FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

30 dic. 2011

Último post del 2011 y los cuartos

Esto es Málaga, son 21:49 del 31 de diciembre de 2011. Dentro la banda sonora de esta instantánea la pone John Lennon cantando al piano Imagine. Fuera tras los cristales suenan los petardos, porque estoy en España se  que ése es el sonido de la fiesta y no de un país en guerra.

Mientras el mundo se precipita cuesta abajo y sin frenos, nos echamos gomina en el flequillo, nos ponemos un escote generoso por arriba, pero discreto por abajo. Las uñas de porcelana, el perfume imitación del bueno, pero que da el pego. Y mucha purpurina.  Ante el espejo practicamos la sonrisa gratuita que se regala por compromiso, la sonrisa especial Fin de Año.

Durante unos instantes viviremos la ensoñación fugaz de que un mundo mejor es posible, que es tan fácil como: "Si puedes imaginarlo, puedes hacerlo". Durante las doce campanadas, con cada uva contendremos la respiración y durante esos segundos de hipoxia, el cerebro creerá que todo es posible, que la magia recorrerá el mundo. Disfrutemos de ese instante, porque me han dicho que 2012 viene de nalgas.


10 dic. 2011

La sombrilla, reflexiones: El periodismo desnudo

Creo que lo he dicho muchas veces, me encanta decirlo. Soy estudiante de periodismo y cuando me licencie seré periodista, ejerza o no. Lo que yo no sabía antes de empezar era que entraba en una carrera muerta, de esas que se estudian porque te gusta, aunque no tenga salida profesional. Una vía cerrada, ¿como estudiar Latín o Griego? Estudiar una licenciatura por 'culturilla' general no entraba en mis planes. Así como tampoco esperaba encontrarme en la sala de espera de cuidados intensivos viendo los estertores de la muerte del periodismo.

Me niego a seguir escuchando a los gurús, que como pájaros de mal agüero llenan páginas y páginas, describiendo los síntomas del moribundo, de cómo se le escapa la vida en cada exhalación. Por otro lado, si el periodismo se muere, ¿dónde están los médicos, las manos y las cabezas pensantes que deben buscar soluciones y mejorar la calidad de vida del paciente?

Vamos a ver, de entre los 3.000 egresados del curso pasado, o de las promociones anteriores, ¿ no hay ningún lumbreras con ideas nuevas? Vamos, que se nos muere el amor de tanto usarlo, como decía la canción. Que se nos muere, ¿y todos mirando? Dándole una vuelta de tuerca más y por buscarle el lado positivo al asunto, si el año que viene se cumplen los augurios del calendario maya de que el mundo se acaba en 2012, pues mira en España hay 3.000 redactores preparados para hacer la cobertura completa del Apocalipsis. Vamos que no se nos va a escapar ni un ¡Ay!, porque aquí ya tuiteamos todos.

Yo, muy señores y señoras míos, no valgo para eso, me niego a semejante diagnóstico. Si hace falta me hago el curso de primeros auxilios por si hay que hacerle el masaje cardíaco al finado. Y si finalmente ocurre lo peor, Dios no lo quiera, nos leeremos el Libro de los Muertos, para intentar embalsamarlo  y conservar su efigie. Aún más, si fuera necesario contactaríamos con el Más Allá,  para que no se corte la comunicación, para que nos siga contando sus historietas de cuando al periodismo le hicieron su primer traje de chaqueta  y se puso la corbata con la pirámide invertida. De cuando al periodismo le antepusieron el adjetivo "nuevo" para que al sustantivarlo le ganara el pulso a los plumillas con intereses literarios. O también de aquella vez en que le apellidaron "humano" para recordarle que el periodismo está hecho de gente que habla de otra gente.

Sí, el que está en la camilla de urgencias es un periodismo desnudo, sin títulos nobiliarios, ni apellidos de abolengo. Una profesión que tiene que asumir sus propias miserias para empezar a buscarles solución de continuidad. Etiquetas como #Sinpreguntasnohaycobertura o #gratisnotrabajo son algunas que intentan poner el dedo en la llaga. Indican algunos sitios por dónde el paciente se queja, donde le duele.  Quizás es el momento de usar el espejo consigo mismo, y sobre todo, no darlo por muerto.


7 dic. 2011

Minirrelato: Me llamo Nadie

El eco repite una pregunta: ¿Quién te crees que eres?
- Nadie- contesta con la mirada baja- soy Nadie.
-Aún así tendrás algún nombre, ¿no?
- Sí, pero no lo repito porque lo olvidarás, como se olvida la nada.
- Bueno, si quieres te llamaré Nadie, creo que en el mundo hay muchos don Nadie, simplemente serás uno más.
- Como quieras, en todo caso seré doña Nadie, soy hembra aunque mi voz no lo demuestre, aunque mi ausencia de curvas nieguen mi existencia.
- Entonces, ¿ tú qué eres?
- Nada - recibe en contestación.
- Vamos a ver, ¿y a ti que te pasa? Que pareces hombre, pero te defines mujer, dices que prefieres que te llamen Nadie, porque según tú,  no eres nada. ¡Tú tienes la autoestima fatal!

La interrogada se ríe a carcajadas, y mira directamente a las pupilas de su interlocutor y le dice sin perder el sentido del humor que eso no es así. Su autoimagen era positiva, su autoestima estaba en índices bastante altos.

- Pero, ¿tú de qué vas? ¿De rollo New Age, de alma mística derrochando humildad? Porque me dejas a cuadros.
- A ver, déjame que te explique: tengo el nombre que otros me pusieron, los apellidos de generaciones anteriores y que he heredado.  Tengo un cuerpo que, perfecto en su imperfección, esconde una naranja dentro dentro de un limón.
- Acabáramos, que eres travesti, gay o maricón.
- ¡No, veo que no me has entendido! Soy Nadie, pero tú eres insignificante, porque estás atrapado en el prejuicio, en la etiqueta. Te amarras a las palabras, pero no te agarras a la tolerancia, al respeto.
- Pues, chica. ¡Cómo te complicas!
- Y tú te equivocas.
- Vamos, será para menos, para eso la ciencia ya tiene solución -  y ríe entre dientes. Mientras al otro lado, es observado por una mirada escrutadora y que le espeta una contestación a bocajarro: Soy Nadie, porque Nadie eres tú..... Ahora es la imagen reflejada desde el espejo la que ríe a carcajadas.

23 nov. 2011

La sombrilla, reflexiones: España se escribe dos Pes

La península es azul cobalto, azul marino, azul celeste, azul, azul. Ganó el Partido Popular por aplastante mayoría. Se veía venir. El cambio o la continuidad era la apuesta del 20 de noviembre. Supuestamente es el cambio el que entra por la puerta, pero ya les conocemos así que habrá pocas sorpresas. Aunque si hay alguien especialmente creativo esos son los políticos, con esa capacidad de buscar pegas donde no hace falta. Ahora lo urgente es que no se destruya más empleo y que se genere estabilidad por algún lado. 

Todos sabemos que no volverán los tiempos de las burbujas, porque esas estallaron hace tiempo y a muchos les está estallando en la cara en estos días. A mediodía mientras esperaba al niño en el cole, una profesora le decía al abuelo que recogía a su nieta que ésta se había hecho daño al caerse de una silla y él ni corto ni perezoso le contestó que no pasaba nada: "¡Que se acostumbre! Que la vida es dura, que se acostumbre a que te denieguen la hipoteca, a que  no te llegue el dinero a fin de mes, a que te embarguen". Al escuchar esto una madre le hizo el coro: "A buscar trabajo y no lo encuentres".

A los mayores ya no se nos convence con cuentos, pero parece que a los niños tampoco se los contamos. Uno, dos, tres, cuatro: el PP no son los reyes Magos ni tienen recetas mágicas. Cuatro, cinco y seis a Ángela Merkel hay que caerle bien. Siete, ocho y nueve: hay que intentar que la prima de riesgo se meta en vereda. Diez, once y doce: parece que por ahí se acerca Eduardo Manos Tijeras .... Bueno, sí. Cuentos para no dormir.

20 nov. 2011

La sombrilla, reflexiones: Llegó el 20 de Noviembre

Ya es #20N, sí son las 2:17h,  ya es domingo. El día de votar, de ir a las urnas. Hoy he reflexionado, aunque para ser más exacta he hecho un pequeño ejercicio de memoria. Recuerdo las elecciones de hace ocho años cuando un Aznar endiosado, que no escuchó a la opinión pública se fue a Irak a guerrear, y como resultado de esa sordera social perdió la presidencia. Ahora de nuevo, otro presidente al que le pudo las prisas por sentarse en la silla presidencial - entiéndase Zapatero - obvió la inminente crisis económica que ya se había instalado en el sillón y puesto los pies sobre la tele. Esa falta de transparencia, nunca se le perdonará, así como la imagen de gestión inadecuada, que deja un amargo sabor en la boca de muchos. 

A quien votar mirando el futuro es complicado cuando el pasado está muy reciente. Ellos ya no están, ni se van a presentar, pero nos queda el poso de la duda. Al ver lo que ocurre a un servidor público cuando lleva un tiempo en la cima del mundo. ¿Se transforman perdiendo su esencia? O simplemente ¿la falta de oxígeno a esas alturas hace que la hipoxia nuble su razón?  

Mi nivel en Ciencias Políticas es de nivel usuario, de hecho las ideologías no me han hecho mucha mella, soy de la generación  postmoderna, de esa generación de los que no tenemos memoria porque crecimos sin saber qué pasó exactamente durante la Guerra Civil española, ni la Dictadura, ni la Transición. Sí, lo he leído, pero leer no es suficiente para entenderlo en su verdadera magnitud. Soy de la generación que piensa que las izquierdas y derechas, rojos y azules no son más que un absurdo juego en el que se turnan unos cuantos para estar en el poder. Soy de la generación que comprende que pluralidad no son dos, ni tres, que plural son muchos. Y que la monocromía no me representa.

El nivel usuario es insuficiente, 'mea culpa', porque hay que conocer en manos de quien dejamos nuestro futuro. No podemos ser tan confiados y limitarnos a criticar desde la comodidad de la silla del café. Indignarse, comprometerse, ejercer ese derecho del que se presume en democracia. ¿Qué pasará el lunes 21 noviembre? Será un hecho histórico porque la historia se escribe cada día, pero por delante tenemos un gran reto, salir de la crisis y quitarnos el  cartel de "europeligrosos".

16 nov. 2011

La sombrilla, reflexiones: Nota de una votante cansada antes de votar

Estoy harta de los períodos electorales, de las miles de promesas hechas por rellenar. De que se acuerden de los ciudadanos solamente en esta época, y luego les entre amnesia total cuando se ponen a legislar. Estoy cansada de los que se proponen meterse en política sólo porque hay hueco. Y cuando les preguntas por el programa te contestan: "Ah bueno, ya veremos". 

Estoy decepcionada de los que ven en la política una opción laboral. Sí, si ya sé que lo llevan en el corazón: el espíritu de servicio y el bien comunitario. Eso es como la fe, es invisible y no se puede cuestionar. Pero, que harta estoy de las raras amistades que surgen durante las campañas y todavía peor después de ellas. Estoy cansada del: "A ver que te consigo, para luego ver lo que te pido". Estoy harta de las alianzas interesadas y de los intereses aliados.

Tengo sueño, pero no el "I have a dream" de Martin Luther King, sino el sueño que trae consigo el cansancio y el hastío. Tengo el sueño de los justos, de los que tenemos la conciencia tranquila porque siempre hemos ido a votar, aunque luego hayan hecho lo que les de la gana.  El 20-N iremos hasta la urna, pero yo ya siento que este camino lo he recorrido cientos de veces... Y tan vieja no soy.



15 nov. 2011

La sombrilla, reflexiones: Ya no entro, pero tampoco salgo

El 'síndrome del post-siguiente' así diagnosticó el profesor Jose Luis Orihuela, (@jlori), durante su charla en el curso #Enreda2  al que asistí este verano, a aquellos que nos pasamos los ratos muertos pensando sobre qué escribir en nuestro blog. Sí, suena peligroso, adictivo, pero ciertamente no lo es. Es un entretenimiento divertido, un ejercicio de creatividad. Es reflexionar en voz baja, sin molestar. El que quiera lo lee y el que no, pues no lo lee. Pero, para el que escribe son todo ventajas.

Siempre he pensado que la peor manera de castigar a alguien es mandarlo a callar, el aislamiento que provoca el silencio, es capaz de volver loco a cualquiera. Incluso alguna vez, he sentido con más urgencia la necesidad de hablar que la de comer, quizás porque el sabor de las palabras liberadas, en algún momento, fueron más nutritivas que los alimentos. Es por eso, que me siento afortunada de poder escribir y publicar en este sencillo formato. Los blogueros estamos de suerte, porque por una vez la tecnología ha pensado en los pequeños. Fácil, sencillo de utilizar, pero capaz de soportar y difundir ideas sin límites de fronteras.

La prensa de papel se ha vuelto digital, pero en su transformación no se ha llevado a la plantilla de redactores. El otro día me decía una compañera: "Yeiza, es que las redacciones se han reducido a la mínima expresión, pero si contratan antes a un diseñador gráfico que a un periodista. Que para escribir vale cualquiera". Para mis adentros pensaba que a esas conclusiones también había llegado yo solita. No hay que ser muy lumbreras para llegar a cuarto o quinto de carrera y que te entre la pena negra viendo que el oscuro futuro del periodismo empieza desde que te licencias.

En fin, como ya dije más arriba. Los blogueros estamos de suerte, y los estudiantes de periodismo estamos también de enhorabuena, porque tenemos en nuestras manos la posibilidad de publicar, siendo independientes y autodidactas. Poner en práctica lo aprendido, comprobar hasta dónde puedes llegar sin el tutelaje docente. Y lo más importante, realizar una actividad para la que te has formado y que tiene mucho  de vocación y amor al arte. Esa ya es una buena forma de empezar, y como dice el Maestro de periodistas Enrique Meneses (@emenesesm): "Empieza cuanto antes a escribir tu biografía".


30 oct. 2011

La sombrilla: La puerta no estaba cerrada, sino entreabierta

Hace tiempo que no escribo, no sé porqué me invadió un sentimiento de vergüenza. Algo absurdo, lo sé. Creía que había superado el pánico escénico a escribir y a ser leída. En la genuina necesidad de aportar algo útil al mundo sentía que si no decía nada que valiera la pena, no escribiría. Craso error. Porque esto es un blog personal, unas veces estaré más brillante y otras más opaca, pero el silencio de los borregos no es lo mío.

No soy partidaria de hacerle perder el tiempo a nadie, ni tampoco de hablar por hablar. En estoy soy crítica también con los políticos, artistas todos de la palabra inútil, retórica creo que la llaman. Porque si hay algo de lo que estoy convencida es de la bíblica máxima que decía: "Por sus hechos los conoceréis". Y es quizás en este sentido donde deberían centrar sus energías, más que en escribir oratorias huecas que ni inspiran, ni enseñan.

Como decía, intentaré retomar el ritmo de escritura que llevaba hasta  hace unos meses y del que me sentía muy orgullosa, pues mi vocación por las letras me viene de viejo. ¿Que por qué estudio Periodismo y no Literatura? Pues, porque escribir sobre la realidad es más divertido, porque la vida se escribe sola. Simplemente abriendo los ojos las palabras se hilvanan unas con otras. 

Bueno, que yo escriba sobre mis 'neuras' más o menos inspiradas, o prepare algo más elaborado periodísticamente hablando (dependerá del tiempo y las circunstancias), eso no implica que haya comunicación. Para eso deberías dejar algún comentario, saludo o propuesta. Se admiten críticas constructivas. Siempre desde el cariño, por favor, que estoy "mu'sensible". Pero sea como sea, te aviso que vuelvo a las andadas. Machadianamente hablando termino diciendo que: "Se hace camino al andar" y que para ser escritor@ habrá que escribir algo más que la actualización en el muro del Facebook o las peregrinas ideas en 140 caracteres del Twitter. No vayamos a pecar por defecto, al autodefenirnos poeta sin escribir un verso...  Buenos días


30 ago. 2011

La sombrilla, reflexiones de verano.02 (VI): ¿Qué tiene el verano que todo lo verde lo seca?

El título de esta entrada es la letra de una canción que canturreaba para sí mismo un compañero en una de nuestras jornadas laborales. Verano, veranito, veranete que seca la hierba verde. Deja la tierra seca, pero no yerma, porque desde que llueva volverá a rebrotar con más fuerza. Es simplemente un pequeño letargo necesario, un barbecho obligado. Aunque la sombrilla ha estado abierta, este verano casi no he publicado reflexiones, no es que no las hubiera, se han quedado en el borrador. 


Es posible que me esté volviendo avara con mis ideas, con mis reflexiones. O simplemente, que hasta la mente necesita estar en modo off algún tiempo. Escribir esas líneas cada día ha sido este año una  pequeña catarsis. Soy la tonta de la poesía y los minirrelatos, a todos se lo recomiendo. Escribir como la fórmula mágica, para afrontar y digerir debacles de la vida que es necesario vivir, porque para eso estamos vivos. 

La escritura en tiempos de crisis ha tenido un  papel liberador,  muchas veces me ha venido a la mente la imagen de los soldados en las guerras escribiendo cartas desde las trincheras. Textos que quizás no leería nunca nadie, pero que necesitaban existir. 

También es cierto que es fácil escribir si antes se ha estado de ruta literaria, mi truco ha sido leer lo que me gusta y entre esas lecturas. Hay algunas que son como pequeñas escapadas, acudir cada noche a La Boca del lobo y compartir con el periodista Ramón Lobo sus reflexiones siempre frescas, fluidas y poéticas sobre las grandes y pequeñas cosas. Ramón lleva el olor a mar y la brisa húmeda cargada de salitre hasta el Madrid de los Austrias o el parque del Retiro. Nos permite acompañarle en sus recorridos por las entrañas de la tierra en Metro. A través de sus pequeñas historias y las músicas acuarela, Ramón te hace viajar astral, virtual e imaginariamente. Te hace soñar con los ojos abiertos. Te inspira a escribir, a contestarle. Es una lectura que no te deja indiferente. Consigue sacar al poeta que todos llevamos dentro.

Otra de mis paradas literarias es el rincón del también periodista Rafael de Loma, Vuelva usted mañana. Este malagueño y veterano escritor, no duda en mostrarse cercano a los estudiantes. Siempre tiene un post dedicado a la profesión vista desde la experiencia del que ha vivido muchas guerras, pero que no ha perdido ni un ápice de ilusión por el futuro de las nuevas generaciones. Siempre generoso,  intenta transmitir su conocimiento con pasión y sencillez . Una master class en versión digital y con posibilidad de preguntar, contestar u opinar. Además, consigue que una 'agnóstica' como yo se lea un post entero sobre fútbol cuando este deporte ni me gusta ni lo entiendo. Rafael atrapa y siempre quedan ganas de volver por la mañana.

Estas son algunas de mis lecturas de medianoche, hay más, muchas más, depende de la hora. Mis hábitos de lectura han variado, y en ese sentido Internet tiene mucha culpa, porque me ha hecho seguidora de periodistas y no de marcas. Las sigo a todas y no sigo a ninguna. Leo lo que me interesa a la hora que puedo, como lecturas tranquilas. Un pequeño refresco antes de que el sueño reclame sus dominios, son la antesala del dormitorio, porque en la mesilla de noche esperan el Decamerón y Kapuscinski.

24 ago. 2011

La sombrilla, reflexiones: El gatopardo es gata

Valores de igualdad de género
Foto: YSH
No, no me he confundido. Ya sé que el libro de Lampedusa y la película de Visconti se titulan, simple y llanamente, El gatopardo. Primero, vi la película y luego leí el libro. Ambos muy recomendables. Esta obra es un buen retrato de la sociedad  italiana durante la guerra civil.  Otro hito destacable de esta obra,  es la archimentada frase actualmente de: "Todo debe cambiar para que todo siga igual". Sí, a muchos le interesa que el viejo sistema no se pierda del todo, que se retoque, que se vuelva más dinámico. Pero, que el mundo se siga vistiendo por lo pies.

Personalmente, lo que a mí me impactó no se queda tan sólo en el dato histórico-bélico, sino en el retrato que hizo Lampedusa de la mujer en la sociedad italiana, y que es perfectamente trasladable a España. En la película, Bastiana, la madre de Concetta, aparecía envuelta en velos negros, casi un burka, para que fuera a misa de cinco en la que menos afluencia de feligreses había, para que ningún ojo masculino pudiera ver que su belleza la había convertido en un mero objeto de coleccionista.

En el texto se la describe hermosa, pero al mismo tiempo embrutecida debido a la soledad y el encierro. Nacida para parir. El futuro de su hija no era mejor, aunque sí tuvo oportunidad de estudiar, esto simplemente era el pasaporte para obtener marido. Así evolucionó desde objeto que hace bulto a objeto decorativo. 

En pleno siglo XXI, no hemos mejorado mucho, si continúan apareciendo en las noticias la muerte de mujeres a manos de sus parejas, y aunque éste es el ejemplo más extremo, animo a los lectores y lectoras que observen a su alrededor, a ésta sociedad, donde somos tan democráticos, postmodernos y evolucionados. Les animo a que reconozcan la existencia de esas pequeñas batallas que se libran en silencio. Y no me digan que es un problema de autoestima, algo residual o anecdótico. Arrastramos un equipaje cultural, que ni las minifaldas, ni los pantalones bajos enseñando el tanga han solucionado. Dicen que el primer paso hacia la solución es reconocerlo. Trasmitir a las nuevas generaciones que la igualdad no es ser iguales en defectos, sino excelentes en cualidades y valores como el respeto. 

18 ago. 2011

#Poesía: El sueño de la muñeca

¿La poesía os hará libres?
No lo sé- contesta la muñeca- pero, la caridad de las palabras se demuestra en los susurros.
La poesía es una oración sencilla que se reza muy bajito.
Palabras encadenadas que liberan esclavos.
Esclavos que se saben libertos, pero ni reclaman ni viven su libertad.
Seres que repiten como autómatas las viejas rutinas,
porque la piel tiene memoria.
Aunque la mente cubra el recuerdo con el color sepia del olvido,
la piel tiene memoria.
Los dedos ciegos encuentran sin mirar los antiguos senderos.
El rastro que dejaron los hilos
que la hacían parecer una marioneta.
No hay mano que meza la cuna,
porque está ocupada tirando del hilo.
Ahora la seda es transparente y más larga.
Así se agranda la ilusión: Para que se sienta libre, para que se lo crea,
La muñeca finge que todo ha cambiado, cuando todo sigue igual.
Se revuelve, pero no interesa.
Se queja, pero no interesa.
A quemarropa la voz de la tradición le dicta el libreto,
para que no se salte ni una sílaba.
Para que no olvide ni una rutina.
Sí, quieres ser libre, hazlo en el silencio.
Sí quieres ser libre, muestra mansedumbre.
¿La poesía os hará libres?
No lo sabe, pero es en la frases sencillas donde la muñeca manifiesta su rebeldía.
Ni callada, ni mansa.

31 jul. 2011

La sombrilla, reflexiones de verano 0.2 (IV): Rubalcaba duerme en un armario

Hace calor, mucho calor. La ropa se pega al cuerpo sudoroso y pesado. En la cafetera hierve el líquido elemento. Para hacer más entretenida la espera ordeno la vajilla: Los platos en el armario de arriba, los cubiertos en el cajón de la derecha y las ollas en el armario de abajo. ¡Aaaaaaaaah, qué susto!. Al abrir la puertecilla y agacharme, Rubalcaba estaba ahí. Sí, no es una fantasía de verano, no es la visión de un aparecido. Es la fotografía en blanco y negro, una silueta recortada a Photoshop situada en la página impar de un periódico.  

Otro uso para los periódicos analógicos, los de papel. Ese periódico que sirve como aislante y protector para que no se estropeen los muebles. Rubalcaba sigue ahí, mirándome fijamente. Y yo digo: Tío que susto, estas cosas no me las hagas que tengo el corazón delicado. ¿Qué quieres? ¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Tú no ibas para presidente? ¿Conociste a Obama? Mientras yo continúo con mi batería de preguntas improvisadas,  el Rubalcaba, siluetado de la página impar del periódico me mira en silencio. Y como no soporto a los mirones que no dicen nada, termino mi operación rutinaria de recoger la vajilla. Cierro la puerta y sigo con el café, mientras pienso que abrir ese armario da susto... Han pasado unos días desde que escribí el post, ahora debajo de las ollas tengo la portada de otro periódico en ella  Rubalcaba no está sólo, ahora está acompañado de Rajoy. Casi un cara a cara. Dos señores con sendas barbas, dos magos que como Merlín el encantador diseñarán el futuro de la piel de toro. Se batirán el cobre el 20 de noviembre, y mientras tanto en mi armario, ¿qué pasará a puerta cerrada? ¿Será una pelea de gallos? 

26 jul. 2011

Poesía: La mujer es acervo

La palabra desnuda se volvió silencio.
La palabra vistió a la mujer de savia y caramelo,
La palabra puso sandalias a las que caminaron descalzas y de puntillas.
La palabras son arte y fuego.
Si al principio fue el verbo, la mujer es acervo.
La mujer y la palabra son transmisoras de conocimiento.
¡Pule bien tus palabras, mujer!
Que las palabras se las lleva el viento.
No llenes tu boca de mentiras.
No hagas dignas las malas historias.
No magnifiques a los pequeños de espíritu.
Sé libre tú, magnifícate tú, que con tus preñeces 
se perpetúan los esperpentos.
No cubras de azahar y agua de rosas
al que le apesta el aliento a cieno y a derrotas.
Caminas despacio, mujer de savia y caramelo.
Mujer etérea, pero caduca.
Mujer que esconde sus desnudeces y disimula las arrugas.
Mujer que subida a unos tacones
intenta robar centímetros a la tierra para tocar el cielo.
Ese cielo robado, ese cielo desterrado.
Reina sin reino, castillos sin fantasmas, mujer de ideas pero sin palabras.
Palabras que fueron puentes,  luego lanzas, y por último, telas de araña.
Caminas despacio, mujer de savia y caramelo.
Caminas despacio, pero no detengas el paso.

23 jul. 2011

La sombrilla, reflexiones de verano.02 (III): Málaga transversal


La sombrilla está en el centro, junto a la calle Larios, el kilómetro cero de la capital del reino. Llevo tiempo sin mirar a Málaga como observadora, sin escucharla. He estado con ella, pero de incógnito. Lamento sus defectillos: comercios cerrados, obras a medio terminar. Oasis vallados en los que la apalmerada sorpresa es que han puesto un parque junto al puerto, para que los niños puedan jugar mientras los adultos miran los cruceros con ojos lobunos pensando, quizás, que el próximo será el suyo.

En la Málaga transversal veo a cinco chicas: cuatro con vestido corto azul estampado haciéndole coro a una que iba de blanco. Todas con una banda como la de las misses. "Novia en prácticas" reza una de esas anaranjadas telas hechas para destacar. La novia y su séquito de estampadas madrinas desaparecen entre la gente y yo continúo, reflexionando sobre el pasado y sobre el presente, cada loco con su tema.

Málaga esconde historias, y aunque no cuente con oídos atentos a sus murmullos la conversación está latente. María (no es su nombre real), inmigrante sin papeles sobrevive a la crisis durmiendo. Duerme de día y vive de noche pegada a la pantalla del ordenador esperando las noticias de su país, desde el otro continente. Vive de noche porque en la noche es libre, porque no gasta, porque no consume. La noche disimula la arruga del miedo. Miedo a sí misma y en lo que se ha convertido, una sombra porque ningún número la avala, ningún registro la certifica.

Ella no se ha vuelto oscura por vivir de noche, su piel aceitunada de nacimiento ha perdido el color. Ahora es enfermizo y casi blanco. Sólo habla de mantener la ilusión que la hizo tomar el avión desde el continente americano buscando a la encantadora y soñadora Málaga que conoció en las películas. Ésa por la que sus compatriotas le continúan preguntando, pero que ella no ha conocido. María y Málaga, no empezaron con buen pie, para ella es una cárcel de blancas paredes, playas en las que la nata vuelve translúcidas sus aguas. Para ella Málaga es símbolo del eco de sueños anteriores y las pisadas de los gatos sobre el alféizar de la ventana. María se pone una banda invisible que la desmarque del limbo de los: "Sin papeles".

Buenas tardes

8 jul. 2011

La sombrilla, reflexiones de verano.02 (II): Me mudo a la Rue del Percebe


Si X es igual a  un objeto (reflejado) + el espejo (deformado o deformante) + el reflejo (fiel, magnificado o insignficante) + la mirada (del que se mira así mismo o del observador que mira al reflejo del reflejado. Y ateniéndonos a los ítems aquí mencionados, llegamos a la conclusión lógica del gran perogrullo: "Que aunque la mona se vista de seda, mona se queda".

El esperpento según la definición que da el diccionario de la Real Academia Española surge como: "Género literario creado por Ramón del Valle-Inclán, escritor español de la generación del 98, en la que se deforma la realidad, recargando sus rasgos grotescos". La mirada esperpéntica es aquella que "deforma el objeto, la situación o la persona observada exagerando sus defectos o caricaturizándolos", explica Wikipedia.

A mí la vena esperpéntica de los artistas me encanta. Transformar lo estirado en una arruga bella. Admitiéndola sin disimulos y sacarle partido.  Esa capacidad de coger el protocolo, y si ha demostrado ya con creces que está obsoleto y anquilosado, usarlo de índice de contradicciones evidentes. Darle categoría de listado de síntomas preocupantes, indicadores que hacen saltar las alarmas de urgencia. 

La visión crítica salta del papel a las imágenes, y el cine también hace suyo este recurso, ayer Federico Fellini  me abrió los ojos un poquito más, con su  película  "Amarcord".  El artista es crítico con la sociedad que le rodea, le dice las cuatro verdades a la cara, de tal forma que el espectador primero se ríe, luego se mosquea, pero termina diciendo eso de: "Y sin embargo, tiene razón". 

El esperpento descoloca, pero aplaca tensiones. Y ahora más que nunca hace falta gente capaz de usar la creatividad para remover el agua estancada. Desbloquear "la mala baba" existente para que entre agua fresca. Además, es que ir todo el tiempo por la vida derecho como un palo,  metiendo tripa y haciendo el paso de la oca, es muy cansado. Mientras escribo me vienen a la cabeza las caricaturas de Ibáñez y su comunidad de vecinos, y tal como está el patio creo que me voy de vacaciones a la Rue del Percebe, 13.

Buenos días

5 jul. 2011

La sombrilla, reflexiones de verano.02: Si Woody Allen tuviera Twitter

Titular posible: Las sombrillas son para el verano, La culpa de todo la tiene el 15-M, El silencio de los callados, La rebelión celular, La memoria de los elefantes... Bueno da igual, no me voy a atascar en el título.

8:30 de la mañana, café en mano y la ideas a punto de ebullición... Bajo la sombrilla las quince magnolias escuchaban silenciosamente los recuerdos de los paquidermos... ¡Vaya, creo que esto es la anti-entradilla juguetona y golosa! Bueno, prosigo.

Hace tiempo fui a ver la última de Woody Allen "Midnight in Paris", y aunque he leído reacciones muy poéticas o críticas con esta obra, finalmente expongo las mías. Mi reacción al acabar la película fue: ¡Qué bien suena la definición del amor en boca de Hemingway y qué envidia más mala le tengo al protagonista de la cinta! ¿Envidia? Sí, lo confieso. Envidia porque para un artista codearte con los autores que marcaron una época es comparable con subir al Olimpo y tomarte un café con los mitos griegos, como subir al cielo y hablar con los Santos Apóstoles. Estar ante los mejores, enseñarles tu obra y que te guíen para alcanzar la perfección.

Cuando salí del cine estaba radiante y con ganas de buscar a Woody Allen en Twitter para decirle: "Woody, yo también he soñado con eso". He soñado con llevarle mis textos de caligrafía torpe y ortografía dudosa a Camilo José Cela, entregarle mis más esperpénticas reflexiones a Valle Inclán. Recitar, con pudor y las mejillas arreboladas de vergüenza, mis poemas a Bécquer. Tal vez, llevarle mi carta de amor de 10 páginas a Ortega y Gasset y compartir con él mis líneas y sus impresiones.

¿Sabes una cosa Woody? - le diría. Hace diez años tuve mi particular versión de tu guión: "Midday in Madrid". Fue en el Museo de Cera, allí me sentí una groupi enloquecida: Cervantes, Cela, Neruda, Dalí. Todos ellos aguantaron con paciencia infinita la foto de rigor. Y aunque me comporté y no grité eso de: "Cervantes capullo quiero un hijo tuyo". Porque una es 'mu'digna' y siempre he sido crítica con el histerismo del síndrome fan, pero reconozco que miré aquellas figuras de cera con reverencia, como quien mira las imágenes en las iglesias. San Cervantes Bendito, Camilo José Cela de Todos los Santos. A ellos dirigí mis plegarias, mis promesas y mis votos.

Sí Woody, yo también recorro las calles de madrugada buscando ideas e inspiración, intentando escuchar el eco de esas antiguas tertulias. El químico Lavoiser dijo que: "La materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma". Así que busco esperanzada la luz de la farola en la que estará apoyado Cervantes mientras espera a su hidalgo hijo. Ellos, todos, siguen entre nosotros.

Buenos días.

18 jun. 2011

La sombrilla, reflexiones en primavera (VIII): Loca de atar, reversionando a Pablo Alborán

"Algunos cuentan que no sabe adonde va. Otros murmuran que no tiene casa. La gente dice que no duerme jamás" Pablo Alborán ........ ¡Loca de atar! Sí, ya lo sé, que los puntos suspensivos son sólo tres, que seguramente a lo largo del post encontraréis faltas de ortografía, de concordancia o de estilo. Los que me conocen estarán sorprendidos, defraudados, inmunizados o indiferentes. Seguramente, seguramente. Bueno, eso es lo que yo me imagino, ya se sabe que las cosas cuando no se comprueban la mente rellena los vacíos o los silencios con lo que le da la real gana.

Esta mañana he leído que en la cultura japonesa quedarse callado es de "muy buena educación", pues mira, ya tengo un país al que si voy daré la nota desde que entre por la puerta. Pues, yo que sufro de verborrea galopante crónica y casi salvaje, el cartel de "muy mal educadísima" me predecerá. Ya se sabe: "Crea fama y échate a dormir".

La mañana de hoy la he pasado leyendo, me ha venido muy bien. Últimamente estoy "mu'quemá" y aunque es normal debido a un cúmulo de sucesos personales que comenzaron el 1 de enero de 2010 y que hoy a día 18 de junio de 2011, continúan aún en carne viva. Esto aunque suene crudo no es mala señal, estoy "quemá", pero sigo en pie.

La crisis de las crisis, produjo una autocombustión que cambió mi realidad. Un gran terremoto, un tsunami invisible que sólo yo cuando reaccioné y algunos especialistas han sabido reconocer. Es difícil hablar de lo que no se ve. Es más fácil hablar de fantasmas y de la vida después de la muerte y conservar intacta la credibilidad, que de la pérdida de derechos básicos en un país supuestamente democrático. A los que creen en el cambio, se les tacha de utópicos. A los que se manifiestan por los derechos reales se les llama quijotes.

Un día en clase me dijo una compañera: "Yeiza, tu manera de hablar es una utopía. Una persona sólo puede influir en su entorno más cercano, familia, amigos. Lo que uno puede controlar". La miré, suspiré y me callé. Me callé porque ni siquiera en esos círculos se puede imponer, sin caer en totalitarismos. Y es precisamente esa palabra 'control' la que me más miedo me dió. Personalmente, la cambiaría por 'influencia'.

Sí se puede influir en alguien, en una misma. Algunos me tachan de 'motivá', es posible, pero esa motivación no es natural. Es una opción racional, una elección. Y a veces también decae y es insuficiente. Ya se sabe cosas del directo. Unas veces se acierta y otras no tanto.

10 jun. 2011

Poesía: ¿Cómo lloran los poetas?

Los poetas no lloran, porque llorando,
las lágrimas derramarían la tinta necesaria para escribir.
Un poeta siempre tiene las manos vacías, pero los ojos llenos de promesas.
Un poeta sonríe en el silencio,
porque es en ese silencioso castigo transformado en aislamiento,
donde el poeta construye castillos confortables,
donde las palabras no pronunciadas
no son puñales que se clavan en el alma.
Sino rosas rendidas al artista.
El silencio de los poetas está lleno de susurros.
¿Has visto algún poeta sólo?
Fíjate bien, anda rodedado de historias, de cuentos, de poemas,
de líneas que son los caminos nuevos hacia nuevas gentes.
El poeta silencioso escribe sonetos en el viento.
El poeta cuando ríe, agradece con cada sonrisa
que la muerte le regala un día más para que siga escribiendo.
El poeta no escribe para vivir.
El poeta es un muerto con licencia para respirar.
La Parca es la única mujer que tiene potestad para callar a los poetas.
Y aún así, los eleva hasta el infinito.
Los poetas no lloran, sólo escriben.
Los poetas no mueren, porque viven en sus letras.
La poesía, es canción. La poesía es suspiro.
La poesía es pañuelo y mortaja.
La poesía es tumba y altares.
¿Sabes cómo lloran los poetas?

9 jun. 2011

La sombrilla, reflexiones en primavera (VII): Creo que estoy bien informada

"La actualidad es una trituradora", dijo el profesor de la UMA Díaz Nosty durante una de sus clases. Y qué gran verdad.

Ahora, los pepinos españoles luchan por su integridad, con abogados como Nacho Vidal que usan argumentos persuasivos contra Merkeles, que según creo toman poca ensalada.

Ay, también los brotes de soja holandeses están intoxicados. El último reducto de la comida sana, vegetariana, rica en isoflavonas para evitar las reacciones de la menopausia. Eso sí, los efluvios volcánicos islandeses, ya son algo tan cíclico como la canción del verano, convirtiendo las lluvias en los campos de cultivo como un aditivo más para completar la dieta.

Por otro lado, Lady Gaga está arruinada por gastarse todo el dinero en vestuario. Esto realmente es una pena, porque siempre iba muy bien arreglada esta chica. Los ricos se vuelven pobres y los muertos regresan en forma de muñeco vudú. El fallecido Michael J. Jackson en su personaje de Thriller, vuelve a la vida, con su mirada más enigmática.

Un muerto, disfrazado de zombi para recordar a un vivo. Sí, es que en el planeta Tierra somos así de cíclicos. Los egipcios pintaban sarcófagos con la cara del muerto acompañado de su gato y en la actualidad hacemos de los muertos negocios, altares y lo que haga falta. ¡Viva Michael, forever!

Sinceramente, y bromas aparte, aquí que no me oye nadie, personalmente creo que no ha muerto, y si lo está con lo que se cuidaba este hombre, su cuerpecito de bailarín etéreo debe estar incorrupto. Quizá próximamente veremos la canonización de este artista. Si ya hemos visto la muerte de Bin Laden, después de creer que este era un personaje de ficción sacado de las películas de la Jungla de Cristal. Entonces, mi sugerencia no es tan descabellada.

Entre tanto, Haití y Tokio, luchan contra el olvido así que se ahorran las ensaladas de pepinos con soja. Y el dinero, si lo tuvieran, no se lo gastarían en comprar muñequitos de coleccionistas, para que bailen un 'pas a deux' con las Barbies.

7 jun. 2011

Poesía: Reflexionando sobre la Poesía

La poesía puede ser metal al rojo vivo, forjada en la fragua de Vulcano.
Puede despertar conciencias o adormecer los sentidos.
La poesía pueden ser palabras huecas o diamantes en cada letra.
La poesía transforma al poeta en un ser despierto,
tan despierto que debe cerrar los ojos para seguir viviendo.
La poesía puede estar a sujeta a normas para que encaje en algún canon.
La poesía puede ser sumisa y escribirse en sonetos, liras o pareados.
La poesía puede ser rebelde y saberse libre.
La poesía puede ser bastarda, como bastardos son a veces los poetas.
La poesía es rica aunque el poeta sea pobre.
La poesía es memoria aunque todos la borren.
La poesía es un juego sólo apto para inteligentes, pues, pueden encerrar tesoros que cualquier joyero no sabe apreciar.
Los poetas morirán olvidados, pero su obra no los olvida.
Las obras de los poetas son los hijos póstumos que recuerdan a su padre muerto.
Los poetas celebran en silencio que Dios ha muerto, porque en su ausencia ellos son los creadores.
Los poetas son clarividentes en sociedades cegadas.
............. síguela tú

6 jun. 2011

Minirrelato: Lecturas apócrifas

- ¡Fujur!- se escuchó un grito desde el fondo del armario. ¿Cuándo se acaba esta historia?
- ¿Cuál historia? La del niño al que tres reyes fueron a ofrecerle oro, incienso y mirra.
- Ah, pues no sé, ¿porqué? -- contestó Fujur desde su cielo estrellado. El niño lleva un rato llorando porque lo que quiere es leche de camella y dátiles. Y los otros no se enteran. Pues, habrá que traducirles el mensaje. Ya se sabe que el lenguaje de los puros de corazón es difícil entender. Fujur, ese dragón alado de ojos grandes y gran corazón, atravesó el cielo a toda velocidad para que el cinismo de la materia gris no se tragara Fantasía.

4 jun. 2011

Minirrelato: La niña que leía demasiado (II)

Imagen: Hola.com
La niña continuaba con sus quehaceres diarios. Le faltaban horas al día para escabullirse a la azotea y esconderse a leer entre los bidones de uralita llenos de agua y larvas de mosquitos. Ese hueco era uno de sus refugios para disfrutar al sol. Cuando ya se cansó del diccionario y las enciclopedias, necesitaba savia fresca. Así que se pasó a la Biblia, y a todos los libros y revistas que cada semana traían los que llaman a Dios por su nombre de pila 'Yahveh'.

El peso de la lectura diaria se notaba en la destreza y el dominio de la palabra, cosa que no pasaba desapercibida entre los adultos. En cuanto podía, en alguna reunión donde los mayores de ponen a hacer filosofía de salón, ni corta ni perezosa se lanzaba aportar su opinión sobre algún tema.

Al padre le hacía gracia, que la niña despuntara de esa manera, pero le advertía que se contuviera, que se regalaba demasiado, que siempre hay que guardar un as en la manga. Vamos, hacerse el tonto. La niña indignada no entendía porque su padre le decía esas cosas. Entonces, ¿para qué están los libros sino es para leerlos y compartirlos?- refunfuñaba entre dientes.

Una tarde de verano tocó a la puerta como cada semana, una de las repartidoras de las revistas de las verdades textuales, aunque esta vez no venía sola. Su madre le dice: "Abre, recoge las revistas pero no les des conversación que se ponen muy pesadas". Pero, si son buena gente, les gusta leer y hablar como a mí - dijo la niña  mientras se dirigía hacia la puerta.

Recogió las revistas, dio la voluntad y con ella el torrente de palabras que guardaba para la ocasión, pero esta vez no fue como de costumbre, un intercambio amable de citas y opiniones. La acompañante venía a hacer un examen sorpresa:  "¿Quién te crees tú? ¿Por qué sabes tanto? ¿A quién sirves? No se puede servir a dos señores." Estas y otras preguntas, una detrás de otra, iban aderezadas con una retahíla de citas bíblicas repetidas casi sin respirar.

La niña, ante ese ataque frontal, se sintió insignificante. ¿Qué estaban haciendo aquellas dos mujeres?- se preguntó presa del pánico. Las mujeres, cuando ya la vieron aturdida y muda, decidieron irse. Ella cerró la puerta, cogió su muñeca y corrió a esconderse en el hueco de las escaleras, llorando y preguntándose el por qué de ese episodio.

Una hora más tarde llega su padre del trabajo y se extraña de la ausencia de la niña. Decide buscarla y la encuentra con la mirada llena de pavor. Aún le temblaban las manos mientras le explicaba lo sucedido. Él comprensivo la saca de su escondite y le dice: "Ay hija, no pretendas que Aldonza Lorenzo se convierta en Dulcinea del Toboso, mi pequeña Quijote".

1 jun. 2011

POESÍA: El gato y la manzana

La tentación vive arriba - el viento susurraba.

¿Arriba, dónde?- contestó la serpiente alada.

¡En el árbol! Repítelo al resto para que todos puedan volar - las nubes indicaban.

Nooo, el cielo se llenaría, y no hay hueco para tanta gente.

Ay serpiente maldita, por no transmitir el mensaje,

hasta que cumplas tu misión,

tus alas perderás - sentenció el Silencio.

Ese Silencio perpetuo llamado Eternidad.

La serpiente que por sus alas lloraba,

se abrazó al árbol para cumplir su labor.

Cronos hizo de centinela,

recordándole a cada instante,

que el tiempo vuela,

que el tiempo marca los tiempos,

que el tiempo aborta los inciertos.

Un gato que pasaba,

buscando sombras mejores.

Se acurrucó junto a las raíces.

Acurrucado y en silencio,

escuchaba la savia fluir desde el infierno

y transformar su esencia con la tierra,

recorriendo cada vena, cada arteria.

El gato tranquilito escuchaba la melodía.

A gusto como estaba ronroneaba al son de la musiquilla.

La serpiente observó al felino.

Lo que esperaba no era - pensó desde su fría cabeza.

Pero, si disfruta con la sombra quizás difrute con la sagrada fruta.

La serpiente desalada baja desde la copa,

y al gato ofrece una manzana.

El felino feliz y agradecido acepta semejante vianda.

El gato juega jugando con la manzana.

La serpiente sin alas, lo miraba indignada.

Y este gato, ¿por qué no se come la manzana?

¿Véis como no se merecen estos seres nada?

Calla y sigue esperando - soplaron las nubes a la serpiente sin alas.

Juega jugando el gato,

jugando con la manzana.

La curiosidad curiosa se contagia,

y llamó la atención de muchos que se acercaron

a ver con qué jugaba.

La cogió una esposa y la compartió con su esposo.

La cogió un arquero y la puso sobre la cabeza de su hijo,

para demostrar que por amor su puntería se afina.

La cogió un pensador para demostrar sus teorías.

La cogió un poeta para escribir sus poesías.

Al ver semejante espectáculo, la serpiente lloró, llorando.

Y esas lágrimas frías le devolvieron las alas.


27 may. 2011

POESÍA: El idioma del viento

Seguiremos hablando con la arena
hasta que aprendamos el idioma del viento.
Viento que es capaz de dibujar siluetas, valles y crestas.
Las fugaces palabras se vuelven transparentes
desde que escapan de los labios.
No hay huellas, no hay rastros.
Quiero ser viento, porque mi voz no se escucha,
quiero ser brisa para llegar más lejos.
Quiero ser arena para morir en el desierto,
allí dónde sólo la besa el viento.
Quiero ser piedra para no olvidar lo bueno,
quiero ser agua para horadar el silencio.
Deseo hablar mil idiomas para que no salgas corriendo.
Para que me entiendas cuando digo
que quizás ahora es el momento.
Para coger el diccionario y regalárselo al viento.
Para que entienda que los cambios empiezan por lo pequeño.
Pero si al pequeño lo destrozan los huracanes.
¿Qué esperanza le queda al viento?
¿Cómo espera entonces que los poetas canten su recuerdo?

La sombrilla, reflexiones en primavera (V): Hablando de teteras y mochilas

Son las 8:11h de la mañana, hoy no preparo café. Estoy esperando que la valeriana haga su efecto, poco a poco noto como el nudo del estómago desaparece. Que la boca poco a poco se relaja y ya no apreta los dientes. En la habitación suena la música que una amiga colgó en el Youtube. No digo cual es, porque todos tenemos amigos que cuelgan sus fotos, su música, sus estados civiles. Todos necesitamos compartir nuestra vida, contar a los demás cómo nos va. No es por presumir, ni por dar envidia. Simplemente es para decir a alguien que estamos vivos.

Por supuesto, que se puede mentir o aparentar algo que no es cierto. Yo siempre he pensado que el que tiene que mentir es porque tiene que cubrir alguna carencia. Y si ya esa persona se está tomando el esfuerzo en construir una mentira y encima se la cree, es su problema por no aceptar la situación o no aceptarse así mismo. Yo por mi parte no es que peque de ingenua -que seguro que lo seré- pero me da mucha pereza gastar mis energías en andar desconfiando de lo que dices. Prefiero dedicar la creatividad de mis neuronas en otros menesteres. De todas formas, pierde más el que miente que yo. Pues, la mentira tiene las patas mu'cortas, pero la decepción es profunda.

Un dicho oriental dice: "La confianza es como una tetera, si se rompe, aunque la pegues sigue siendo una tetera rota". Tampoco es que me ponga tremendista o me vaya a los extremos de guardar los pedazos y recrearme en cada trocito lamentando lo perdido. Si hay una característica de mi personalidad que me encanta, es la de ser práctica. Vamos a ver, ¿la tetera es aprovechable? Sino vale para las infusiones, ¿servirá de macetero para los geranios? Y ya en última instancia, sino tiene arreglo posible, pos se cambia.

Eso en cuanto a las teteras, en cuanto a las personas, soy igual de práctica. El rencor, la decepción, la amarga bilis, son todas piedras demasiado pesadas para mi mochila. Y paso de cargar innecesariamente. Personalmente si cargo la mochila prefiero el peso de los libros, aunque sean enciclopédicos.

Buenos días a tí. Un abrazo 2.0, porque el 3.0 te lo daría en persona.

18 may. 2011

La sombrilla, reflexiones: Málaga es mujer

Valores universales: igualdad, mujeres, hombres, respeto
Foto:YSH
Son las 8:12h de la mañana, en la cafetera empieza el café a hervir y acaba de pasar un tanque por delante de mi casa. No, perdón, he exagerado un poco. No era un tanque, era algún furgón subiendo la cuesta. Seguramente metiendo la primera para no ahogarse durante la ascensión. Bueno, todo esto lo describo sentada desde mi ordenador. No porque me haya asomado a la ventana para comprobar, qué era exactamente el vehículo automóvil que subió la empinada cuesta de mi calle. Simplemente me quedé con el ruido y conté lo que me pareció.

Esto no es correcto, no me puedo quedar sentada delante de la pantalla e inventar algo así. Lo que pasa es que ya he perdido la oportunidad, el vehículo ruidoso se fue.....¿Qué? ¿cómo? Parece que vuelve de nuevo. ¡Aaah, no! A mí esto no me vuelve a pasar. El tanque-furgón vuelve a pasar por delante de mi puerta, me levanto de la mesa y corro a la ventana. Estoy nerviosa, no quiero que se me vuelva a escapar. Uf, llegué a tiempo y lo ví... Era un montacargas color azul y marca Komatsu.

¡Ayyy, qué a gusto me he quedado! Ya estoy en paz conmigo misma. Es que no me gusta inventarme las cosas, para eso ya están la poesía o los cuentos. En fín, que ya puedo terminar de hacer el café y continuar con lo mío.

Por donde iba.... Ah, sí. Málaga es una bella ciudad a la que conocí hace diez años. Aún recuerdo la primera vez... Venía en coche desde Madrid pasando por Despeñaperros. El viaje no lo puedo describir exactamente porque venía mareada, con los ojos cerrados y con unas ganas a vomitar que ni la caja de Biodramina pudo solucionar. A mi lado iba el conductor, describiendo las maravillas del paisaje, y destacando todos los fallos que:  "Si los que diseñan las carreteras las hacen con el "c", que si el peralte es una "m", pero mira que vistas más bonitas".

Yo, a todo decía que sí, si podía o sino hacía un gesto con la mano. Más que nada para agradecer a mi Cicerone, el esfuerzo de conducir Málaga-Madrid en 5 horas y contándome las bondades del trayecto. Llegando a las puertas de Málaga, me dice mi amigo: "Yeiza, abre los ojos y mira ese cartel". Pues, mira yo ante ese aviso mareada y todo, abrí los ojos. Y leí el título de una canción de Rafael. !Anda mira, aquí los cantantes se promocionan en las autovías!

"No, Yeiza, no. Eso no es una canción de Rafael, es una casa de lenocinio". ¡Ostras! ¿A esa ciudad me voy a vivir? Mal empezamos. Bueno, en el fondo a mí me da igual lo que cada uno o una haga con su vida. Cada uno en su casa y Dios en la de todos - pensé.

Lo que pasa es que me quedé con esa idea, y ya no investigué más. Iba de mi casa a la panadería, de mi casa a la tienda, de mi casa a clase, de mi casa al médico. Y no me salía de la rutina. Después, de estos diez años, me doy cuenta de mi gran error. He perdido diez años de disfrutar Málaga. Porque Málaga es su gente, sus calles, su playa, su sol, sus museos, teatros, restaurantes. Porque Málaga es María Zambrano, Manuel Altolaguirre, Victoria Kent...... Muchos y muchas más. Ahora lo sé, porque vivo Málaga.



9 may. 2011

La sombrilla, reflexiones: Los lunes, lentejas


Son las 9:30 aunque estoy levantada desde las 7 de la mañana. Ya he tomado café con galletas, de fondo tengo a Tom Jones y en la vitrocerámica hierven unas lentejas. No sé porqué, pero me encanta esta pequeña costumbre de cocinar lentejas los lunes.

Y aunque siempre me dicen eso de: "Esos son lentejas, y sino las quieres las dejas". Para mí las lentejas no son una obligación, simplemente me encantan. Son una fuente de energía de primera categoría: hierro para la sangre, para que corra libre por todo el sistema circulatorio. Además, si se acompañan con una ensalada de naranja, la vitamina C hace que el organismo absorba mejor este metálico elemento. Hierro+vitamina C, complementos de una dieta rica y variada.

Que, ¿porqué sé esto? Por el saber popular, por ver programas como Saber Vivir. Ya no lo sé, no tengo ni tiempo ni memoria para citar fuentes todo el rato, ni de recordar méritos todo el tiempo. Es un saber que tengo en mi interior y lo pongo en práctica. Además, me encanta mejorar la receta, probar las de otros y aprender de ellos. "Cada maestrillo tiene su librillo", aunque si algo tenemos todos en común es que las cosas hechas con cariño destacan por sí solas, la intención es lo que cuenta. Las lentejas hechas con amor tienen otro sabor, aunque todos usemos la misma receta.

Ya son casi las 10:00, mis lentejas hierven, en su punto de sal y especias. La zanahoria, el pimiento rojo y las espinacas añaden más colores al marrón del líquido burbujeante. De fondo, Ismael Serrano le pide a su padre que le cuente la historia del mayo francés. Mientras, remuevo las lentejas para que no se peguen.

Buenos días.

Minirrelato: Historias de gatos (V)

Había una vez un gato que no recordaba que era gato. Este gato era muy sociable y le gustaba alternar con todos los animales. Además, se adaptaba tan bien que el dicho popular: "Allí donde fueres, haz lo que vieres" era para él un estilo de vida. Tenía amigos de todas las clases: pavos reales, perros, loros, búhos. Con todos se sentía a gusto. Los aceptaba tal y como eran. Era feliz disfrutando de su compañía.

Así hizo su vida el gatuno amigo de sus amigos, hasta que un día empezaron a decirle: "Con quien te veo te comparo". Y eso, ¿qué quiere decir?- les preguntaba el gato. Que si estás con un zorro, se te tratará como a un zorro. Si estás con pavo real se te tratará como un pavo real - le contestó un grillo que pasaba por allí.

El felino no entendía porqué el amigo grillo le hacía este comentario, pues él era un gato, se sentía como un gato y se comportaba como un gato. Aunque le gustara tener amigos en todos los puertos, ¿tan difícil era de entender?- se preguntaba así mismo.

El amigo de sus amigos, como le gustaba definirse. Solía recordar la frase que le había dicho el grillo, y desde ese día empezó a auto-observarse. Se dió cuenta de que cuando estaba con los perros, husmeaba como los perros. Cuando estaba con los pavos reales, se pavoneaba estirando la cola y acicalándose delicadamente. Así con todos. Al reparar en esos detalles se asustó: ¿Qué estoy haciendo? Los estoy imitando sin darme cuenta, a lo mejor por eso el resto de gatos me miran con recelo. Es posible que por eso me digan que no les intereso. Porque no me pueden encasillar, ¿no soy de fiar, no soy confiable?

Estas y otras preguntas se formulaba así mismo, pero las respuestas eran cada vez más negativas, más oscuras. Pues, cuando no hay respuestas del exterior, el eco interno se las inventa. El gato pensante se perdió en sus divagaciones y tan perdido estaba que se olvidó de sí mismo, y de realizar aquello que le gustaba. Poco a poco, llegó a sentirse invisible, empezó a desaparecer. Deambulaba sólo y sin rumbo, apático y su curiosidad estaba bajo mínimos.

Una mañana, dando un solitario paseo encontró un espejo, al principio pensó que era otro gato. No lo saludó aunque lo miró fijamente. El otro, también lo miró en silencio y tampoco lo saludó. ¡Qué descortesía, qué compañero mas mal educado!- pensó. Pues, yo no soy así - y haciendo una elegante reverencia saludó a la imagen en el espejo que este reprodujo fielmente. Al ver que su reflejo le correspondía en atenciones, se alegró al recordar que las costumbres sencillas, también les valen a los gatos, sin dejar de ser gatos.

Este pensamiento le hizo sonreír, y su reflejo también sonrió. Esa sonrisa tornó su mañana gris y aburrida, en una mañana interesante para compartirla con los demás. Así que se despidió de su nuevo amigo llamado Reflejos, y se fue a buscar a sus otros amigos los pavos, los pollos, los perros, los zorros, los lobos, los búhos y disfrutar de su compañía.

3 may. 2011

La sombrilla, reflexiones: Los caracoles pasean de noche

Los caracoles pasean de noche
Foto:YSH
Últimamente con tanta lluvia, la sombrilla más que proteger del sol ha hecho de paraguas, pero no está mal. Optimizar recursos en los tiempos que corren en un signo de inteligencia y creatividad. Y si no que se lo digan a los caracoles que llevan la casa a cuestas por lo que pueda pasar. Ayer, en Málaga, tuvimos tormenta, aunque ya de madrugada lo que queda es el suelo mojado y una ristra de caracoles en procesión a los que no he podido evitar pisar, y eso que he intentado esquivarlos. Sentir como crujen bajos los pies no es nada agradable.

Al pensar en los caracoles, se me viene a la cabeza, la imagen de un televisor con sus dos antenas. Una televisión que se arrastra suavemente y que deja una estela brillante detrás. De esas que dejan huella. En las noticias he visto dos imágenes que me han dejado impactada: una la beatificación de Juan Pablo II, y la otra, la cara de Bin Laden muerto. Santos y demonios juntos en el mismo espacio informativo.

Hoy día 3 de mayo, es el día Mundial de la Libertad de Prensa. Y ya que desde este blog me puedo expresar libremente, creo que al margen de lo que marquen las grandes agendas, en la mía hoy prefiero destacar a Julio A. Parrado y José Couso. Dos periodistas que murieron en el ejercicio de su profesión, haciendo de su vocación de servicio público un estilo de vida. No fueron santos ni demonios, fueron personas como tú o como yo, que dejaron madres que lloran por ellos. Que dejaron familia, amigos y compañeros que añoran su compañía.


Enlaces de interés


Buenos días

29 abr. 2011

Minirrelato: La niña que leía demasiado (I)

Había una vez una niña que leía a todas horas, de día, de noche. Le encantaban los libros, su tacto, su olor, las letras, sus formas. Le gustaba soñar despierta, a veces soñaba que podía acariciarlas. Un día iban por la calle y la niña le dijo a su madre: Mamá, me gustan las formas de las letras y los números me gustaría tocar uno. La madre la mira y le contesta: Las letras no se pueden tocar. Justo en ese momento pasaron por delante de una tienda de ropa llamada "99", porque todos sus precios acababan en esa cifra. Y tenía en la puerta un cartel en relieve con esos números. La niña los vió y se dijo así misma: ¿Cómo que no? Si esos números están ahí cerca, a la altura de mi mano y los podría agarrar. Sumida en esos pensamientos no se quedó muy conforme, pero sigue con el paseo.

Pasa el tiempo, la niña sigue leyendo todos libros que va encontrando, algunos le parecen aburridos así que decide cogerse el diccionario y leerlo. Le pareció apasionante, porque podía abrirlo por cualquier capítulo y las historias que le contaba era alucinantes, pero como todo buen libro que se precie había que leerlo desde el principio, desde el título, pasando por el índice, el prólogo, las dedicatorias, los agradecimientos y luego ya por el capítulo 1: La A.

Por supuesto, ante tal comportamiento el padre que había observado en silencio el desarrollo de la niña, le dice: Hija, no leas tanto que no es bueno. Es que a mí me encanta - le responde ella, brillándole los ojos. Otro día, la niña, como niña que era, traviesa e imaginativa hizo alguna travesura, y como no hay crimen sin castigo. La medida correctora para hacerla recapacitar era quitarle lo que más le gustaba: los libros. Pero, como ella era un poco rebelde decía que sí pero luego se metía los libros entre la ropa y corría a esconderse en el hueco de las escaleras a leer.

La niña leía y leía, hacía preguntas todo el tiempo, primero a su madre, si ella no sabía contestarlas se las hacía a su padre o a los abuelos. No se callaba, preguntando y preguntando: ¿Y eso por qué?, ¿y por qué, y por qué, y por qué? Los traía a todos de cabeza. En uno de esos castigos prolongados de: "Un mes sin leer", ella termina todas sus tareas, coge un libro y se lo mete en la ropa, se puso un abrigo encima para que no se notara que escondía algo. Pero, el padre que sabía más por viejo que por diablo, la ve vestida así y le dijo: "Niña, no te aquijotes" y la dejó marchar.

8 abr. 2011

Hablando de periodismo a futuros periodistas. VII Congreso de Periodismo Antonio López Sanchez- Prados

Un poco de periodismo y una pizca de Ceuta

Por Elisa Moreno/Blog Apuntando Fuerte

"06:30 am. Un par de autobuses cargados con estudiantes de comunicación de diversos niveles y, sobre todo, con mucho sueño, arrancan desde la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Málaga en dirección a Algeciras. No hay tiempo que perder. Descendemos y caminamos derechos al puerto donde a las 09:00 am. ha de salir un Ferry directo a Ceuta. El mar estaba en calma, con lo que los vaivenes del mismo eran muy leves, pero las vistas increíbles. La ciudad nos acoge con buen tiempo, a pesar de que no disponíamos del tiempo necesario para observar cada rincón. Aún así, he podido contemplar bellas zonas de la provincia, así como sus caras opuestas." Lee texto completo en el Blog Apuntando Fuerte.


4 abr. 2011

Noticia: Lo que dice la tele va a misa. * Premiado un 'Lip Dub' creado por alumnos de Audiovisuales

Pincha en la imagen para ver el vídeo
Fuente: Gabinete de CC. Comunicación 

Un “Lip Dub” creado por estudiantes de la Facultad gana el concurso de realización de videoclips organizado por la cadena Sol Música.  Convocado para realizar un vídeo para el grupo indie Lori Meyers y dotado con 3.000 euros, la propuesta dirigida por el alumno de Comunicación Audiovisual Jesús Abarquero se alzó con el primer premio del certamen.

La canción sobre la que se ha realizado el videoclip se titula "Religión" y pertenece a "Cuando el destino nos alcance", último disco de la banda lojeña Lori Meyers. El “Lip Dub”, vídeo musical grabado en un solo plano secuencia, recorre las instalaciones de la Facultad y en él han participado numerosos estudiantes del centro, sobre todo de 2º curso de Audiovisual.

En el proceso de elaboración, además del director Jesús Abarquero, han participado como ayudantes de dirección Jesús Marinetto, Polya Ventsyslavova, Agustín Gil, Pablo Gormaz, Andrés Mendoza, Sergio Zambrana y Juan Luis Viciana. La delicada labor de operador de cámara corrió a cargo de Javier de Mías y de las tareas de edición se ocuparon Sergio Zambrana, Jesús Marinetto, Javier de Mías y el propio realizador.

 

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...