FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

31 dic. 2013

La sombrilla, reflexiones: ¡Váyase 2013!

Doodle de Google

Dichoso año. Empezó de manera extraña y lo hace de la misma manera. La vida da 360 grados aunque no te guste. "Tú puedes elegir" fue una de las frases que me dijeron al cierre del caótico 2012. Desde luego que podemos decidir, aunque  a veces cuando una no da ni un paso pa'lante ni pa'trás, la vida coge a los indecisos por el lomo y los saca de la trampas, barreras o falsos compromisos que lo tenían atascado en el mismo escollo. 

Ya se lo dije a mis amigos: 2013 es un año atípico, nos vamos a sorprender con muchos cambios. De hecho así ha sido, para bien o para mal. Las experiencias me han cambiado el carácter, los chascos tienen su sabiduría. Y como ya he conseguido afinar la fórmula para sintetizar la enseñanza que nos da la vida con cada tropezón, pues, ya tengo un buen bagaje del que no estoy del todo descontenta.

La primera medida que vuelvo a retomar es  llevar una agenda. No sé el porqué me negué a organizar o apuntar mis citas. Me gusta ser meticulosa, pero este año me puse rebelde, porque una dispone y el destino, el azar, Dios, o como lo queramos llamar hace lo que le sale del alma, lo cambia todo y nos tenemos que adaptar.

Llevo todo el día pensando, sobre qué escribir para que el 2013 no se vaya dolorido y rencoroso por la puerta. Después de todo él es solo un número en un calendario. No todo es malo, ni mucho menos. Hay cosas que guardo en mi memoria con mucho cariño, que no se borrarán ni formateándolo. Hubiese querido teclear unas líneas poéticas, líricas, pero no me salen. ¿Me estaré volviendo cínica? (Recordar ésto para otra reflexión).

Feliz entrada de año a tod@s mis lectores por vuestra fidelidad, que tengamos la fiesta en paz y busquemos la felicidad que se esconde detrás de cada detalle.

25 dic. 2013

La sombrilla, reflexiones: Un café con Valle-Inclán

¡Ay, lo que daría por tomar un café con Valle-Inclán! Nos sentaríamos y reiríamos a mandíbula batiente porque la realidad es más esperpéntica que cualquier idea que pasara por su pluma. Málaga la bella y salerosa, como la llaman algunos, es la Málaga cosmopolita que te pide tres idiomas para ser freganchín en la cocina. Todavía lo recuerdo como si lo tuviera delante, al dueño de un local del centro, diciéndome que sin idiomas no me podía admitir. Lo siento, me salió del alma y se lo tuve que decir: ¿Para qué quiere usted que yo sepa inglés dentro de la cocina? Si para pedir un pitufo, un solomillo a la pimienta o limpiar los baños,  tampoco hace falta ser trilingüe. Ainsssss. #Esperpento1

Valle y yo reiríamos porque Málaga huele a sudor de crucerista y huelga de basura. Apesta a falso glamour del todo-incluido y los contenedores quemados cubiertos de bolsas plástico. Haríamos un amplio bosquejo de la justicia puesta en minúscula porque la "J" encogió en la secadora. Con los cientos de ejemplos que vemos en los informativos y que dan una visión de lo caciquista que se puede volver una autonomía. Recomiendo leer: El cortijo andaluz del periodista Agustín Rivera.

La justicia 'flipa en colores' cuando ve aparecer destellos de coronas en la cola de espera. La misma en la que se secaban las facturas falsas, aunque éstas firmadas por princesas. ¿Es que nadie le ofrece el beneficio de la duda? ¡Es que nadie sabe que dentro de las tareas de ser princesa no está poner la ropa sucia a blanquear! Para eso ya estamos los plebeyos, nacidos para pringar. #Esperpento2

Nos centraríamos en crear una obra global, a lo grande. Una gran charada que plasmaría la atomización del individuo convertido en un todo:  una marca/actor/cantante/famosillos o afamados. También es posible que se conviertan en pájaros bajo los disparos de las ametralladoras del fuego amigo, del enemigo o de los daños colaterales.

Escribiríamos sobre la gente que defiende los valores de una sociedad por reconstruir, pero que luego se van a países menos desarrollados económicamente a abusar pederásticamente de los niños ajenos. Recomiendo leer el libro del periodista David Jiménez El Lugar más feliz del mundo.(Visita también su bitácora Davidjimenezblog). Mientras aquí las ONG´s se desloman para que llegue 1 euro de los 40 o 50 que se quedan los intermediarios. #Esperpento3

Valle-Inclán blandiría su pluma contra aquellos hombres que se dan toques de pecho autoproclamándose caballeros, llenándose la boca de palabrería folletinesca en la que términos como: humanidad, comercio justo, transparencia y buen hacer. No son más que cortinas de humo que favorecen a diablos que ponen cara de pena, bajando el tono de voz para parecer miserables. Incapaces de hacer ninguna tropelía, ni canallada alguna. Así, pasan desapercibidos hasta que dan la puñalada sin que se note. Porque también ponen rostro de plañidera y lloran por el muerto. Con la mano ensangrentada en el bolsillo, hablan de lo buena persona que era el finado. Lágrimas de cocodrilo que caen de ojos secos. Tíos vestidos con viejas armaduras oxidadas y lenguas afiladas.#Esperpento4

Ramón escribiría sobre los seres ávidos de poder que con tal de tener una oficina y gente a su mando, matan a la abuela, la disecan y le cuelgan al cuello el cartel de "Bienvenidos" para colocarla cerca de la puerta de entrada. Tontos deseosos de sentir que el poder les pone. Se convierte en algo lascivo, llevan traje de chaqueta y corbata, la llave de la puerta de un local, y creen que están sentados en la cima del mundo. Valle-Inclán y yo solo vemos un tonto con una llave, mire usted. #Esperpento5

Creo que esto va para largo. Otro café, por favor...

22 dic. 2013

La sombrilla: Locurreflexiones domingueras

Tendría que apuntar las ideas. Así cuando llegara a sentarme en esta silla no improvisaría, iría a tiro hecho. Antes lo hacía. Ahora escribo de forma caprichosa. Creo que desde hace un año por esta misma época, cuando el cuerpo dijo hasta aquí, obligándome a tomar la vida con más calma. Hubo un antes y un después. A veces me enfado conmigo misma porque esto parece la absurda justificación de una rendición anticipada. O simplemente, que me he vuelto más flexible ante las limitaciones de mi carcasa y las que te pone la vida.

Creatividad
Hace un año por esta época, se puede decir rocé el Nirvana sin pasar por ninguna droga, meditación previa, ni nada de nada. Mi cerebro saturado de estrés dijo basta ya. Envolvió mi realidad con vestigios del pasado y fogonazos del futuro. En el silencio de la noche, los grillos y los pasajes sin escribir se sucedían sin concierto. Un año después me gusta pensar en ese episodio como la inmersión completa al Arte. Lo malo es que los mamíferos no estamos preparados para aguantar la respiración en el océano de las palabras. Sentir que cuanto más profundo te sumerges en ése agua, más te alejas de la orilla y del oxígeno, pero más cerca estás del estado de creatividad perfecto. 

Cada bocanada de vida que se te escapa, eres más libre para seguir profundizando. Pierdes la noción del miedo, la barrera de la vergüenza, la limitación de una cordura políticamente correcta. Que cumpla con las normas de la etiqueta y el protocolo de las clases de gente que se empeña en crear personas de primera, de segunda y de tercera. Una realidad que convierte el papel en un semidios que te hace pobre o rico, residente o irregular, sino los posees. Un papel en el que empeñas tu vida o con el que te limpias el culo. 
En el baño. Andrea Wayne von Königslöw

Cuanto más te sumerges, la apnea te vuelve la vista más rica en detalles, quizás desarrollas la intuición que tenías atrofiada y que Google te ayuda a no olvidar. Relacionas o indexas ideas. Eres capaz. La creatividad en estado puro es una bebida no alcohólica que te deja en coma etílico. Cuando sales de él estás deseando volver. Quieres atravesar de nuevo la selva para encontrar la oreja de Vangogh, la pipa de María Zambrano o el brazo de Cervantes.....

Agua y papel, papel y agua, letras que ya se leen en la pantalla táctil de las Tablets. Da igual, el soporte si tú lo lees. Si tú te lo comes, si tú lo digieres y permites que florezca en tu mente. Sino a la papelera  o al inodoro. No olvides tirar de la cadena y lavarte las manos.


9 dic. 2013

Minirreflexión o Anti-poesía

El viento haciendo bailar las hojas de los árboles,
Pensamientos Diluidos
el banco de madera junto a la farola, solo, insinuante,
te invita a subir y bailar a lo Fredd Aster.
Te reprimes, no sabes por qué.
Quizás para que no piensen que estás loco.
La música del móvil y la soledad transforman al más torpe
en cantante pasable en la intimidad.
Las sombras del paseo dibujan arabescos indescifrables.
La noche despliega su manto de lentejuelas.
Caminamos mirando nuestra sombra,
compartiendo cuitas y secretos.
No, no hablamos solos. 
Hablamos con los recuerdos para ponerlos en orden.
Hablamos con las ideas para que no se seque el manantial.
De fondo el pitido del WhatsApp pone en alerta la curiosidad.
Seguimos caminando, el viento sopla, el banco y la farola coqueta quedaron atrás.
Delante la policía pasa haciendo la ronda,
miran sin mirar,
vigilan sin vigilar. O todo lo contrario.
Cambia la música del reproductor del móvil 
y con él nuestro sentido del humor.
Arriba, sin límites, apretando el paso. Estilo militar.
Medio, para descansar y coger aliento. Modo paseo.
Arriba, para llegar cuanto antes, que la meta no se vuelva inalcanzable.
El viento continúa bailando con las hojas de los árboles,
generoso te invita a dar unos pasos sueltos.
Para bailar pegados está la farola, no te confundas.
El banco harto de soportar posaderas, 
nos mira alejarnos con tristeza,
pidiendo que alguien baile de noche mirando las estrellas.
Nosotros seguimos hablando, 
no prestamos atención a los detalles.
Las luces navideñas, los carteles de neón, 
el pitido insoportable de los grupos enviándose emoticones.
No hablamos, solo respiramos el frío aire contaminado.
Sintiendo que ese trayecto lo hemos hecho antes.
Ahora, vamos solos pero acompañados,
porque la soledad corpórea ya tiene rostro, piernas y torso.
Ya toma la réplica. No, no estamos locos. 
Es la virtualización de la imaginación,
la digitalización de la realidad, 
solo puedes verlo tú, dice la televisión. 
Si lo dice ella será verdad.
Los sentimientos neologizados.
Igual que la invitación del banco y de la farola para bailar.

7 dic. 2013

La sombrilla, reflexiones: La diferencia entre mirar y observar

A veces me siento cantautora de mis propias letras. La música me lleva a lomos de la armoniosa voz de otros al lugar donde están las ideas, las abstracciones. Cuando estás inspirada no hace falta transporte, con un simple chasquido de dedos estás ahí. En ese lugar entre la locura y lo invisible, está la creatividad palpitante. El océano inmenso y profundo donde se esconden las historias ficticias que causan la apnea. Admiro a los que se sumergen a pulmón libre, sin artilugios extra. Un simple cinturón de plomo para acelerar la inmersión y la actitud de adentrarse en la oscuridad luminosa de las aguas.

De fondo suena India Martínez con su canción "Los gatos no ladran". Frase ésta con la que estoy de acuerdo. A los gatos no les hace falta ser lo que no son. Aunque haya propietarios que se empeñen en ponerles correa para sacarlos a pasear. Los gatos de ciudad corren el peligro de morir atropellados bajo las ruedas de los coches. A fuerza de acompañar a sus dueños se mimetizan con sus miedos y se acostumbran a mirar al mundo con terror, o simplemente porque no les queda otra.
David Jiménez

Esta mañana iba en el autobús leyendo el libro de David Jiménez, corresponsal del periódico El Mundo en Asia, "El lugar más feliz del mundo". Una señora se sentó junto a mi lado, preguntándome qué libro y autor iban conmigo en mi viaje interurbano. Le comenté que era no ficcíón. La perspectiva personal del periodista en su cobertura de las crónicas y reportajes que realiza. Lo que no se lee en la prensa, meterse durante un instante en su libro de notas, un instante en su cabeza.

La señora animada por mi contestación estuvo de acuerdo con que leer demasiada ficción no conduce a nada, que estaba harta de la trilogía de libros que tratan el amor y el sexo como una lucha violenta. "Yo soy de las clásicas, a mi pellizcos ninguno, jajajaja". Nos reímos juntas y seguimos comentando que la literatura al peso es poco práctica. Si realmente te saltas las tres o cuatro hojas llenas de descripciones absurdas la trama no lo nota. Además, le parecía que: "Se abusaba del recurso literario de las violaciones en las temáticas de muchas historias".

Sí, pensé yo. Pero, aún así la ficción se queda corta. La realidad es mucho más dura y se tiende a tapar, a esconder, e incluso a ignorar. ¡Mientras no toque de cerca el entorno personal! Muchas operaciones basadas en el 'chanchulleo' para luego celebrarlo con alcohol, drogas, violencia o carne fresca en los clubs de alterne. 

Recuerdo que hace algunos años, me repugnaba la existencia de la prostitución, sobre todo la que se basa en la trata de blancas, chicas engañadas o amenazadas por mafias. Luego, te enteras que hay de todo, las hay así, y las que simplemente lo han elegido como una opción laboral más. Entre estos dos extremos descubrí hace tiempo otro tipo de prostitución, una que dibuja una perfil social de matrimonios adinerados que por mantener un falso estatus se ponen en cada ojo una Visa más translúcida que el tupido velo del ciego que no quiere ver.

Quizás, estoy mezclando demasiadas ideas-temas. Ficción, no-ficción. Ideas peregrinas aderezadas con música, que como en una vieja estación me avisa que este tren llega a su última parada.

6 dic. 2013

Minirreflexión: Escribiendo en la cama

http://www.tecnicolor.es/files/tag-jimmy-liao.html
Noche estrellada by Jimmy Liao
Hace mucho que no le doy a las teclas. Últimamente no he tenido tiempo para reflexionar con calma. Se me ocurren ideas peregrinas, pero no pasan de ser susurros detrás de las sombras. También es cierto que llevo varios cambios seguidos y la capacidad de adaptación requiere mucha energía. Con esto de ser comercial y hablar con tantas personas... Para algunos eres la representación del demonio en la tierra y para otros el terapeuta de emergencia. Todos tienen ganas de hablar, unos para maldecir al gobierno y sus meteduras de pata con la etiqueta de "chorizos" entre sintagma y sintagma o simplemente para contar las penurias personales que se esconden tras cada puerta. 

La instantánea que saco de la sociedad a veces se torna un poco cínica, cuando escuchas a gente que critica a otra gente diciendo que estamos en un país de vagos o que mal gestionaron el dinero durante la bonanza económica. A veces, les contesto que ya he encontrado familias que viven desde hace meses sin contador de la luz, que viven a oscuras. Que la realidad no se reduce a su edificio y al tablón de anuncios de la comunidad de vecinos en la que se exhibe con  nombre, apellidos y puerta la persona que lleva tiempo sin pagar las cuotas e incluso ha sido llevado a juicio. 

Estar hablando con un cliente dueño de un bar y enterarte a las dos semanas que le han dado tres puñaladas en Torremolinos...Es complicado conocer a tanta gente al día, hablar, escuchar y no llegar por la noche reviviendo cada puerta, cada contestación, cada detalle. Menudencias, tal vez, pero que esbozan un puzle social lleno de matices. Quizás llegaré a la misma conclusión que otros compañeros: "Te pinchan y no sangras".

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...