. Simplemente quiero alcanzar la siguiente etapa siendo consciente de dónde vengo, quién fui, quién soy, y por qué voy. Al lugar a donde me dirijo, no puedo ir con las manos vacías.
- No sé si te entiendo muy bien, pero con ese equipaje y ése mapa ¿a dónde te vas?
- Me voy a la Ciudad donde nacen las Palabras.


25 oct. 2012

Minirrelato: Historias de gatos (VII): El gato submarinista

En el muelle había una escalera que se perdía en el mar. Las pequeñas olas acariciaban la piedra. Todos los días un gato se sentaba a mirar los peces. Éstos se escondían bajo los barcos, se paseaban sin miedo en la superficie. Se habían acostumbrado a ser mirados, estaban grandes y gordos de comerse el pan que les echaban los transeúntes.

El gato miraba el agua, pero no le importaban los peces, quería bajar al fondo. Saber qué había debajo, pero le daba miedo el agua, no sabía nadar. Alguna vez pensó que quizás si se dejaba caer encima de algún pez gordo, no se ahogaría y aprendería a nadar. Pero, pronto se quitó esta idea de la cabeza porque él no se sentía un gato surfero, cabalgando sobre las olas. Se sentía más bien un gato submarinista. 

- Pero, claro, para eso había que solucionar dos problemas: primero quitarse el miedo al agua y segundo aprender a sumergirse.

Así que decidió meter primero una pata, luego la otra, agarrado de los escalones y sin separarse mucho. Un transeúnte que pasaba lo observó y pensó: 

- Pero, ¿qué hace ese gato? ¡Está loco! 

El transeúnte corre y le pregunta al gato porqué tenía ese comportamiento tan extraño. Después de escuchar sus razones, le dice:

-  Si quieres conocer, ¿por qué no te subes al árbol más alto, o la montaña más alta?
-  Por que allí, solo van los que quieren conquistar la cima y dejar su bandera.
- Si quieres descubrir tesoros, ¿porqué no buscas en una mina?
- Porque no me gusta cavar tumbas y expoliar tesoros. Solo quiero sumergirme y mirar. Estoy aprendiendo, ¡mira como bajo y subo!

El transeúnte lo mira en silencio y le contesta: 

- Está bien, vete. Pero no te olvides de salir a respirar. 


24 oct. 2012

Minirreflexiones: 'Comío' de casa

Ayer escuché en la radio que Pedro Ruíz salía reflexionado de casa... Éste es mi desayuno:

#Isladesierta. A la pregunta de: ¿Qué te llevarías a una isla desierta? Respuesta: Muchos libros, los periódicos del día anterior, una radio y un cuaderno en blanco. 

#LaMujerPoliédrica: A la pregunta de: ¿Qué clase de madre eres? Respuesta: Las madres pueden tener muchas facetas. Quiero mostrar a mi hijo que su madre estudia, que su madre trabaja, que su madre lee, que su madre escribe, que su madre saca fotos, que su madre habla con mucha gente sin miedo y sin prejuicios. Que cuando se cambia de dirección o de trayecto, no se sienta perdido, sino explorador de caminos nuevos. Que desarrolle un espíritu aventurero.

#PeriodismodeCiudad: A la pregunta de: ¿Por qué los grandes medios de comunicación cubren todos a la vez el caso Pantoja y se olvidan de los pequeños barrios? Respuesta: Por eso, porque son grandes. Un elefante no callejea bien.  A la pregunta de: ¿Los periodistas sois perros guardianes? Respuesta: Pues mire usted, no concibo el mundo como una perrera. 

#Recomienda: A la pregunta de: ¿Qué libro estás leyendo ahora? Respuesta: El arte de amar de Erich Fromm.


23 oct. 2012

Minirreflexión: Poesías por encargo

Hace dos años, en un viaje de cuatro días a Sevilla, conocí a un músico percusionista llamado Shangó, que al enterarse de que me gustaba escribir me dijo que preparara alguna poesía sobre el sonido del bongó. Le contesté halagada dándole las gracias, pero que no sabría qué decir al respecto. El sonrió  en silencio se tocó el corazón y comenzó a tamborilear algunas notas con los dedos. 

Le dije que sí, que aceptaba el reto, que tenía las letras un poco oxidadas pero que me vendría bien el encargo. Aunque en el fondo, pensé eso de: "¡Y qué carajo escribo sobre el sonido del bongó!".  Hoy dos años después creo que puedo contestar a la petición de aquel músico...

Somos nómadas que hemos dejado de buscar.
Somos nómadas sin patria, sin acento, somos hojas al viento.
Somos nómadas silenciosos en el ruido, ruidosos en el silencio.
Somos hijos de la Tierra que nadan a contracorriente. 
Somos nómadas sin patria, sin acento, somos hojas al viento.
Somos nómadas que siembran, riegan y ruegan.
Somos nómadas con la cara quemada por el sol. 
Somos nómadas con las manos cortadas por los cristales de arena.
Somos nómadas creativos en un mundo que se transforma.
Somos nómadas en la gran Aldea.
Somos nómadas con ojos nuevos, con una piel nueva.
Somos los hijos de la Tierra que nadan a contracorriente.
Somos nómadas sin patria, sin acento, somos hojas al viento.
Somos nómadas de alma albina, y mirada transparente.
Somos los hijos de la Tierra que nadan a contracorriente.
Somos nómadas que siembran, riegan y ruegan.
Somos los nómadas de las mil lenguas, de los veinte mil dialectos, pero que dominamos el idioma del viento.
Somos nómadas que hemos dejado de buscar.

22 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: La puerta de Pedro J. Ramírez

Me encanta escuchar, cuando el orador es bueno, me voy de la mano e inicio el viaje. El trayecto se me hace corto. Uf, ¿dos horas nada más? El tiempo cuando es productivo pasa volando, incluso ves pasar tu vida en un flash.  Empiezas a recordar aquellas partes de ti mismo que tenías olvidadas, casi como un reencuentro. Hoy encontré el espejo que me ayudó a recuperar la memoria. Me explico. 

Recordé a aquella Yeiza que tenía diez años y escuchó en la radio una entrevista que marcó un antes y un después. No recuerdo quién era el entrevistado, pero sí que comentaba que el principal problema de la humanidad era la "Comunicación". Esa palabra me enamoró y siempre que podía la repetía. Aunque mi hermana siempre me decía que yo era una "pedante" (no es la única que me lo dice, es que me gusta hablar bonito, oiga)

Hace ya la friolera de veinte años que escribí mi primer poema. No le dí importancia y se traspapeló. Aún lo conservo porque mi padre lo recogió de la basura y me dijo que no dejara de escribir. Él con todos sus defectos y virtudes siempre me animó a coger la pluma. De hecho, solía escribirme en la primera hoja de mis libros de lectura: "Haz que tu luz brille". Tenía catorce años.

A los quince, durante una conversación con mi hermana haciendo planes de futuro nos preguntamos mutuamente qué seríamos de mayor. Y yo le dije que me gustaba escribir, pero que no me veía encerrada en un despacho escribiendo 300 páginas para describir el recorrido que hace una hoja cuando cae del árbol. Dije que quizás, con mi personalidad me iba mejor Periodismo. Tengo demasiado nervio dentro, aunque muchos me digan que como soy canaria llevo el estrés de otra manera porque llevo en mi ADN una hora de retraso. ¡La procesión va por dentro, maestro!

Eso, y que hacía poco que había visto un reportaje de Informe Semanal sobre la vida de Arturo Pérez Reverte, creo que eso tuvo mucha culpa también.

A los dieciocho, empecé un curso que cambió mi forma de pensar. Una academia de informática que nos inoculó la idea de que Bill Gates era un mal amigo y compañero. Mientras que Steve Jobs era un tío humilde, genial y creativo. Yo quería ser como él y darle una patada al tal Bill Gates ése, que aunque no lo conocía ya me caía mal por imponernos un sistema operativo que nos volvía esclavos a sus productos y actualizaciones.

De aquella época guardo en la memoria algunos comandos en lenguaje Basic como "CLS" para limpiar la pantalla negra o verde, o "C/:" para hablar directamente con el disco duro sin necesidad de "interface intuitiva".  Eso, y que no hay que tenerle miedo a las nuevas tecnologías. De hecho, tengo en mi haber el raro hito de cargarme dos ordenadores por andar toqueteando en el Sistema Operativo, chascarillo éste muy repetido en reuniones familiares: "Las cosas de Yeiza: ¿Qué ordenando el ordenador, no?"... Disfruté como una enana, y me sentí mucho más libre cuando Internet facilitó la posibilidad de mandar emails. Cambié al cartero de mi calle, por Mixmail sin pena ninguna.

2001. A los veintidós, me fui a Madrid, me lo pedía el cuerpo. A comenzar un nuevo proyecto de vida y a estudiar, continuaba con la poesía a ratos y con la Informática metida en la cabeza.  Hasta que topé con las Matemáticas, la Física y el Dibujo Técnico, que hicieron de barrera natural a mi vocación  Tecnológica. 

2002. Por suerte, tuve una buena profesora de Historia, ya fallecida, llamada Pilar Navas que me decía que hiciera Periodismo. No fue la única, muchos después de ella también me lo repitieron. Tanto que a veces me preguntaba, ¿qué veían estas personas en mí para decirme eso? Pilar, no cejó en su empeño y un día me pilló en la biblioteca del Centro de Adultos donde estudiaba. Me dijo que ella y la profesora de Literatura habían estado hablando, para animarme a que escribiera un artículo sobre la Globalización para la revista CEIP de Canillejas. 

De hecho, tanto insistieron en el tema que una de las excursiones que hicimos fue al periódico El Mundo, donde una aplicada periodista-cicerone nos enseñó una redacción diáfana llena de ordenadores. Nos habló de la crisis del periodismo. Haciendo especial hincapié en que la gente no leía, que se compraba el periódico por la promociones. "Ah, y esa es la puerta del despacho de Pedro J. Ramírez". Una preciosa puerta lacada en blanco.

No vimos ni a Pedro J. porque estaba muy ocupado ni tampoco las rotativas no sé muy bien el porqué.  Hasta mis profesoras que llevaban mucha ilusión salieron desconcertadas con la excursión. Mi primera impresión de la redacción de un periódico: Crisis, falta de ingresos, pocos lectores, empresa poco rentable, y mucha prisa, demasiadas cosas que hacer para escuchar y atender a los estudiantes curiosos.

2007. Desembarco en Málaga, el punto medio entre Madrid y las Islas Canarias. Personalmente, venía con la visión muy clara. Nuevo puerto, nuevos proyectos. Me matriculé en el curso de Acceso a mayores de 25 años para entrar en Periodismo. ¿Por qué decidí por fin hacer esa carrera y no otra? Porque no todo es el dinero, ni la posición acomodada que te pueda dar una profesión que ni te gusta ni te llena aunque te de para vivir. Y menos aún, la 'supuesta buena' posición que te pueda dar ser "la mujer de". Siempre me rebelé contra eso y se lo suelo decir a mis compañeras, pues, tengo complejo de abuela: "El mayor logro de una persona está en su propia obra".

Los cuatro años de la carrera han reforzado en mí unos valores e ideas que en otro contexto fuera del de la Comunicación no se entendían. La Facultad fue para mí llegar a 'territorio amigo', no nos conocíamos de nada pero compartíamos un vocabulario común. Les entendía y me entendían, teníamos inquietudes similares. En Comunicación hasta el silencio inspira teorías, intenta explicarlos y ver qué efectos produce. ¡Esto es una "frikada", ya lo sé, pero me encanta!

Por otro lado, está el reporterismo, cosa que me también me fascina, porque siempre he sido una persona muy ecléctica y cosmopolita, con ganas de aprender y conocer gente. Escuchar su historia, el cómo lo hicieron, quienes les inspiraron. Escuchar su por qué y para qué. De alguna manera, conociéndolos a ellos, me descubro a mi misma.

Ahora mismo, siento que mi tiempo de barbecho está dejando paso a los primeros brotes, no sé qué saldrá. Practicar la paciencia y la actitud proactiva son algunos ejercicios que también estoy aprendiendo a realizar.  Dejar que la historia siga su curso. Me alegra que aparezcan esas pequeñas pistas en el camino que me hacen reflexionar y hacer balance positivo de que voy por buen camino. Y con la compañía adecuada.

Algo bueno que tienen las nuevas tecnologías es que si antes me separaba una puerta blanca y cerrada hacia mi vocación, ahora es una @ (arroba). No, no le voy a enviar un tweet a Pedro J. mandándole mi Curriculum Vitae, solo voy a continuar escribiendo.

Buenas tardes

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...