FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

30 dic. 2011

Último post del 2011 y los cuartos

Esto es Málaga, son 21:49 del 31 de diciembre de 2011. Dentro la banda sonora de esta instantánea la pone John Lennon cantando al piano Imagine. Fuera tras los cristales suenan los petardos, porque estoy en España se  que ése es el sonido de la fiesta y no de un país en guerra.

Mientras el mundo se precipita cuesta abajo y sin frenos, nos echamos gomina en el flequillo, nos ponemos un escote generoso por arriba, pero discreto por abajo. Las uñas de porcelana, el perfume imitación del bueno, pero que da el pego. Y mucha purpurina.  Ante el espejo practicamos la sonrisa gratuita que se regala por compromiso, la sonrisa especial Fin de Año.

Durante unos instantes viviremos la ensoñación fugaz de que un mundo mejor es posible, que es tan fácil como: "Si puedes imaginarlo, puedes hacerlo". Durante las doce campanadas, con cada uva contendremos la respiración y durante esos segundos de hipoxia, el cerebro creerá que todo es posible, que la magia recorrerá el mundo. Disfrutemos de ese instante, porque me han dicho que 2012 viene de nalgas.


10 dic. 2011

La sombrilla, reflexiones: El periodismo desnudo

Creo que lo he dicho muchas veces, me encanta decirlo. Soy estudiante de periodismo y cuando me licencie seré periodista, ejerza o no. Lo que yo no sabía antes de empezar era que entraba en una carrera muerta, de esas que se estudian porque te gusta, aunque no tenga salida profesional. Una vía cerrada, ¿como estudiar Latín o Griego? Estudiar una licenciatura por 'culturilla' general no entraba en mis planes. Así como tampoco esperaba encontrarme en la sala de espera de cuidados intensivos viendo los estertores de la muerte del periodismo.

Me niego a seguir escuchando a los gurús, que como pájaros de mal agüero llenan páginas y páginas, describiendo los síntomas del moribundo, de cómo se le escapa la vida en cada exhalación. Por otro lado, si el periodismo se muere, ¿dónde están los médicos, las manos y las cabezas pensantes que deben buscar soluciones y mejorar la calidad de vida del paciente?

Vamos a ver, de entre los 3.000 egresados del curso pasado, o de las promociones anteriores, ¿ no hay ningún lumbreras con ideas nuevas? Vamos, que se nos muere el amor de tanto usarlo, como decía la canción. Que se nos muere, ¿y todos mirando? Dándole una vuelta de tuerca más y por buscarle el lado positivo al asunto, si el año que viene se cumplen los augurios del calendario maya de que el mundo se acaba en 2012, pues mira en España hay 3.000 redactores preparados para hacer la cobertura completa del Apocalipsis. Vamos que no se nos va a escapar ni un ¡Ay!, porque aquí ya tuiteamos todos.

Yo, muy señores y señoras míos, no valgo para eso, me niego a semejante diagnóstico. Si hace falta me hago el curso de primeros auxilios por si hay que hacerle el masaje cardíaco al finado. Y si finalmente ocurre lo peor, Dios no lo quiera, nos leeremos el Libro de los Muertos, para intentar embalsamarlo  y conservar su efigie. Aún más, si fuera necesario contactaríamos con el Más Allá,  para que no se corte la comunicación, para que nos siga contando sus historietas de cuando al periodismo le hicieron su primer traje de chaqueta  y se puso la corbata con la pirámide invertida. De cuando al periodismo le antepusieron el adjetivo "nuevo" para que al sustantivarlo le ganara el pulso a los plumillas con intereses literarios. O también de aquella vez en que le apellidaron "humano" para recordarle que el periodismo está hecho de gente que habla de otra gente.

Sí, el que está en la camilla de urgencias es un periodismo desnudo, sin títulos nobiliarios, ni apellidos de abolengo. Una profesión que tiene que asumir sus propias miserias para empezar a buscarles solución de continuidad. Etiquetas como #Sinpreguntasnohaycobertura o #gratisnotrabajo son algunas que intentan poner el dedo en la llaga. Indican algunos sitios por dónde el paciente se queja, donde le duele.  Quizás es el momento de usar el espejo consigo mismo, y sobre todo, no darlo por muerto.


7 dic. 2011

Minirrelato: Me llamo Nadie

El eco repite una pregunta: ¿Quién te crees que eres?
- Nadie- contesta con la mirada baja- soy Nadie.
-Aún así tendrás algún nombre, ¿no?
- Sí, pero no lo repito porque lo olvidarás, como se olvida la nada.
- Bueno, si quieres te llamaré Nadie, creo que en el mundo hay muchos don Nadie, simplemente serás uno más.
- Como quieras, en todo caso seré doña Nadie, soy hembra aunque mi voz no lo demuestre, aunque mi ausencia de curvas nieguen mi existencia.
- Entonces, ¿ tú qué eres?
- Nada - recibe en contestación.
- Vamos a ver, ¿y a ti que te pasa? Que pareces hombre, pero te defines mujer, dices que prefieres que te llamen Nadie, porque según tú,  no eres nada. ¡Tú tienes la autoestima fatal!

La interrogada se ríe a carcajadas, y mira directamente a las pupilas de su interlocutor y le dice sin perder el sentido del humor que eso no es así. Su autoimagen era positiva, su autoestima estaba en índices bastante altos.

- Pero, ¿tú de qué vas? ¿De rollo New Age, de alma mística derrochando humildad? Porque me dejas a cuadros.
- A ver, déjame que te explique: tengo el nombre que otros me pusieron, los apellidos de generaciones anteriores y que he heredado.  Tengo un cuerpo que, perfecto en su imperfección, esconde una naranja dentro dentro de un limón.
- Acabáramos, que eres travesti, gay o maricón.
- ¡No, veo que no me has entendido! Soy Nadie, pero tú eres insignificante, porque estás atrapado en el prejuicio, en la etiqueta. Te amarras a las palabras, pero no te agarras a la tolerancia, al respeto.
- Pues, chica. ¡Cómo te complicas!
- Y tú te equivocas.
- Vamos, será para menos, para eso la ciencia ya tiene solución -  y ríe entre dientes. Mientras al otro lado, es observado por una mirada escrutadora y que le espeta una contestación a bocajarro: Soy Nadie, porque Nadie eres tú..... Ahora es la imagen reflejada desde el espejo la que ríe a carcajadas.

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...