FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

26 may. 2013

Minirreflexiones: En paro, que no parada.

Leer, ver películas antiguas, reflexionar, escribir, socializarme... Son algunas de las actividades que he vuelto ha retomar. Es lo bueno de estar en paro, además de echar currículums hasta el infinito y más allá. Empapelando Málaga y sus alrededores con mi foto y mi actitud proactiva. ¡Algo saldrá, digo yo!

 El otro día me tuve que reír porque íbamos un par de personas, una detrás de la otra haciendo el vía crucis, en algunas paradas coincidíamos. Me carcajeé porque los depositarios no daban abasto recogiendo papeles. Sí, hay que tomárselo con sentido del humor. ¡Y qué remedio! O eso, o agenciarse unos antidepresivos para que al positivar la arena del albero del INEM no te de una crisis de ansiedad. Pues, las ofertas que abundan son a media jornada y para menores de 35 años. 

¡Vamos, que encima soy vieja! Así que para remediar la sensación de vacío emocional que deja el no tener ocupación laboral, y la inestabilidad económica de un bolsillo comatoso. Procuro, estar entretenida con esos hobbies que trabajando no me podía permitir por falta de tiempo. Ahora, tengo tiempo pero no trabajo. ¡Qué caprichosa es la vida!


17 may. 2013

La sombrilla, reflexiones: Pájaros Muertos

Pájaros Muertos
"Contaminame, mézclate conmigo que bajo mi rama tendrás abrigo". Hoy este estribillo baila en mi cabeza y ha conseguido que me ponga a cantar, sola en casa, sin nadie que me escuche me sale medio pasable. Un estribillo respetable. Esta canción del canario Pedro Guerra me sugiere las siguientes ideas:

"¡Contaminame!"-  El otro día vi la película de Juan Salvador Gaviota del director Hall Bartlett (1973), cuya fotografía y recursos fílmicos son pura poesía en movimiento. Un regalo para la vista y el oído. La historia trata de la vida de una gaviota rebelde que se niega a ser una más, un ave conformista cuya mayor aspiración es pelearse por la basura de los vertederos. Él desea volar más alto y más rápido. Demostrar que puede conseguir velocidades increíbles aunque tenga que ir en contra de las normas de la comunidad o arriesgar su vida al chocar contra el duro bloque acuoso al caer en picado desde alturas no autorizadas.  Lo recordé esta mañana porque he visto las imágenes en el telediario de peces y gaviotas muertas que han aparecido en una playa chilena. Pues, al parecer los pescadores utilizan explosivos para la caza de focas. Durante un segundo pensé, ¿estará entre los fallecidos Juan Salvador Gaviota? ¿Habrá muerto por la onda expansiva de la dinamita, en vez de morir cumpliendo su sueño como pionero inconformista que desea ser más libre que la libertad que se le presupone a los pájaros?

"¡Contaminame!"- Desde luego que no, ningún ser desea este tipo de contaminación destructiva, que nos convierte a los seres humanos en los artífices del infierno de los otros. En mi cabeza aparece otra imagen, Juan Salvador Gaviota sufriendo cubierto del negro petróleo que la marea ha traído a la playa...

"¡Mézclate conmigo!" -  Mezcla tu saliva con su saliva. Mezcla de fluidos que engendra híbridos y mestizos. Que crezca la conciencia global, la mirada de pez y a vista de pájaro. Células con visión panorámica, 360 grados horizontales y verticales. Diametral y perimetralmente despiertos, concienciados de su obsolescencia. Anhelando la sencillez de un ciclo de vida que no pretende necrosarse. Como las células cancerígenas que en su obstinada carrera hacia la inmortalidad, matan al individuo del que es residente. Así, nos comportamos con la Tierra: necrosándola, desertizándola, esterilizándola, en busca de la juventud eterna, en busca del estado de bienestar eterno.

"¡Ven, pero sí con con tus ojos y con tus bailes. Ven, pero no con la rabia y los malos sueños!" - Si Juan Salvador Gaviota, ése pájaro con nombre de varón, tiene conciencia y capacidad de abstracción, ¿por qué el individuo se obstina en adormecerla para no pensar?, ¿para no cuestionar su existencia? ¿Para qué hemos sido creados sino somos el alimento de nadie en la cadena alimenticia? .....???????

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...