FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

31 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: La hija del pescador

En la playa hay una niña mirando el mirar, observando cómo se mueven las olas, pero ellas le enseñaron dos palabras: flujo y reflujo. Marea alta y marea baja.

En la playa hay una niña escuchando al viento.  Éste le cuenta historias que no entiende. Historias de gente muerta que no conoce. Gente que por seguir a capitanes de barcos borrachos, libraron batallas en el mar en nombre de la guerra. El viento le explica que las luchas en alta mar solo dejan muertos en la orilla. Capitanes de barcos borrachos de "yo"  que quieren ser "Yo al cubo" porque no les interesa lo más mínimo el "nos". 

Capitanes, que para poder crecer necesitan sangre fresca. Y buscan tripulación ofreciéndoles tesoros. Tesoros enterrados en tierra lejanas. Esos capitanes, preguntan a los que desean ser mordidos y si aceptan quedan reclutados. Él los deja secos por dentro. Deshidratados, sin luz. Tripulación de zombis ésta cada vez más numerosa, porque él vende que eso es "guay".

En la playa hay una niña, que escucha las penas de la arena. Ésta le cuenta que está muy triste porque a su orilla los días de tormenta solo llegan muertos. La arena entiende que si en vez de seguir a capitanes borrachos hubiesen intentando conquistar tierras prometidas tenían que haber aprendido primero a jugar. Entonces estarían vivos con sus familias.

La arena sigue contando penas porque los niños y los muertos cavan y construyen. Ambos, cavan tumbas que las olas borran. Ambos construyen palacios que las olas derriban. Todos, niños y muertos se tuestan a la luz del sol. Todos, niños y muertos. Luces y sombras en su orilla.

En la playa hay una niña que buscó el mar porque escuchó el relato de la Tierra. Ésta le contó que allí también se celebraron batallas dentro y fuera. Luces y sombras, que los niños y los muertos riegan de  sus entrañas. La Tierra es consciente de que está intoxicada. La tierra es consciente de que los árboles dan de comer frutos envenenados. 

La Intoxicada se siente tan culpable, que en ocasiones para no seguir, convierte los jardines en desiertos. Ella quería ser suelo para los vivos, no tumba para los muertos. La Intoxicada dice que la delicada lluvia no es suficiente para limpiar la sangre de los muertos. La Intoxicada advierte que los niños no juegan con barro limpio para sembrar, sino con barro sucio para construir ladrillos. En todos los países hay tumbas construidas por esclavos.

En la playa hay una niña escuchando las voces, leyendo libros, tomando notas. Los entiende a todos, pero es consciente de que ella solamente era la hija de un pescador que aprendió a leer. El pescador lector, que se trasformó en encofrador. Para no olvidar el oficio de construir arcas y así meter a las gentes del mundo.

La niña era hija de un pescador-encofrador que aprendió de él que iba al mar a buscar peces para comer, pero que los peces se mezclaban con los restos de los seguidores de las vanas fantasías y ociosas imaginaciones. 

La hija del pescador-encofrador escuchó sus historias desde pequeña y acostumbró el oído. La hija del pescador-encofrador aprendió a leer los libros más gordos. La hija del pescador-encofrador aprendió a escribir consultando diferentes diccionarios. La hija del pescador-encofrador aprendió que un arca no es suficiente y que todos son dignos de ser salvados. Que si se dan oportunidades al que desea  transformar el carbón en diamante. Si desea realmente aprender, de su corazón surgirá el alquimista.

La hija del pescador-encofrador aprendió que hacen falta traductores que sepan entender a aquellos que desean ser sanados, que desean revivir. La hija del pescador-encofrador aprendió que la Tierra es el arca perfecta, si se cuida de ella. 

La 'hija de', la 'mujer de' es consciente de que hacen falta traductores para pedir tiempo a los picapedreros. Para que se escriba en piedra los efectos de los buenas prácticas, para que los niños del futuro puedan ser felices en el Paraíso que se les prometió.

La mujer sentada en la playa ha aprendido a decir que para haya que un mundo en paz: "Déjenla vivir en Paz, y que no quiere morir en paz. No borréis la memoria". Al decir eso, el Cielo la escuchó, abrió el grifo de las nubes y empezó a llover.

Buenos días





29 oct. 2012

Minirrelato: La cocinera

Allí estaba de nuevo, en la cocina. Otra de tantas, sabía cuando entró que podía estar allí, porque después de veintiún años saltando de cocina en cocina. Ya sabía jugar a la oca. Había aprendido que cerca de la comida no se pasa hambre, que cerca de los fuegos no se pasa frío. Que cuando los demás están en la playa tomándose un helado, ella sabía rebuscar en la cámara de los congelados dando gracias por estar tan fresquita. Como buena deportista, ya sabía que cuando los demás pagan un gimnasio para adelgazar, la cocina por el esfuerzo invertido le regalaba un tipazo. 

Cuando entró en la cocina, ya sabía que para ser eficaz hay que entrar a mil revoluciones, con las mil alarmas activadas para que las urgencias no colapsen el servicio. Cuando entró en la cocina, sabía que hay que saber de todo:

  • Psicología: Para interpretar el humor del cliente cuando te dice irónicamente eso de: "Esto está más 'salao' que los perros".
  • Protocolo: El estricto orden de llegada, se cambia por las emergencias, la comida para llevar, o las 'UVI's'- entiéndase bocadillo que se le olvida al camarero y tiene que estar para 'ayer'. 
  • Traducción: Cebolla 'a la plancha' o 'caramelizada'. 
  • Saber estar: Que cuando te digan: "Una ración de espada sin escurría" No te dé la risa, mires al cliente con respeto y escribas: "Una ración de pez espada con ensalada de pimientos sin mucho aliño".
  • Tener 'don de gentes': Es tratar de don o doña al prójimo, dar las gracias y por favor.
  • Grafología: ¡A ver quién entiende una comanda escrita a mano y con mucha bulla!
  • Dinamización de equipo: Vamos a ver chatos, el cliente no se sabe la carta, tienes que conocerla tú. Conocer los ingredientes que lleva un producto para que puedas orientarle. Y a mí, no me vuelvas loca con recetas improvisadas. Además, estructura la comanda al tomar nota,  para que facilites el trabajo de cocina. No mezcles la bebida con la comida. Somos la tripulación de un barco, no hay bandos. Y además, somos los más guapos.
  • Humildad: Aprender a escuchar y aceptar las críticas de manera constructiva te hacen mejor profesional. 
  • Gestión de crisis............... Ella ya sabía que había que saberlo todo y no saber de nada para poder ser eficaz en el momento oportuno. 

28 oct. 2012

Minirrelato: El 'pichabrava'

Durante una reunión familiar, aprovechando que el padre estaba relajado, sus hijos e hijas empezaron a preguntarle sobre sus abuelos. Ya que cronológicamente coincidía con algunas de las guerras. Éste responde que al padre de su padre lo mataron durante la misma. Al escuchar esto, una de sus hijas le preguntó: 
- Padre, ¿y nuestra familia de qué bando era?
El hombre la observa, cambia el tono y empieza a reírse:
- Pues, mira. Mi abuelo era un hombre con el corazón muy grande. Tan grande, que en él cabían varias mujeres. Así que iba que dejando descendencia siempre que le dejaban. Hasta que una de estas familias intentó pararle los pies y lo obligó a casarse. Pero, como no quiso, se vino un tal Adán desde otra isla para matarlo. Y acabó con él a los pies del 'árbol bonito'. El que está junto a la carretera. 
- Ah, entonces, ¿me estás diciendo que a mi bisabuelo lo mataron, por 'pichabrava'?
- Oh, mi hija, es que él se sentía un mensajero del amor. 

27 oct. 2012

Minirrelato: El 'síndrome del oso hormiguero'

Esto es un señor que llega a la consulta del médico y le pregunta:

- Buenos días señor médico, que vengo a pedirle su opinión sobre la crisis. ¿Por qué cree usted que no se soluciona esto ya?
- Porque faltan recursos humanos, hay demasiados 'osos hormigueros'.
- Pero, ¿qué dice éste? ¿Osos hormigueros? ¿Y eso, por qué? Explíquese bien, hombre.
- Sí, el 'Síndrome del oso hormiguero' lo padecen el conjunto de personas que solo quieren ejercer de 'asesores'. Esta especie tiene la 'lengua muy larga' y las manos 'muy cortas'. 
Estos individuos son fáciles de reconocer, porque son los que te dan la 'charla', de cómo se coge un martillo para picar piedra, mientras sus manos se han quedado 'atrofiadas' de no usarlas.

Minirrelato: Los finalistas

Por fin había pasado todas las etapas, filtros, exámenes, había llegado al final. No era la mejor pero era finalista. Allí estaba junto a los miembros del jurado esperando que le colocaran su banda. Delante de ella había muchos compañeros, y muy buenos. Mientras esperaba observaba y escuchaba la respuesta que los demás participantes daban al miembro del jurado:

- Enhorabuena, gracias por participar. Has llegado hasta aquí y eso dice mucho de ti. Si pudieras elegir un regalo o recompensa a la vida por el esfuerzo que has hecho, ¿qué pedirías? Las respuestas eran variopintas, y todas muy respetables: salud, dinero, fama, amor, reconocimiento público, poder, aventuras... 

Cuando le tocó a ella, respondió con el silencio. Le metieron prisa. ¡Vamos, habla ahora o calla para siempre.  Que se te acaban tus quince minutos de gloria! Ella miró al suelo, tenía miedo, pero no quería que se le notara. Respiró hondo y recordó un consejo para hablar en público que había leído en un libro de Dale Carnegie: "Imagina un triángulo dibujado entre las cejas de tu interlocutor, y centra ahí tu atención. Luego, empieza tu discurso". 

Así lo hizo, tomó fuerzas desde el interior de su ser. Parecía que iba a soltar un gran discurso, pero solo pronunció una palabra. Al salir de su boca, esa palabra resonó de tal manera en la sala. Que al escucharla, el murmullo que había entre el público, se calló. Todos los ojos se centraron en la persona que acababa de pronunciarla. Lo hizo de manera tan natural, que parecía magia tan solo por el efecto causado. 

El miembro del jurado, la miró un instante, cogió esa palabra en el aire. Y como si esta fuera una manzana caída del árbol se la llevó a la boca, mordiéndola, saboreándola con delectación. Una vez que la probó, le supo a poco, no se conformó con un bocado y se comió la manzana entera. Después, de un instante el buen señor volvió a la realidad y repitió la palabra muy despacio: RES-PE-TO 

26 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: La lluvia, los niños y la ventaja de ir en autobús.

Estos días llueve en Málaga, y como decía la canción infantil: "El patio de mi casa es particular, pero cuando llueve se moja igual que los demás".

Hace meses que no tengo coche, el que me compré hace dos años por recomendación de mi mecánico de cabecera pasaba más tiempo en su taller que en mi casa. Y como el 'novio' me estaba saliendo muy caro decidí que era mejor mandarlo al desguace. Me despedí de él dándole las gracias por los servicios prestados. Y porque había aguantado hasta que terminé los exámenes de la carrera, no le pedía más.   Pero que entendiera que nuestra relación era utilitaria y quedaba rescindido el contrato. Por supuesto, el mecánico ya me tenía el sustituto preparado, pero le dije que no. Pasaba de recomendaciones,  que las cosas se están poniendo muy complejas y hay que priorizar. Separar lo importante de lo accesorio.

Desde que no tengo coche voy a otro ritmo. El autobús me ha dado la oportunidad de respirar. ¿Respirar? Sí. Ya sé que respiro todos los días, de manera automática, ya lo sé. Sino fuera así,  en vez de reflexiones estaríais todos leyendo un obituario en la sección de necrológicas: 

"A todos mis hijos, hermanos, sobrinos, primos, amigos y demás familia.... Aquí 'la' Yeiza retransmitiendo desde el Más Allá para todos aquellos que quieran sintonizar este canal".

Bueno, la pérdida del coche quien más la ha lamentado ha sido mi niño que como ve que en otras casas hay tres coches aparcados en la puerta, se mosquea ante esa aparente desigualdad de recursos y se ha puesto a ahorrar para comprarme un Ferrari. Esto ha despertado en mí un abanico de reacciones:

1. Vamos a ver niño. Fíjate que en esa casa hay tres coches aparcados, pero que están sucios porque llevan mucho tiempo parados. La ITV está caducada y la gasolina está muy cara. 

2. Cuando se va en coche no se pueden contar cuentos, porque te saltas el semáforo en rojo, el guardia te regaña y te quitan puntos del carnet.

3. Cuando se va en coche no se pueden quitar las manos del volante para coger la tuya, para jugar al tres en raya o hacer lucha de pulgares. 

4. Además, el autobús es una Limusina que con tu primer carnet/tarjeta tienes por un módico precio a Málaga a tus pies. Que el tiempo que antes usábamos para aparcar, lo gastamos ahora bajándonos dos paradas antes y vamos paseando. Leemos todos los carteles que nos vamos encontrando, nos paramos a ver el agua de las fuentes.  A tí te da tiempo de hacerme preguntas:

- ¿Nos vamos a morir? ¿En el Cielo hay casas? ¿La casa de Dios está en el cielo, en la Iglesia o en el corazón? ¿Quién es la Marquesa de Larios y Larios? ¿Es vieja, está muerta? ¿Por qué ese hombre grita tanto? ¿Por qué hay tanta Policía en La Alameda? ¿Qué comen las palomas? ¿Por qué éste puente es alemán? ¿Por qué tiene candados enganchados? ¿Por qué la gente se besa en los parques? ¿Por qué cuando llueve no me dejas pisar los charcos?........

 Y a mí me da tiempo de responder:  Porque los charcos son los espejos que crea la lluvia para que te veas más guapo. 

Buenos días. 


Minirrelato: Historias de gatos (VIII): La Ciudad de las Palabras

Había una vez un gato negro que pasaba el tiempo mirando una cascada, viendo el agua caer. Mientras la observaba a veces cambiaba las impresiones de su rostro. A ratos triste, a ratos alegre. Un día pasó por allí otro gato de color marrón y le preguntó por qué tenía esas reacciones al mirar la cascada.

- Miro al agua caer para que el movimiento recupere la memoria perdida.
- Y eso, ¿ por qué?
- Por que ésta, ya es mi tercera vida.

El otro gato marrón pensó: ¡Ah, vale que estás de duelo! Pues, si es así, camina hacia delante. Olvida, haz borrón y cuenta nueva. Mira la vida con ojos de niño. Inicia un nuevo calendario. Año cero de tu tercera vida. ¡Libérate!

El gato negro mira a los ojos a su compañero y le responde casi enojado:
- ¿Pero qué dices, chaval? ¡Eso es una irresponsabilidad! Necesito la memoria para aprender de los errores, para enterrar a los muertos con dignidad. Para aprovechar lo aprovechable y reciclar lo que no valga. Para recopilar la información necesaria, y con esa experiencia poder dibujar un mapa y seguir mi viaje.
- ¿Un viaje? ¿Es que te vas? Te has hartado de todo esto, ¿no? ¡Qué bien, así me gusta que seas positivo!
- Gracias, pero no me voy a ningún lado.
El gato marrón, extrañado ante la contradicción le pregunta: ¿Pero, no dices que te estás preparando para un viaje?
- Sí, pero no es un viaje de evasión ni de huída. Simplemente quiero alcanzar la siguiente etapa siendo consciente de dónde vengo, quién fui, quién soy, y por qué voy. Al lugar a donde me dirijo, no puedo ir con las manos vacías.
- No sé si te entiendo muy bien, pero con ese equipaje y ése mapa ¿a dónde te vas?
- Me voy a la Ciudad donde nacen las Palabras.


25 oct. 2012

Minirrelato: Historias de gatos (VII): El gato submarinista

En el muelle había una escalera que se perdía en el mar. Las pequeñas olas acariciaban la piedra. Todos los días un gato se sentaba a mirar los peces. Éstos se escondían bajo los barcos, se paseaban sin miedo en la superficie. Se habían acostumbrado a ser mirados, estaban grandes y gordos de comerse el pan que les echaban los transeúntes.

El gato miraba el agua, pero no le importaban los peces, quería bajar al fondo. Saber qué había debajo, pero le daba miedo el agua, no sabía nadar. Alguna vez pensó que quizás si se dejaba caer encima de algún pez gordo, no se ahogaría y aprendería a nadar. Pero, pronto se quitó esta idea de la cabeza porque él no se sentía un gato surfero, cabalgando sobre las olas. Se sentía más bien un gato submarinista. 

- Pero, claro, para eso había que solucionar dos problemas: primero quitarse el miedo al agua y segundo aprender a sumergirse.

Así que decidió meter primero una pata, luego la otra, agarrado de los escalones y sin separarse mucho. Un transeúnte que pasaba lo observó y pensó: 

- Pero, ¿qué hace ese gato? ¡Está loco! 

El transeúnte corre y le pregunta al gato porqué tenía ese comportamiento tan extraño. Después de escuchar sus razones, le dice:

-  Si quieres conocer, ¿por qué no te subes al árbol más alto, o la montaña más alta?
-  Por que allí, solo van los que quieren conquistar la cima y dejar su bandera.
- Si quieres descubrir tesoros, ¿porqué no buscas en una mina?
- Porque no me gusta cavar tumbas y expoliar tesoros. Solo quiero sumergirme y mirar. Estoy aprendiendo, ¡mira como bajo y subo!

El transeúnte lo mira en silencio y le contesta: 

- Está bien, vete. Pero no te olvides de salir a respirar. 


24 oct. 2012

Minirreflexiones: 'Comío' de casa

Ayer escuché en la radio que Pedro Ruíz salía reflexionado de casa... Éste es mi desayuno:

#Isladesierta. A la pregunta de: ¿Qué te llevarías a una isla desierta? Respuesta: Muchos libros, los periódicos del día anterior, una radio y un cuaderno en blanco. 

#LaMujerPoliédrica: A la pregunta de: ¿Qué clase de madre eres? Respuesta: Las madres pueden tener muchas facetas. Quiero mostrar a mi hijo que su madre estudia, que su madre trabaja, que su madre lee, que su madre escribe, que su madre saca fotos, que su madre habla con mucha gente sin miedo y sin prejuicios. Que cuando se cambia de dirección o de trayecto, no se sienta perdido, sino explorador de caminos nuevos. Que desarrolle un espíritu aventurero.

#PeriodismodeCiudad: A la pregunta de: ¿Por qué los grandes medios de comunicación cubren todos a la vez el caso Pantoja y se olvidan de los pequeños barrios? Respuesta: Por eso, porque son grandes. Un elefante no callejea bien.  A la pregunta de: ¿Los periodistas sois perros guardianes? Respuesta: Pues mire usted, no concibo el mundo como una perrera. 

#Recomienda: A la pregunta de: ¿Qué libro estás leyendo ahora? Respuesta: El arte de amar de Erich Fromm.


23 oct. 2012

Minirreflexión: Poesías por encargo

Hace dos años, en un viaje de cuatro días a Sevilla, conocí a un músico percusionista llamado Shangó, que al enterarse de que me gustaba escribir me dijo que preparara alguna poesía sobre el sonido del bongó. Le contesté halagada dándole las gracias, pero que no sabría qué decir al respecto. El sonrió  en silencio se tocó el corazón y comenzó a tamborilear algunas notas con los dedos. 

Le dije que sí, que aceptaba el reto, que tenía las letras un poco oxidadas pero que me vendría bien el encargo. Aunque en el fondo, pensé eso de: "¡Y qué carajo escribo sobre el sonido del bongó!".  Hoy dos años después creo que puedo contestar a la petición de aquel músico...

Somos nómadas que hemos dejado de buscar.
Somos nómadas sin patria, sin acento, somos hojas al viento.
Somos nómadas silenciosos en el ruido, ruidosos en el silencio.
Somos hijos de la Tierra que nadan a contracorriente. 
Somos nómadas sin patria, sin acento, somos hojas al viento.
Somos nómadas que siembran, riegan y ruegan.
Somos nómadas con la cara quemada por el sol. 
Somos nómadas con las manos cortadas por los cristales de arena.
Somos nómadas creativos en un mundo que se transforma.
Somos nómadas en la gran Aldea.
Somos nómadas con ojos nuevos, con una piel nueva.
Somos los hijos de la Tierra que nadan a contracorriente.
Somos nómadas sin patria, sin acento, somos hojas al viento.
Somos nómadas de alma albina, y mirada transparente.
Somos los hijos de la Tierra que nadan a contracorriente.
Somos nómadas que siembran, riegan y ruegan.
Somos los nómadas de las mil lenguas, de los veinte mil dialectos, pero que dominamos el idioma del viento.
Somos nómadas que hemos dejado de buscar.

22 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: La puerta de Pedro J. Ramírez

Me encanta escuchar, cuando el orador es bueno, me voy de la mano e inicio el viaje. El trayecto se me hace corto. Uf, ¿dos horas nada más? El tiempo cuando es productivo pasa volando, incluso ves pasar tu vida en un flash.  Empiezas a recordar aquellas partes de ti mismo que tenías olvidadas, casi como un reencuentro. Hoy encontré el espejo que me ayudó a recuperar la memoria. Me explico. 

Recordé a aquella Yeiza que tenía diez años y escuchó en la radio una entrevista que marcó un antes y un después. No recuerdo quién era el entrevistado, pero sí que comentaba que el principal problema de la humanidad era la "Comunicación". Esa palabra me enamoró y siempre que podía la repetía. Aunque mi hermana siempre me decía que yo era una "pedante" (no es la única que me lo dice, es que me gusta hablar bonito, oiga)

Hace ya la friolera de veinte años que escribí mi primer poema. No le dí importancia y se traspapeló. Aún lo conservo porque mi padre lo recogió de la basura y me dijo que no dejara de escribir. Él con todos sus defectos y virtudes siempre me animó a coger la pluma. De hecho, solía escribirme en la primera hoja de mis libros de lectura: "Haz que tu luz brille". Tenía catorce años.

A los quince, durante una conversación con mi hermana haciendo planes de futuro nos preguntamos mutuamente qué seríamos de mayor. Y yo le dije que me gustaba escribir, pero que no me veía encerrada en un despacho escribiendo 300 páginas para describir el recorrido que hace una hoja cuando cae del árbol. Dije que quizás, con mi personalidad me iba mejor Periodismo. Tengo demasiado nervio dentro, aunque muchos me digan que como soy canaria llevo el estrés de otra manera porque llevo en mi ADN una hora de retraso. ¡La procesión va por dentro, maestro!

Eso, y que hacía poco que había visto un reportaje de Informe Semanal sobre la vida de Arturo Pérez Reverte, creo que eso tuvo mucha culpa también.

A los dieciocho, empecé un curso que cambió mi forma de pensar. Una academia de informática que nos inoculó la idea de que Bill Gates era un mal amigo y compañero. Mientras que Steve Jobs era un tío humilde, genial y creativo. Yo quería ser como él y darle una patada al tal Bill Gates ése, que aunque no lo conocía ya me caía mal por imponernos un sistema operativo que nos volvía esclavos a sus productos y actualizaciones.

De aquella época guardo en la memoria algunos comandos en lenguaje Basic como "CLS" para limpiar la pantalla negra o verde, o "C/:" para hablar directamente con el disco duro sin necesidad de "interface intuitiva".  Eso, y que no hay que tenerle miedo a las nuevas tecnologías. De hecho, tengo en mi haber el raro hito de cargarme dos ordenadores por andar toqueteando en el Sistema Operativo, chascarillo éste muy repetido en reuniones familiares: "Las cosas de Yeiza: ¿Qué ordenando el ordenador, no?"... Disfruté como una enana, y me sentí mucho más libre cuando Internet facilitó la posibilidad de mandar emails. Cambié al cartero de mi calle, por Mixmail sin pena ninguna.

2001. A los veintidós, me fui a Madrid, me lo pedía el cuerpo. A comenzar un nuevo proyecto de vida y a estudiar, continuaba con la poesía a ratos y con la Informática metida en la cabeza.  Hasta que topé con las Matemáticas, la Física y el Dibujo Técnico, que hicieron de barrera natural a mi vocación  Tecnológica. 

2002. Por suerte, tuve una buena profesora de Historia, ya fallecida, llamada Pilar Navas que me decía que hiciera Periodismo. No fue la única, muchos después de ella también me lo repitieron. Tanto que a veces me preguntaba, ¿qué veían estas personas en mí para decirme eso? Pilar, no cejó en su empeño y un día me pilló en la biblioteca del Centro de Adultos donde estudiaba. Me dijo que ella y la profesora de Literatura habían estado hablando, para animarme a que escribiera un artículo sobre la Globalización para la revista CEIP de Canillejas. 

De hecho, tanto insistieron en el tema que una de las excursiones que hicimos fue al periódico El Mundo, donde una aplicada periodista-cicerone nos enseñó una redacción diáfana llena de ordenadores. Nos habló de la crisis del periodismo. Haciendo especial hincapié en que la gente no leía, que se compraba el periódico por la promociones. "Ah, y esa es la puerta del despacho de Pedro J. Ramírez". Una preciosa puerta lacada en blanco.

No vimos ni a Pedro J. porque estaba muy ocupado ni tampoco las rotativas no sé muy bien el porqué.  Hasta mis profesoras que llevaban mucha ilusión salieron desconcertadas con la excursión. Mi primera impresión de la redacción de un periódico: Crisis, falta de ingresos, pocos lectores, empresa poco rentable, y mucha prisa, demasiadas cosas que hacer para escuchar y atender a los estudiantes curiosos.

2007. Desembarco en Málaga, el punto medio entre Madrid y las Islas Canarias. Personalmente, venía con la visión muy clara. Nuevo puerto, nuevos proyectos. Me matriculé en el curso de Acceso a mayores de 25 años para entrar en Periodismo. ¿Por qué decidí por fin hacer esa carrera y no otra? Porque no todo es el dinero, ni la posición acomodada que te pueda dar una profesión que ni te gusta ni te llena aunque te de para vivir. Y menos aún, la 'supuesta buena' posición que te pueda dar ser "la mujer de". Siempre me rebelé contra eso y se lo suelo decir a mis compañeras, pues, tengo complejo de abuela: "El mayor logro de una persona está en su propia obra".

Los cuatro años de la carrera han reforzado en mí unos valores e ideas que en otro contexto fuera del de la Comunicación no se entendían. La Facultad fue para mí llegar a 'territorio amigo', no nos conocíamos de nada pero compartíamos un vocabulario común. Les entendía y me entendían, teníamos inquietudes similares. En Comunicación hasta el silencio inspira teorías, intenta explicarlos y ver qué efectos produce. ¡Esto es una "frikada", ya lo sé, pero me encanta!

Por otro lado, está el reporterismo, cosa que me también me fascina, porque siempre he sido una persona muy ecléctica y cosmopolita, con ganas de aprender y conocer gente. Escuchar su historia, el cómo lo hicieron, quienes les inspiraron. Escuchar su por qué y para qué. De alguna manera, conociéndolos a ellos, me descubro a mi misma.

Ahora mismo, siento que mi tiempo de barbecho está dejando paso a los primeros brotes, no sé qué saldrá. Practicar la paciencia y la actitud proactiva son algunos ejercicios que también estoy aprendiendo a realizar.  Dejar que la historia siga su curso. Me alegra que aparezcan esas pequeñas pistas en el camino que me hacen reflexionar y hacer balance positivo de que voy por buen camino. Y con la compañía adecuada.

Algo bueno que tienen las nuevas tecnologías es que si antes me separaba una puerta blanca y cerrada hacia mi vocación, ahora es una @ (arroba). No, no le voy a enviar un tweet a Pedro J. mandándole mi Curriculum Vitae, solo voy a continuar escribiendo.

Buenas tardes

Minirreflexión: La vieja Underwood y los chorizos

Los dedos sobre el teclado, durante un instante los dejo libres que acaricien las letras y que busquen a ciegas. Los dedos tienen memoria, aún recuerdan a la gallega Sor Gerarda, y los dos años que pasaron con el babero azul, según el método de McGraw-Hill, tecleando en la pesada Underwood "asdfghjklñ asdfghjklñ". Mientras ella marcaba el ritmo con un lápiz toda la clase tecleaba al mismo tiempo... Ahora, en la radio suena el programa "El boulevard del jazz" de Javier Domínguez en RAI, mientras recitan un poema en portugués con nombre de mujer. 

Las redes sociales palpitan ofreciendo las portadas de los periódicos y los análisis del resultado de las elecciones gallegas y vascas. Se habla del sadomasoquismo pepero, de un Rajoy flagelante, de un Rubalcaba que juega al escondite inglés, porque no sabe que ahora se juega a la alemana. 

En España, mire usted, somos ingeniosos hasta para votar. Aquí ya no se vota en blanco, sino que se meten lonchas de chorizo en el sobre electoral. No se pierde el sentido del humor ni en noches de vigilia. Aquí andamos velando al muerto, y los chistes de madrugada son necesarios para hacer la estancia menos penosa.

"asdfghjklñ, asdfghklñ.... abcdefghijklmnñopqrstuvxyz"

18 oct. 2012

#Sociedad: Campaña de recogida de alimentos. Ángeles Malagueños

Los voluntarios. Foto:YSH

La ONG Ángeles Malagueños de la Noche, asociación de ayuda al necesitado,  comenzará pronto la campaña navideña de recogida de alimentos. En unos días iniciará la ruta por los colegios de la provincia o colocando cestas en los centros comerciales.

Esta Asociación no pide dinero, solo alimentos de primera necesidad, pero si alguien desea realizar una donación puede hacerlo dirigiéndose al supermercado "PREBA" situado en la calle Fernán González, nº4. Teléfono 952.21.68.41. El importe de esa donación se canjeará por un vale por el que la asociación adquiere los productos necesarios para la comida del día. 

Actualmente, la asociación cuenta con 100 voluntarios para atender la cifra de "950 a 1.100" personas diarias, ya que ofrecen: desayuno, almuerzo, merienda y cena. La asociación se mantiene con "donaciones anónimas, no estamos subvencionados. Esa independencia nos permite ayudar a todos sin restringirnos a una persona con unas características específicas" explica Emilio Gómez, secretario de la Asociación.

¿Quieres saber más sobre esta asociación benéfica?  Sigue leyendo...


16 oct. 2012

Instantáneas: En el circo

Circo Berlín. Foto:YSH



"Si te gusta lo que ves. Recomienda este circo, díselo a tus familiares y amigos. Porque es más efectiva una palabra tuya que mil carteles nuestros pegados en las paredes".


14 oct. 2012

La sombrilla: En el jardín de los filósofos buscando a María Zambrano. Entrevista Ficción



Cuando llegué a Málaga hace más de diez años. Me agradó ver que la estación de trenes tuviera el nombre de María Zambrano. No sabía quién era ella, pero pensé para mis adentros: "Me gusta que esta ciudad no esconda a sus mujeres". En la biblioteca, en cursos de verano y ahora en la distancia que ofrece el recuerdo me he topado muchas veces con su presencia. Con el tiempo se ha convertido para mi en una autora de cabecera, suelo nombrarla y recomendarla.

María mujer que vivió el exilio como la puerta hacia la soledad creativa. María la intelectual que habló de método científico y poesía. María que vivió en la clase alta de los intelectuales que pasaron hambre y frío en países lejanos.  Escribiendo pequeños artículos para comer, o escribiendo a concursos para llegar a un fin de mes que se volvía infinito. 

En su boca conceptos como genio creador, el origen de la palabra, maridaje entre filosofía y poesía encontró en ella su receptáculo natural. La palabra es vehículo de comunicación y María era arquitecto y constructora de ideas y pensamiento, tal y como explica Fernando Ortega en los numerosos prólogos que hace de la biografía de Zambrano.

A los muertos ya no se les puede entrevistar, así que solo podemos iniciar un falso diálogo con ellos a través de sus obras. Preguntarle a los libros y entre sus páginas intentar encontrar el hilo del discurso de esa conversación imposible. La entrevista que no es:

Pregunta: Nos encontramos en un momento difícil, las antiguas estructuras se derrumban. Los iconos de nuestra cultura se desmoronan, poco a poco las referencias se desvanecen. ¿Qué opina al respecto?

María Zambrano: "La crisis muestra las entrañas de la vida humana, el desamparo del hombre que se ha quedado sin asidero, sin punto de referencia de una vida que no fluye hacia meta alguna... En medio de tanta desdicha, los que vivimos en crisis tengamos, tal vez, el privilegio de poder ver más claramente". (3)

P.  Se habla del fin del mundo conocido, del fin de la búsqueda de las Utopías.
María Zambrano: "El lugar donde la esperanza se ha refugiado de manera más confiada es en la Utopía. La historia de las Utopías, las alternativas de su vida y evolución, de su nacimiento y eclipse, es la historia más verídica de nuestra cultura de occidente, de la <<vieja Europa>>. Hay grupos de utopías, familias cuyo linaje no se ha recorrido aún." (3)

P. ¿Qué ha significado el exilio para usted y cómo lo vivió? 
María Zambrano: "El exilio ha sido como mi patria, o como una dimensión de una patria desconocida, pero que, una vez que se conoce es irrenunciable. [...] El exilio es una dimensión esencial de la vida humana, pero al decirlo me quemo los labios, porque yo querría que no volviese a ver más exiliados, (...) que no se conociera el exilio."

"Fui alguien que se quedó para siempre fuera y en vilo. Alguien que se quedó en un lugar donde nadie le pide ni le llama. Ser exiliado es ser devorado por la historia. Y su lugar es el desierto. Para no perderse, enajenarse, en el desierto hay que encerrar dentro de sí el desierto. Hay que adentrar, interiorizar el desierto en el alma, en la mente, en los sentidos mismos, aguzando el oído en detrimento de la vista para evitar los espejismos y escuchar las voces."(4) 

P. En una de las cartas enviadas a su amiga Reyna le hablaba de la necesidad de compartir las ideas.
María Zambrano: "En el pensamiento se me cabalgaban las ideas y pensaba: si yo no digo esto ¿quién lo dirá? Hay que decirlo aunque sea en soledad, para que no se queden sin nacer"

P. En su obra describe el interior del poeta y su razón, ¿qué nos puede decir?
María Zambrano: "De la razón poética es muy difícil hablar. Es como si quisiera morir y nacer a un tiempo; ser y no ser, silencio y palabra, sin caer en el martirio ni en el delirio que se apodera del insomnio, que no puede dormirse, solamente porque anda a solas. ¿Lo llamaríamos desamparo? Tal vez. Terror de perderse en la luz más aún que perderse en la oscuridad."  Sobre "El poeta se basta con hacer poesía, para existir; es la forma más pura de realización de la existencia humana". "Asombrado y disperso es el corazón del poeta. De no tener vuelo el poeta, no habría poesía, no habría palabra. Toda palabra es una liberación para quien la dice. Quien habla aunque sea de las apariencias, no es del todo esclavo." 

Hasta aquí llega la entrevista porque las respuestas y la voz de María están en todos esos libros que aún no he leído.


María Zambrano (1904-1991).  Ensayista y filósofa española. Discípula de J. Ortega y Gasset, Zubiri y Manuel García Morente, fue una de las figuras capitales del pensamiento español del siglo XX. Profesora en la Universidad Complutense de Madrid, se exilió al término de la Guerra Civil y ejerció su magisterio en universidades de Cuba, México y Puerto Rico. Tras residir en Francia y Suiza, regresó a España en 1984. Fue galardonada con el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (1981), y el Cervantes (1988).

Su pensamiento, vinculado a las corrientes vitalistas del siglo XX, giró en torno a la búsqueda de principios morales y formas de conducta que fueran aplicables a los problemas cotidianos. Su preocupación mística, la forma de abordar los conflictos éticos, y el estudio de la interrelación entre realidad y verdad, reclamaban la necesidad de un profundo diálogo entre el ser y su entorno.

Bibliografía:

(1) ORTEGA MUÑOZ, Juan Fernando. María Zambrano. Breve antología. Ed. Proyecto Sur. Junta de Andalucía. 2004
(2) ORTEGA MUÑOZ, Juan Fernando. María Zambrano. Ed. Arguval. Málaga. 2006
(3) ORTEGA MUÑOZ, Juan Fernando. Breve Antología María Zambrano, su vida y obra. Cuadernos de Puerta Nueva. Serie Arte y Pensamiento. Junta de Andalucía.1992

Enlaces de interés

* Centro Virtual Cervantes: http://cvc.cervantes.es/actcult/zambrano/

11 oct. 2012

Instantáneas: Soldados y cañas

La Farola al amanecer (Málaga)
¿Quién dijo que a los gatos no les gusta el agua? Esta mañana había un hermoso gato negro recostado en la arena a los pies de la Farola, junto al espigón que separa la playa de la Malagueta y el puerto. Le quise sacar unas fotos, pero me dijo eso de: "Fotos no, gracias" y se escapó entre las rocas. 

Como resultado del atracón de lluvia que tuvimos hace poco, la tierra ha vomitado en la costa aquello que le sobraba. La imagen de estos días son las toneladas de cañas que transformaron la playa en un lozadal. Hoy apenas quedan algunos restos. 

Cañas, revueltas con limones o naranjas son las prendas que tomó el agua como recibo de su paso por esos pagos. Parecían los restos de un naufragio, solo que la tempestad fue en la tierra. Normalmente, las cañas flotan tumbadas, en posición horizontal,  pero me sorprendió mucho ver que algunas flotaban de pie, como recordando que hace unos días tenían las raíces hundidas en la tierra. Resistiendo, como soldados rebeldes, incluso después de ser arrancadas de raíz.

10 oct. 2012

Minirreflexiones: La sabiduría del perro viejo

Todos los días aprendo algo... A la cafetería suele venir un proveedor que nos trae el embutido. En dos años que llevo trabajando suele venir casi todos los días. En esos dos años le he escuchado muchas veces la frase: "Yeiza, soy perro viejo. Y más sabe el diablo por viejo que por diablo". 

Además de la cuña publicitaria el hombre aprovecha y cuenta alguna batallita:  que si sus niños ya son hombres, que si la vida es muy difícil, que si no hay que fiarse de nadie, que si las mujeres han avanzado mucho, pero no han aprendido a dialogar. Todo esto sin dejarme meter baza, porque claro, cuando se pone en plan divulgativo cualquiera dice algo.

En fin, que llevamos tiempo quejándonos de que la calidad de sus productos ha empeorado, pero él ni se inmuta. Así, que buscando materia prima a mejores precios. Poco a poco, sus ventas han bajado tanto que hoy viene y nos pregunta si hay algún problema con él. 

Pues, la verdad es que si supiera escuchar le diría que: En estos momentos no se puede ser mediocre, hay que ofrecer la mejor calidad a precios competitivos. El paladar de la clientela no entiende de subidas del IVA. El cliente que se gasta lo poco que tiene en un bocadillo espera que el jamón no le sepa a crisis.

Conclusión: La vejez, o la experiencia acumulada, no tiene nada que ver con la sabiduría. Y menos aún si quien se cree un experto padece de sordera social.


9 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: Hijos del miedo

Cuando comienzas a andar el camino de la vida te das cuenta de lo mucho que tenemos en común con los desterrados del paraíso. Te haces consciente de la desnudez y de lo poco que abriga una hoja de parra. Una vez que la vida te da de comer, sin distinguir entre lo dulce y lo amargo, empiezas a preferir, que no a elegir. Para poder elegir alguien te tiene que preguntar y la vida no pregunta, ejecuta. Esa incertidumbre es abono para el miedo.

La ignorancia no es prevenida porque no conoce los peligros. El miedo enciende las alarmas, activa el sentido de supervivencia o lo bloquea. Te hace huir lejos o encerrarte en la cueva más recóndita. Todo tiene sus ventajas y sus desventajas: si huyes, los perros siguen aquí y no puedes volver. Si te escondes se reduce el espacio tu esfera personal.  La tercera opción es quedarse, mirar a los perros a la cara y aprender a sobrevivir.

Por otro lado, ¡qué útil es el miedo para algunos! El miedo como herramienta de control de masas, para conseguir: que te voten, que trabajen más, que acepten condiciones que rayan la esclavitud, que se refugien en el conformismo de "lo menos malo" o la aquiescencia de "lo malo conocido". El miedo se impone, se contagia. El miedo se vende y por miedo se compra. Paseo por las calles de mi barrio y todas las casas están llenas de rejas. Esas viviendas son pequeñas cárceles que los individuos han elegido para vivir. 

Si vuelco esta reflexión en una taza y miro el poso que deja hay una frase: "La información os hará libres". Esta cita se le atribuye a Clay Shirky, gurú de la Red y de la Web 2.0. ¿Tú que opinas?

8 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: La memoria del enterrador

Hablando de la empresa periodística, que no del Periodismo...

La enfermedad se agrava por momentos, desde que la pluralidad acercaba a la práctica de la realidad el sueño democrático, pero dio síntomas de ser susceptible de convertirse en efectivo (cash para los amantes de lo anglosajón). Entonces  'pluralidad' se transformó en nichos de negocio. La monetización contaminó la retórica y donde antes había lectores, ahora hay público objetivo,  consumidores potenciales.  El libre flujo de información y la transmisión de ideas se limitan a crear branding (anglicismo que  hace referencia al proceso de hacer y construir una marca para posicionarla en los primeros puestos de tu mente).

En nombre del Periodismo se construyeron rascacielos que ahora arden  desde los  cimientos. Los edificios se resquebrajan desde las vigas maestras. A día de hoy, las siglas ERE (Expediente de Regulación de Empleo) son el equivante profesional del RIP "Requiescat in pace". En este proceso de destrucción  enormes listas de medios y profesionales engrosan la lista del enterrador.

Aunque de las facultades salgan hornadas de motivados voluntarios que sienten que van a reforzar la profesión que se desdibuja por su amplitud. Lo que encuentran  al terminar es que solo van a apuntalar un edificio que tiene que caer por pura necesidad.  No se escuchan rumores de reflexión, ni ecos de diálogo. Tan solo el grito de "Sálvese quien pueda" domina el discurso. En medio del caos, hay colas de damnificados que van solo con lo puesto, pero no quieren condolencias, simplente empezar de nuevo.


5 oct. 2012

Historias de Malagueñ@s (II): La solidaridad se pone alas. Los Ángeles Malagueños de la Noche

Beli removiendo las lentejas
En los tiempos que corren ver a un grupo de gente en mitad de una plaza puede ser por varias razones: porque se concentran para una manifestación, porque están esperando en la cola del paro, o para comprar el Ipad de última generación. En este caso, no hay dinero para comprar artefactos tecnológicos, y la manifestación es silenciosa y ordenada. La fila que se forma en una caseta cuyo toldo reza Ángeles Malagueños de la Noche, junto al Río Guadalmedina, es para pedir comida.

Emilio Gómez, administrador en la Asociación, aunque no ha querido salir en las fotos, nos atiende unos minutos. Durante la entrevista, no paraban de llamarle: "Emilio, un momento, por favor". Él a todos escucha y da palabras llenas de pequeñas soluciones. "No te preocupes, que hoy comes".

Orden y limpieza en el interior
Emilio, de 52 años, es Teniente en reserva de la Legión. Tiene  experiencia en el sector de la Alimentación para un regimiento, esto ha posibilitado que Los Ángeles puedan ampliar la ayuda ofreciendo menús de almuerzo y cena. La asociación se mantiene con: "Donaciones anónimas, no estamos subvencionados. Esa independencia nos permite ayudar a todos sin restringirnos a una persona con unas características específicas. Los supermercados no ayudan con alimentos, simplemente nos permiten poner una cesta y recoger la comida que los clientes deseen donar. El Banco de Alimentos nos ayuda con un 10 ciento y la Junta solo con perecederos", explica Emilio.

El perfil de los nuevos usuarios de la fila: La clase media, parados de larga duración

Junto a los sacos de pan del día
Gómez explica que: "Si quieres una foto impactante ven a mediodía. Antes solo venían indigentes, ahora vienen mejor vestidos. Es cualquier persona que ya no tiene trabajo y tiene que elegir entre pagar la hipoteca o comer, entre pagar la luz o comer. Algunos se traen el 'tuper' de casa y se llevan comida para 4 o 5 personas. A nadie se le pone pegas. Además, tenemos menús sin cerdo para los musulmanes". 

Ante las posibles quejas de los vecinos sobre la limpieza de la zona: "Nos encargamos nosotros, hasta aquí no llegan las cubas de riego municipal. Lo hemos solicitado pero no vienen".

Necesidades: "Si alguien puede donar un toldo para que la gente no se moje los días de lluvia, y comida". (Pinchar aquí para ver listado). Actualmente, la asociación cuenta con 100 voluntarios para atender la cifra de "950 a 1.100" personas diarias, ya que ofrecen: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

  • Fotos:YSH
    Javi, 52 años, profesión cocinero en paro. Como voluntario cocina para 400 personas. Solo un primero, comida de cuchara. "El gobierno ayuda poco, estoy parado y con dos hijos pero vengo a ayudar porque siempre hay alguien está peor tú".
  • Juan Antonio, 18 años. Aprendiz de todo: "Estoy aquí de voluntario porque pasé muchas veces por la fila, para devolver el favor".
  • Antonio, 18 años. Realiza labores de carga y descarga. "Los gobiernos deberían aprender sobre como nos organizamos los pequeños".
  • Beli, 57 años, de profesión camarera en paro. Lleva siete meses viniendo a cortar la chacina para los bocadillos de la merienda. "Yo también venía a la cola, estar aquí es la mejor terapia. Ayudar a los demás y no encerrarse en casa".
Un poco de historia

La Asociación nació a finales del año 2007. Felisa Castro de Gálvez, Presidenta de Honor, en una visita a la ciudad de Milán, observó como algunas personas repartían comida y bebidas a los indigentes que vivían en la calle. Ella y unas amigas trasladaron esa idea a Málaga y empezaron a preparar en su casa: bocadillos y bebidas calientes repartiéndolo entre las personas que dormían en la calle.

Ese mismo año, se redactó el Acta Fundacional de la Asociación dándole el nombre de ÁNGELES MALAGUEÑOS DE LA NOCHE. Y ya en 2008 quedaron legalizados los Estatutos ante el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía. Más tarde, el Ayuntamiento autorizó la colocación de una caseta prefabricada que se instaló en el pasillo de Santo Domingo, su actual ubicación.



Minirrelato: Los diálogos del agua

Sentado bajo la sombra de un árbol había un muchacho. De repente, se acerca una mujer. La mira un instante, y al observarla detenidamente, queda sorprendido al reparar que era igual que él pero en femenino. Por un momento dudó si no tendría una hermana gemela sin saberlo. Turbado comienza el diálogo:

-¿Quién eres? ¿Te pareces a mí? ¿Eres como yo?
- No, no soy tú,  deja mirarte el ombligo.
- Si no eres yo, pero te pareces a mí, ¿quién eres? ¿Inspiración o Locura?
- Locura es un estado alterado. Intuición es mi nombre.
- ¿Eres la musa de los filósofos o la de los científicos?
- Los filósofos no necesitan ni musa ni inspiración porque son buscadores natos, sólo necesitan acostumbrar su mirada a la luz y aprender la alquimia de las palabras para transformar lo invisible en eco. Los científicos son los fideicomisos que contrastan la versión que les ofrece la intuición, pero tienen que demostrar que la transcripción es correcta. Demostrar que la muestra es verdadera, comprobar que el mapa es correcto.
- ¿Y todo esto para qué?
- Para evolucionar, para crecer, para que la sociedad avance y asuma la madurez que reclama su cuerpo. Comprobar que la hoja de ruta es la correcta.
- ¿Luz? ¿Eso es como el mito de la caverna? ¿Estar dentro o estar fuera? ¿O es la luz al final del túnel que cuentan los casi muertos-resucitados? 
- Siempre habéis estado fuera, tan solo estáis desorientados. Muertos o vivos da igual, el proceso es infinito. 
- Vale me dejo llevar, pero ¿qué pasa si me gusta más aquello y no quiero volver a contar nada? 
- El conocimiento es como el agua, apaga el fuego del sediento, ahoga al avaro y se pudre en la mano del egoísta. 
- ¿Por qué me cuentas esto a mí?
- Se lo digo a todos. El manantial está delante de vuestras narices. 

Al decir esto, la chica dejó de hablar, y durante el transcurso de un parpadeo, se derritió convirtiéndose en un charco de lluvia. El chico se agachó y vio su reflejo en el agua. Y pensó para sí: Lo malo es que a alguien ya se le ocurrió embotellar el agua y venderla a precio de oro.


2 oct. 2012

La sombrilla: Haciendo la calle, es decir, callejeando

"Como Nicolas Cage en Living Las Vegas" ... Suena en la radio mientras escribo estas líneas. Son las 11:12h de la mañana y ya me ha dado tiempo de ver a los Ángeles Malagueños de la Noche  asociación benéfica formada por voluntarios que: "Reparte bocadillos sin preguntar nada a nadie".   Desde las 6:00h están abiertos ofreciendo el desayuno. El Pasillo de Santo Domingo huele a cocina, a puchero, a comida caliente. Sentados en los muros bajos, personas anónimas mojan la galleta en el líquido humectante. Comen solos, sin hablar. Es un desayuno al aire libre, no están sentados en una terraza, no toman el café mirando a la gente pasar. 

Camino un poco más, me acerco al Conservatorio de Danza, bailarines en ropa de trabajo fuman en la puerta, calentadores, mallas, medias tupidas. Hablan de exámenes, proyectos y castings interminables... Respiro hondo, me giro y atravieso el puente de Los Alemanes dirección Alameda a coger el bus. El trayecto es una hora de ida y otra de vuelta. Dos horas en movimiento, dos horas más vieja, dos horas más sabia.

Al llegar a Maqueda, en la carnicería, se habla de los vecinos a los que ayer les tocó el premio de la Lotería, están enfadados porque siempre compran a esa vendedora, pero que esa mañana había muchos clientes y le dijeron que no podían parar, tenían que atender. La lotería premiada salió por la puerta, y dentro dejó un mosqueo existencial, solo consolado por la frase que no consuela de: "No estaba de Dios, por lo menos tenemos trabajo".

En la televisión las noticias cuentan que hoy hay reunión de gatos. Los presidentes de las autonomías todos juntos, besos, abrazos... 600 periodistas acreditados...


1 oct. 2012

La sombrilla, reflexiones: Las definiciones del amor

Hace algún tiempo salió en los medios que unos arqueólogos habían encontrado los restos de una pareja de jóvenes que fueron sepultados juntos hace 5000 años en Mantua (Italia). Al ver la imagen improvisé un pequeño poema dando mi particular visión del "Amor eterno". Esto no tiene la mayor trascendencia porque todos en algún momento nos ponemos poéticos y hacemos nuestras  rimas. Pero, lo que me ha sorprendido es que desde hace unos meses llegan hasta este blog lectores buscando definiciones de ese amor que ofrece la literatura, el pensamiento. El amor adornado con letras. 

Al principio, pensé que posiblemente eran estudiantes de alguna clase de Literatura del mundo - resalto "mundo" porque con los buscadores como Google ya no hay fronteras- que tenían como tarea escribir sobre el amor. Así que por aquí pasaron casi setenta visitantes únicos que leyeron ese poema. Solo espero que no lo hayan copiado y pegado todos a la vez, y ya puestos, que saquen buena nota.

Sobre el "amor" se ha dicho, escrito o cantado a mares. El amor como objeto de estudio se ha puesto muchas veces sobre la mesa de análisis y disecciones. Aunque hay alguno que me dijo con guasa eso de: "El amor se unta con vaselina". De nuevo el amor, y los epistolarios que inspiran su borrachera, vuelven a estar en portada. La editorial Linteo recoge en un libro las cartas que se cruzaron la filósofa malagueña María Zambrano y el poeta Gregorio del Campo.

Poesía y Filosofía, bello maridaje donde el pensamiento es palabra. Y la palabra sirve de guía para iluminar el camino lleno cristales y espinas que, a veces, es el amor. En el jeroglífico de la vida, la definición que ofrece el  Diccionario de la Real Academia de la Lengua no es suficiente. Le faltan matices,  por eso os dejo aquí algunas que he recopilado, por si os ayuda a ampliar vuestro diccionario personal. Si la encuentras incompleta, es que falta la tuya ;-) :

  • Jose, 25 años: "El amor son mariposas en el estómago".
  • Noelia, 25 años: "Es despertar cada día con la persona que quieres".
  • Rubén, 26 años: "El amor si se hace con la boca es más bonito".
  • Ana, 26 años: "El amor es sabiduría en los locos y locura en los sabios".
  • Estela, 29 años: "Conjunto de sentimientos hacia otra persona".
  • Tutú, 32 años: "Sentimiento que se compone de: cariño, compañía, paciencia, compromiso, compresión y sobre todo sexo. Cuando una pareja tiene sexo y paciencia tiene el éxito asegurado".
  • Esaú, 36 años: "Si la pregunta es por el amor erótico o de pareja, te diré que me parece un sentimiento cuya función fundamental es hacernos olvidar que esta vida, como todas las vidas, se nos va".
  • Miguel, 37 años: " El amor está en los pequeños detalles. Ej.: Dar la chaqueta a quien tiene frío".
  • Francisco, 41 años: "El amor para mi es la felicidad de mi vida".
  • Salvador, 46 años: "Amor para mí, es lo que sentí cuando te conocí".
  • Rafa, 49 años: "El amor  es ciego y a veces tonto".
  • Jose Luis, 50 años: "El amor es entrega, todo para ti, nada para mi".
  • Guillermo, 50 años: "Es la nube donde uno flota y donde todos tus sentidos solo están atentos a la mujer de la que estás enamorado".

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...