FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

31 dic. 2013

La sombrilla, reflexiones: ¡Váyase 2013!

Doodle de Google

Dichoso año. Empezó de manera extraña y lo hace de la misma manera. La vida da 360 grados aunque no te guste. "Tú puedes elegir" fue una de las frases que me dijeron al cierre del caótico 2012. Desde luego que podemos decidir, aunque  a veces cuando una no da ni un paso pa'lante ni pa'trás, la vida coge a los indecisos por el lomo y los saca de la trampas, barreras o falsos compromisos que lo tenían atascado en el mismo escollo. 

Ya se lo dije a mis amigos: 2013 es un año atípico, nos vamos a sorprender con muchos cambios. De hecho así ha sido, para bien o para mal. Las experiencias me han cambiado el carácter, los chascos tienen su sabiduría. Y como ya he conseguido afinar la fórmula para sintetizar la enseñanza que nos da la vida con cada tropezón, pues, ya tengo un buen bagaje del que no estoy del todo descontenta.

La primera medida que vuelvo a retomar es  llevar una agenda. No sé el porqué me negué a organizar o apuntar mis citas. Me gusta ser meticulosa, pero este año me puse rebelde, porque una dispone y el destino, el azar, Dios, o como lo queramos llamar hace lo que le sale del alma, lo cambia todo y nos tenemos que adaptar.

Llevo todo el día pensando, sobre qué escribir para que el 2013 no se vaya dolorido y rencoroso por la puerta. Después de todo él es solo un número en un calendario. No todo es malo, ni mucho menos. Hay cosas que guardo en mi memoria con mucho cariño, que no se borrarán ni formateándolo. Hubiese querido teclear unas líneas poéticas, líricas, pero no me salen. ¿Me estaré volviendo cínica? (Recordar ésto para otra reflexión).

Feliz entrada de año a tod@s mis lectores por vuestra fidelidad, que tengamos la fiesta en paz y busquemos la felicidad que se esconde detrás de cada detalle.

25 dic. 2013

La sombrilla, reflexiones: Un café con Valle-Inclán

¡Ay, lo que daría por tomar un café con Valle-Inclán! Nos sentaríamos y reiríamos a mandíbula batiente porque la realidad es más esperpéntica que cualquier idea que pasara por su pluma. Málaga la bella y salerosa, como la llaman algunos, es la Málaga cosmopolita que te pide tres idiomas para ser freganchín en la cocina. Todavía lo recuerdo como si lo tuviera delante, al dueño de un local del centro, diciéndome que sin idiomas no me podía admitir. Lo siento, me salió del alma y se lo tuve que decir: ¿Para qué quiere usted que yo sepa inglés dentro de la cocina? Si para pedir un pitufo, un solomillo a la pimienta o limpiar los baños,  tampoco hace falta ser trilingüe. Ainsssss. #Esperpento1

Valle y yo reiríamos porque Málaga huele a sudor de crucerista y huelga de basura. Apesta a falso glamour del todo-incluido y los contenedores quemados cubiertos de bolsas plástico. Haríamos un amplio bosquejo de la justicia puesta en minúscula porque la "J" encogió en la secadora. Con los cientos de ejemplos que vemos en los informativos y que dan una visión de lo caciquista que se puede volver una autonomía. Recomiendo leer: El cortijo andaluz del periodista Agustín Rivera.

La justicia 'flipa en colores' cuando ve aparecer destellos de coronas en la cola de espera. La misma en la que se secaban las facturas falsas, aunque éstas firmadas por princesas. ¿Es que nadie le ofrece el beneficio de la duda? ¡Es que nadie sabe que dentro de las tareas de ser princesa no está poner la ropa sucia a blanquear! Para eso ya estamos los plebeyos, nacidos para pringar. #Esperpento2

Nos centraríamos en crear una obra global, a lo grande. Una gran charada que plasmaría la atomización del individuo convertido en un todo:  una marca/actor/cantante/famosillos o afamados. También es posible que se conviertan en pájaros bajo los disparos de las ametralladoras del fuego amigo, del enemigo o de los daños colaterales.

Escribiríamos sobre la gente que defiende los valores de una sociedad por reconstruir, pero que luego se van a países menos desarrollados económicamente a abusar pederásticamente de los niños ajenos. Recomiendo leer el libro del periodista David Jiménez El Lugar más feliz del mundo.(Visita también su bitácora Davidjimenezblog). Mientras aquí las ONG´s se desloman para que llegue 1 euro de los 40 o 50 que se quedan los intermediarios. #Esperpento3

Valle-Inclán blandiría su pluma contra aquellos hombres que se dan toques de pecho autoproclamándose caballeros, llenándose la boca de palabrería folletinesca en la que términos como: humanidad, comercio justo, transparencia y buen hacer. No son más que cortinas de humo que favorecen a diablos que ponen cara de pena, bajando el tono de voz para parecer miserables. Incapaces de hacer ninguna tropelía, ni canallada alguna. Así, pasan desapercibidos hasta que dan la puñalada sin que se note. Porque también ponen rostro de plañidera y lloran por el muerto. Con la mano ensangrentada en el bolsillo, hablan de lo buena persona que era el finado. Lágrimas de cocodrilo que caen de ojos secos. Tíos vestidos con viejas armaduras oxidadas y lenguas afiladas.#Esperpento4

Ramón escribiría sobre los seres ávidos de poder que con tal de tener una oficina y gente a su mando, matan a la abuela, la disecan y le cuelgan al cuello el cartel de "Bienvenidos" para colocarla cerca de la puerta de entrada. Tontos deseosos de sentir que el poder les pone. Se convierte en algo lascivo, llevan traje de chaqueta y corbata, la llave de la puerta de un local, y creen que están sentados en la cima del mundo. Valle-Inclán y yo solo vemos un tonto con una llave, mire usted. #Esperpento5

Creo que esto va para largo. Otro café, por favor...

22 dic. 2013

La sombrilla: Locurreflexiones domingueras

Tendría que apuntar las ideas. Así cuando llegara a sentarme en esta silla no improvisaría, iría a tiro hecho. Antes lo hacía. Ahora escribo de forma caprichosa. Creo que desde hace un año por esta misma época, cuando el cuerpo dijo hasta aquí, obligándome a tomar la vida con más calma. Hubo un antes y un después. A veces me enfado conmigo misma porque esto parece la absurda justificación de una rendición anticipada. O simplemente, que me he vuelto más flexible ante las limitaciones de mi carcasa y las que te pone la vida.

Creatividad
Hace un año por esta época, se puede decir rocé el Nirvana sin pasar por ninguna droga, meditación previa, ni nada de nada. Mi cerebro saturado de estrés dijo basta ya. Envolvió mi realidad con vestigios del pasado y fogonazos del futuro. En el silencio de la noche, los grillos y los pasajes sin escribir se sucedían sin concierto. Un año después me gusta pensar en ese episodio como la inmersión completa al Arte. Lo malo es que los mamíferos no estamos preparados para aguantar la respiración en el océano de las palabras. Sentir que cuanto más profundo te sumerges en ése agua, más te alejas de la orilla y del oxígeno, pero más cerca estás del estado de creatividad perfecto. 

Cada bocanada de vida que se te escapa, eres más libre para seguir profundizando. Pierdes la noción del miedo, la barrera de la vergüenza, la limitación de una cordura políticamente correcta. Que cumpla con las normas de la etiqueta y el protocolo de las clases de gente que se empeña en crear personas de primera, de segunda y de tercera. Una realidad que convierte el papel en un semidios que te hace pobre o rico, residente o irregular, sino los posees. Un papel en el que empeñas tu vida o con el que te limpias el culo. 
En el baño. Andrea Wayne von Königslöw

Cuanto más te sumerges, la apnea te vuelve la vista más rica en detalles, quizás desarrollas la intuición que tenías atrofiada y que Google te ayuda a no olvidar. Relacionas o indexas ideas. Eres capaz. La creatividad en estado puro es una bebida no alcohólica que te deja en coma etílico. Cuando sales de él estás deseando volver. Quieres atravesar de nuevo la selva para encontrar la oreja de Vangogh, la pipa de María Zambrano o el brazo de Cervantes.....

Agua y papel, papel y agua, letras que ya se leen en la pantalla táctil de las Tablets. Da igual, el soporte si tú lo lees. Si tú te lo comes, si tú lo digieres y permites que florezca en tu mente. Sino a la papelera  o al inodoro. No olvides tirar de la cadena y lavarte las manos.


9 dic. 2013

Minirreflexión o Anti-poesía

El viento haciendo bailar las hojas de los árboles,
Pensamientos Diluidos
el banco de madera junto a la farola, solo, insinuante,
te invita a subir y bailar a lo Fredd Aster.
Te reprimes, no sabes por qué.
Quizás para que no piensen que estás loco.
La música del móvil y la soledad transforman al más torpe
en cantante pasable en la intimidad.
Las sombras del paseo dibujan arabescos indescifrables.
La noche despliega su manto de lentejuelas.
Caminamos mirando nuestra sombra,
compartiendo cuitas y secretos.
No, no hablamos solos. 
Hablamos con los recuerdos para ponerlos en orden.
Hablamos con las ideas para que no se seque el manantial.
De fondo el pitido del WhatsApp pone en alerta la curiosidad.
Seguimos caminando, el viento sopla, el banco y la farola coqueta quedaron atrás.
Delante la policía pasa haciendo la ronda,
miran sin mirar,
vigilan sin vigilar. O todo lo contrario.
Cambia la música del reproductor del móvil 
y con él nuestro sentido del humor.
Arriba, sin límites, apretando el paso. Estilo militar.
Medio, para descansar y coger aliento. Modo paseo.
Arriba, para llegar cuanto antes, que la meta no se vuelva inalcanzable.
El viento continúa bailando con las hojas de los árboles,
generoso te invita a dar unos pasos sueltos.
Para bailar pegados está la farola, no te confundas.
El banco harto de soportar posaderas, 
nos mira alejarnos con tristeza,
pidiendo que alguien baile de noche mirando las estrellas.
Nosotros seguimos hablando, 
no prestamos atención a los detalles.
Las luces navideñas, los carteles de neón, 
el pitido insoportable de los grupos enviándose emoticones.
No hablamos, solo respiramos el frío aire contaminado.
Sintiendo que ese trayecto lo hemos hecho antes.
Ahora, vamos solos pero acompañados,
porque la soledad corpórea ya tiene rostro, piernas y torso.
Ya toma la réplica. No, no estamos locos. 
Es la virtualización de la imaginación,
la digitalización de la realidad, 
solo puedes verlo tú, dice la televisión. 
Si lo dice ella será verdad.
Los sentimientos neologizados.
Igual que la invitación del banco y de la farola para bailar.

7 dic. 2013

La sombrilla, reflexiones: La diferencia entre mirar y observar

A veces me siento cantautora de mis propias letras. La música me lleva a lomos de la armoniosa voz de otros al lugar donde están las ideas, las abstracciones. Cuando estás inspirada no hace falta transporte, con un simple chasquido de dedos estás ahí. En ese lugar entre la locura y lo invisible, está la creatividad palpitante. El océano inmenso y profundo donde se esconden las historias ficticias que causan la apnea. Admiro a los que se sumergen a pulmón libre, sin artilugios extra. Un simple cinturón de plomo para acelerar la inmersión y la actitud de adentrarse en la oscuridad luminosa de las aguas.

De fondo suena India Martínez con su canción "Los gatos no ladran". Frase ésta con la que estoy de acuerdo. A los gatos no les hace falta ser lo que no son. Aunque haya propietarios que se empeñen en ponerles correa para sacarlos a pasear. Los gatos de ciudad corren el peligro de morir atropellados bajo las ruedas de los coches. A fuerza de acompañar a sus dueños se mimetizan con sus miedos y se acostumbran a mirar al mundo con terror, o simplemente porque no les queda otra.
David Jiménez

Esta mañana iba en el autobús leyendo el libro de David Jiménez, corresponsal del periódico El Mundo en Asia, "El lugar más feliz del mundo". Una señora se sentó junto a mi lado, preguntándome qué libro y autor iban conmigo en mi viaje interurbano. Le comenté que era no ficcíón. La perspectiva personal del periodista en su cobertura de las crónicas y reportajes que realiza. Lo que no se lee en la prensa, meterse durante un instante en su libro de notas, un instante en su cabeza.

La señora animada por mi contestación estuvo de acuerdo con que leer demasiada ficción no conduce a nada, que estaba harta de la trilogía de libros que tratan el amor y el sexo como una lucha violenta. "Yo soy de las clásicas, a mi pellizcos ninguno, jajajaja". Nos reímos juntas y seguimos comentando que la literatura al peso es poco práctica. Si realmente te saltas las tres o cuatro hojas llenas de descripciones absurdas la trama no lo nota. Además, le parecía que: "Se abusaba del recurso literario de las violaciones en las temáticas de muchas historias".

Sí, pensé yo. Pero, aún así la ficción se queda corta. La realidad es mucho más dura y se tiende a tapar, a esconder, e incluso a ignorar. ¡Mientras no toque de cerca el entorno personal! Muchas operaciones basadas en el 'chanchulleo' para luego celebrarlo con alcohol, drogas, violencia o carne fresca en los clubs de alterne. 

Recuerdo que hace algunos años, me repugnaba la existencia de la prostitución, sobre todo la que se basa en la trata de blancas, chicas engañadas o amenazadas por mafias. Luego, te enteras que hay de todo, las hay así, y las que simplemente lo han elegido como una opción laboral más. Entre estos dos extremos descubrí hace tiempo otro tipo de prostitución, una que dibuja una perfil social de matrimonios adinerados que por mantener un falso estatus se ponen en cada ojo una Visa más translúcida que el tupido velo del ciego que no quiere ver.

Quizás, estoy mezclando demasiadas ideas-temas. Ficción, no-ficción. Ideas peregrinas aderezadas con música, que como en una vieja estación me avisa que este tren llega a su última parada.

6 dic. 2013

Minirreflexión: Escribiendo en la cama

http://www.tecnicolor.es/files/tag-jimmy-liao.html
Noche estrellada by Jimmy Liao
Hace mucho que no le doy a las teclas. Últimamente no he tenido tiempo para reflexionar con calma. Se me ocurren ideas peregrinas, pero no pasan de ser susurros detrás de las sombras. También es cierto que llevo varios cambios seguidos y la capacidad de adaptación requiere mucha energía. Con esto de ser comercial y hablar con tantas personas... Para algunos eres la representación del demonio en la tierra y para otros el terapeuta de emergencia. Todos tienen ganas de hablar, unos para maldecir al gobierno y sus meteduras de pata con la etiqueta de "chorizos" entre sintagma y sintagma o simplemente para contar las penurias personales que se esconden tras cada puerta. 

La instantánea que saco de la sociedad a veces se torna un poco cínica, cuando escuchas a gente que critica a otra gente diciendo que estamos en un país de vagos o que mal gestionaron el dinero durante la bonanza económica. A veces, les contesto que ya he encontrado familias que viven desde hace meses sin contador de la luz, que viven a oscuras. Que la realidad no se reduce a su edificio y al tablón de anuncios de la comunidad de vecinos en la que se exhibe con  nombre, apellidos y puerta la persona que lleva tiempo sin pagar las cuotas e incluso ha sido llevado a juicio. 

Estar hablando con un cliente dueño de un bar y enterarte a las dos semanas que le han dado tres puñaladas en Torremolinos...Es complicado conocer a tanta gente al día, hablar, escuchar y no llegar por la noche reviviendo cada puerta, cada contestación, cada detalle. Menudencias, tal vez, pero que esbozan un puzle social lleno de matices. Quizás llegaré a la misma conclusión que otros compañeros: "Te pinchan y no sangras".

27 oct. 2013

La Sombrilla, reflexiones: 'Post-venta'

Disculpa querido lector porque no he podido actualizar el blog debido a que la conexión a internet que tenía era Instanet y como ha quebrado soy una de las clientas a las que ha dejado tirada sin previo aviso. Son las 06:45 de la madrugada. El cuerpo no se ha enterado del cambio horario y me pide movimiento. Aprovecho ya que veo en la esquina alejándose el peplo de la musa resacosa huyendo de sus obligaciones. El niño duerme, pues el pobre ya ve en el armatoste cibernético otro puente que saltar. “¿Vas a seguir trabajando, mamá?”. La noche da la oportunidad a que las reflexiones atascadas salgan a flote. Para bien o para mal.

Actualmente estoy trabajando de comercial/asesora/distribuidora. Dicen que no hay productos malos sino malos vendedores. Los clientes me dicen que 'informo' muy bien, que les gustaría que más gente explicara las cosas así de transparentes y claritas. Ante estas observaciones, contesto diciendo que les trato como me gustaría que hicieran conmigo. Según parece, para un comercial esto es un insulto, no somos informadores. La información no es gratis. Eso mismo pensamos los periodistas, no crean que el lema es diferente. 

Este trabajo es tan digno como otro cualquiera, trabajando con ética y calidad también se sale adelante. Es simplemente el peaje que hay que pagar para vivir: Utilizar nuestro cuerpo y habilidades para llevar el pan a casa. Entiéndase que con estas líneas intento transmitir un mensaje de ánimo, porque siempre hay oportunidades para crecer y aprender. No estancarse señores.

Aunque buena parte de mi cerebro esté volcado en la función que le toque realizar, no puedo dejar de sacar la instantánea de lo que sucede en cada casa. No lo puedo evitar, salgo impregnada de olores, sensaciones, imágenes. Le estoy tomando el pulso a la realidad nuclear, la de cada casa. Trabajo de campo, puerta a puerta. Algunas conclusiones que saco a todo esto:
  1. Hay muchísimos ancianos solos en los hogares, que apenas pueden moverse con andadores o con la puerta abierta por si les pasa algo que algún vecino se asome. Los familiares están trabajando y la asistencia domiciliaria a dependientes ha sido recortada y van menos horas. Una mañana toco en una puerta y me sale una joven con unos guantes puestos y llorando. ¿Le pregunto qué le pasa? Y me contesta: “Ahora, no te puedo atender. Tengo a mi madre con Alzheimer que ha intentado limpiarle las heces a mi padre que está empotrado en la cama y me he encontrado a los dos llenos hasta arriba”. Cierra la puerta y tras ella deja el hedor que escapa buscando el exterior.

  2. En un mismo día, puedes vivir mil vidas tras cada puerta. En una manzana el contraste de ricos y pobres puede ser dramático. En unas los desconchones de humedad se tapan con dibujos de los niños que juegan en la alfombra del piso de alquiler. En otras, los niños 'whassapean' con los Iphones sentados en la hamaca del jardín, mientras los Ipads y los Ebooks son dejados de cualquier manera, porque al fin y al cabo son cacharros.

  3. Algunas frases que me han dejado impactada de clientes:

    - “Lo siento, ése tema lo lleva mi secretario. Yo soy un artista y no hablo de cosas materiales. Me afecta a la inspiración.”

    - “Soy viuda, para mal o para bien y no tengo compromiso ninguno” – dice ella muy orgullosa mientras le echa ojitos a mi compañero.
Son muchas instantáneas, ya iré contándolas poco a poco, para quitarle presión a la olla y que no se sature la memoria RAM de mi cabeza. No puedo dejar aparcada la capacidad de analizar mi entorno, los olores, las expresiones, el qué dice, el cómo lo dice, las repercusiones que tiene cualquier acto que hagamos o dejemos de hacer. Hay mucho, mucho más..... Buenos días

22 sept. 2013

Minirrelato: El beduino

En el desierto entre duna y duna había plantada, semioculta, una pequeña jaima. Dentro, un beduino que decidió renunciar a la vida y la materia. Desprendidamente olvidó el tiempo, la gente y sus lazos. 

Vivía en una purga perpetua: horas y horas con los ojos abiertos descifrando el código de la arena, mientras, los oscuros pensamientos llenaban sus madrugadas perpetuas. Cada amanecer sus abluciones iban dirigidas a borrar la memoria de sus genes. Encandilado por la luz del sol, las retinas trasnochadas hacían que viera el mundo con recelo, descubriendo conspiraciones infinitas.

Tan vacío quería quedar, que se convirtió en el sumidero del universo. Y sin querer se transformó en el Diógenes de la materia y de las ideas. Lo rescataba todo. En su ansia por la destrucción misma, no era consciente del rastro virtual de la memoria. La copia de seguridad que produce el estancamiento del acumulador.

Una mañana, tras una tormenta de arena, apareció un ave herida. El instinto la llevó hasta su jaima porque en su interior resonaban el eco de las siguientes palabras: "Habla con él, ha pasado por lo mismo que tú y podéis aprender juntos mientras curas tus heridas". Sonó extraña aquella petición, ella lo sabía. ¿Ser la guía de un presunto salvador cuando ella misma estaba mal?- suspiró y aceptó el reto que proponía el viento. Accedió a la propuesta, sabía que sus heridas se curarían antes o después. De hecho, sanaban cada vez más rápido. Pero, entendió que si su parada estaba allí, tal vez debería comprobar qué pasaba. 

Llamó al residente de la arena, que al verla tan maltrecha la acogió sin dudarlo, la adoptó como si fuera una prolongación de sí mismo. Intentó trasmitirle sus conocimientos y sus rutinas.  Le enseñó los mapas dibujados a pulso, de lo conocido en las alturas o en las profundidades a las que había llegado en sus viajes sin salir de la jaima.

Ella lo escuchó, sabía de lo que hablaba el otro. El hombre se había hecho consciente de sus alas y apuraba al máximo. Se había transformado en un espíritu libre. Había volado sobre el abismo y profundizado en la sima. Había roto sus cadenas pero continuaba encerrado entre aquellas paredes de tela. Se había transformado en un esclavo libre.

Pasaban los días y las noches, ella se reponía muy rápido. Llegaba el momento de reanudar el viaje, pero cada vez que lo intentaba el beduino la entretenía con mil y un problemas, cuestiones, dudas o miedos. A veces la necesitaba como guía, otras le estorbaba en la trayectoria de su vuelo.

El ave escuchó de nuevo la voz en su interior, era el momento de partir: "Las heridas han sido sanadas, las dudas resueltas, hay que proseguir el viaje". Así lo hizo. El beduino quedó extrañado que tras su vuelo ella no deseara volver a la jaima como punto de encuentro. Miraba el horizonte desde el amanecer hasta que el sol se transformaba en luna. 

Durante un instante, cerró los ojos durante su guardia nocturna y al abrirlos escrito estaba en la arena: 

- "No soy paloma de la paz ni de la guerra, solo una simple mensajera en ruta. Si has aprendido a volar, usa tus alas y realiza tu propia misión. El tiempo y el espacio no existen salvo en las arrugas de tu cara y las siluetas que dibuja el viento en la arena. Deja de velar tu propia tumba". Al leer esto el beduino se desmayó.


1 sept. 2013

La sombrilla, reflexiones: Desmadejando ideas

By Daniela Terragni
#Idea1: ¿Se parece en algo tu presente a aquello que habías imaginado hace unos años? ¿Has cumplido tus objetivos?- Nos preguntamos todos en momentos de reflexión. Hay respuestas de todo tipo. De las mías en particular no me puedo quejar. Lo que ha dependido directamente de mí ha salido adelante por mi esfuerzo y constancia. 

De hecho, he tenido que flexibilizarme en algunos plazos porque ir contracorriente pasa factura. Voy al día con los pagos. El dicho ese: "Ríndete cuentas a ti mism@ cada noche como si fuera la última de tu vida y vive cada día como si no fueras a morir jamás".  Es bastante efectivo en la práctica. Ahora estoy en un punto en el que tengo definir metas nuevas. Eso es buena señal.

#Idea2: ¿Para qué sirve la sensibilidad?- me preguntaron el viernes. Para disfrutar y para sufrir con mucha intensidad - respondí. Para ver la vida en Technicolor o en escala de grises. Los poetas somos así. Clarividentes cegatos, sabios ignorantes, ingenuos resabiados. Deprimentes gozosos.

#Idea3: Escucho demasiado, lo sé. Interiorizo el sonido, las respuestas, los gestos. La información, las emociones, la intención. Me asusto, vibro, me enervo o me rindo. Lo que sea, pero no quedo indiferente. 

3.1. He hablado con un caricaturista que ignorado en su tierra es reconocido en el extranjero, y que a sus ochenta y cinco años sigue dibujando para comer, porque no tiene pensión alguna.  

3.2. He escuchado las penas de los familiares que los recortes en la Ley de Dependencia limita su vida aún más. No se quejan, simplemente tienen asumido que es una vuelta de tuerca más.

3.3. He hablado con pequeños revolucionarios que denunciaron a la comunidad de vecinos por estar enganchados a la red eléctrica de tal manera que solo pagaban recibos de 6 euros cada dos meses. Buena actitud cívica pero ya proscritos de por vida para el vecindario. 

3.4. Escucho a la gente quejándose por la crisis: 

- ¡Bien de miserias, Dios mío!- y suspiran mientras cambian de canal con el mando a distancia. Pero, vamos a ver gente... ¿A caso sabemos lo que es la miseria los de este lado del hemisferio? 

- ¡Ay, lo que hay que trabajar para medio comer! - ¿A caso no hay nada más importante que tener algo que llevarnos a la boca? Hasta donde yo sé con la ropa de marca o los Iphone no se hacen buenas sopas. Ni entran en la pirámide de la dieta saludable.

- ¿Cuando volverán los tiempos de bonanza?- susurran bocas de hombres, sentados en el sillón frente a la tele porque lo suyo era poner ladrillos y no saben hacer otra cosa. Pero hombre, ¿en qué saco de cemento o en qué bloque dejó olvidada su capacidad de aprendizaje, de reciclarse, de aprender? Señor, nunca somos demasiados viejos para recorrer caminos nuevos, quitarnos el polvo de la vejez anticipada y pintarnos en la cara el tatuaje de luchador.

Involucionamos y evolucionamos a voluntad. Sí la muerte misma ya es evolución, ¿por qué estancamos la vida con quejas y limitaciones complejas?

#Blog off

28 ago. 2013

La sombrilla, reflexiones: ¿Qué te voy a contar que tú ya no sepas? Batiburrillo

#Minicuento: Érase que se era, en el país de las peras había una princesa que se comía las uñas y le cantaban los pies. Lo mismo se enamoraba de los vagabundos que de los elitistas cubiertos de hiel ... Así podía empezar un cuento cualquiera, ya sabemos todos que el amor es una adicción comparable a la toxicomanía. En la vida real,  la "heroína" de los cuentos se transforma en polvo blanco perseguido por la policía de narcóticos. ¿A que ya lo sabías?

#Minianédocta: En un lugar de 'Andaluzía', de cuyo nombre podría nombrar unos cuantos, he visto castillos sostenidos con puntales amarillos  y casuchas rebosantes de optimismo. La burbuja del ladrillo explotó en la cara de muchos que ahora miran con ojos aviesos y desconfiados al prójimo: ¿Tú también vienes a engañarme, a venderme humo?  Urbanizaciones enteras convertidas en cascarones vacíos, que te hacen pensar que estas en una zona asaltada, devastada por alguna guerra. Ladrillos sin encalar, sin enlucir, la hierba hasta la cintura. Casas convertidas en avisperos gigantes. Hasta aquí, todo 'casi normal', pero ¿acaso sabías que el servicio de limpieza municipal barre las calles de las urbanizaciones sin habitar? Desde luego, no se les veía muy estresados, pero allí estaban guardando el tipo, muy profesionales.

#Delaferia: Este año he visto la feria de ida y de vuelta en el recorrido del autobús, semioculta entre los  asientos, refugiándome de los cantos trasnochados proferidos por alientos alcohólicos elevados a la máxima potencia. A los merdellones... Los vi a todos, a los tradicionales vi a algunos. A los que deseábamos que el dios Baco se quitara de una vez el traje de lunares agradecidos estamos de su fin. Ainss, el bus ya solo huele a colonia por la mañana y a sudor por la noche. 

#Tengosueño. Blog off 


6 jul. 2013

Minirreflexiones: Crónicas desde Barcelona (III)

Hoy ha sido mi día de 'caprichito' y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo unas fotos de un medio que nunca será destronado. La radio dibuja imágenes en el aire y es capaz de acompañarte en tu soledad o en tu trabajo sin estorbar. Compañera de diario, humilde y aparentemente sencilla. Esto no os lo cuento sino que os lo muestro... En la radio!!!!

En la pecera

Probando micros

Mirando al becario

Locutando
Contando cuentos


En la redacción


Minirreflexión: Crónicas desde Barcelona (II)

Camp Nou. YSH
Ayer tocó ir de peregrinaje. Cuando una es la madre del portero, te guste o no el fútbol, hay que visitar las catedrales futbolísticas. Da igual que sean del equipo contrario. 

RCD Espanyol. YSH
El espíritu deportivo hace que el que se sienta blasfemo por pisar suelo culé termine rindiéndose a la alegría infantil por poner pie en el estadio donde los deportistas sudan la camiseta.  


Los niños no tienen prejuicios quieren ver el Camp Nou y el estadio del Espanyol. Ah, por cierto nos regañaron por intentar subirnos a la estatua, sonó un silbato desde la distancia y nos sacaron tarjeta roja...  :-)

5 jul. 2013

Minirreflexión: Crónicas desde Barcelona (I)

Buenos días estimado lect@r:

Estos días estoy en Barcelona... Unas pequeñas vacaciones después de tres años mirando el calendario para cerrar etapas. En la habitación de al lado juegan al parchís, al otro el cristal de la ventana descubre una ciudad ruidosa como todas las ciudades. Hemos creado lugares tan parecidos y clónicos que en todas ellas sientes que no has salido de casa. Siempre hay algo que te recuerda a algo ya conocido, aunque lo llamen "Perruquería".

Plaza de Cataluña.YSH
Es la cuarta vez que vengo a esta ciudad y aún me sigo sorprendiendo al leer los carteles de "Sortida" para salir por las puertas. Ver que todos los turistas se hacen las mismas fotos en los mismos sitios. Observarles comiendo paellas, mejillones al vapor y tomando mojitos. ¿Para eso viajan a otras ciudades si terminas comiendo lo que te tomarías en casa?- pienso al verlos apurar la minipaellera. 

Plaza de Colón.YSH
Correr asustando a las palomas en la plaza de Cataluña y beber del grifo donde los futbolistas vienen a brindar sus éxitos. Pasear por las ramblas en minifalda confundiéndote entre la marea  homogénea humana que camina calle arriba y abajo mientras los vendedores de flores nos miran desganados.

- Excuse me, is this  the Columbus place?
- Yes, it is.  

4 jun. 2013

Minirreflexión: ¿Por qué dejé de escribir?

Tal vez porque el estrés mató a la musa por exceso de tareas. Es posible que al ser tan transparente conté todos mis secretos y como la hojarasca el viento se llevó las buenas e incluso las ideas mediocres. 

Otra teoría es que las letras se rindieran ante algún poeta callejero y prefiriesen callar. También es plausible que algún vampiro literario absorbiese la esencia de mi cuerpo y cual exorcista sacara todo el arte que alguna vez hubo en mí.

Hoy me han hecho esta pregunta y solo pude decir que últimamente no estoy muy creativa. No sé, quizás me he dejado envolver por la telaraña de las necesidades primarias y he olvidado cultivar este pequeño jardín. Seguro que después de este ejercicio para desentumecer los dedos me quedarán agujetas en las neuronas. O tendré que pedir una musa de sustitución... jejeje

26 may. 2013

Minirreflexiones: En paro, que no parada.

Leer, ver películas antiguas, reflexionar, escribir, socializarme... Son algunas de las actividades que he vuelto ha retomar. Es lo bueno de estar en paro, además de echar currículums hasta el infinito y más allá. Empapelando Málaga y sus alrededores con mi foto y mi actitud proactiva. ¡Algo saldrá, digo yo!

 El otro día me tuve que reír porque íbamos un par de personas, una detrás de la otra haciendo el vía crucis, en algunas paradas coincidíamos. Me carcajeé porque los depositarios no daban abasto recogiendo papeles. Sí, hay que tomárselo con sentido del humor. ¡Y qué remedio! O eso, o agenciarse unos antidepresivos para que al positivar la arena del albero del INEM no te de una crisis de ansiedad. Pues, las ofertas que abundan son a media jornada y para menores de 35 años. 

¡Vamos, que encima soy vieja! Así que para remediar la sensación de vacío emocional que deja el no tener ocupación laboral, y la inestabilidad económica de un bolsillo comatoso. Procuro, estar entretenida con esos hobbies que trabajando no me podía permitir por falta de tiempo. Ahora, tengo tiempo pero no trabajo. ¡Qué caprichosa es la vida!


17 may. 2013

La sombrilla, reflexiones: Pájaros Muertos

Pájaros Muertos
"Contaminame, mézclate conmigo que bajo mi rama tendrás abrigo". Hoy este estribillo baila en mi cabeza y ha conseguido que me ponga a cantar, sola en casa, sin nadie que me escuche me sale medio pasable. Un estribillo respetable. Esta canción del canario Pedro Guerra me sugiere las siguientes ideas:

"¡Contaminame!"-  El otro día vi la película de Juan Salvador Gaviota del director Hall Bartlett (1973), cuya fotografía y recursos fílmicos son pura poesía en movimiento. Un regalo para la vista y el oído. La historia trata de la vida de una gaviota rebelde que se niega a ser una más, un ave conformista cuya mayor aspiración es pelearse por la basura de los vertederos. Él desea volar más alto y más rápido. Demostrar que puede conseguir velocidades increíbles aunque tenga que ir en contra de las normas de la comunidad o arriesgar su vida al chocar contra el duro bloque acuoso al caer en picado desde alturas no autorizadas.  Lo recordé esta mañana porque he visto las imágenes en el telediario de peces y gaviotas muertas que han aparecido en una playa chilena. Pues, al parecer los pescadores utilizan explosivos para la caza de focas. Durante un segundo pensé, ¿estará entre los fallecidos Juan Salvador Gaviota? ¿Habrá muerto por la onda expansiva de la dinamita, en vez de morir cumpliendo su sueño como pionero inconformista que desea ser más libre que la libertad que se le presupone a los pájaros?

"¡Contaminame!"- Desde luego que no, ningún ser desea este tipo de contaminación destructiva, que nos convierte a los seres humanos en los artífices del infierno de los otros. En mi cabeza aparece otra imagen, Juan Salvador Gaviota sufriendo cubierto del negro petróleo que la marea ha traído a la playa...

"¡Mézclate conmigo!" -  Mezcla tu saliva con su saliva. Mezcla de fluidos que engendra híbridos y mestizos. Que crezca la conciencia global, la mirada de pez y a vista de pájaro. Células con visión panorámica, 360 grados horizontales y verticales. Diametral y perimetralmente despiertos, concienciados de su obsolescencia. Anhelando la sencillez de un ciclo de vida que no pretende necrosarse. Como las células cancerígenas que en su obstinada carrera hacia la inmortalidad, matan al individuo del que es residente. Así, nos comportamos con la Tierra: necrosándola, desertizándola, esterilizándola, en busca de la juventud eterna, en busca del estado de bienestar eterno.

"¡Ven, pero sí con con tus ojos y con tus bailes. Ven, pero no con la rabia y los malos sueños!" - Si Juan Salvador Gaviota, ése pájaro con nombre de varón, tiene conciencia y capacidad de abstracción, ¿por qué el individuo se obstina en adormecerla para no pensar?, ¿para no cuestionar su existencia? ¿Para qué hemos sido creados sino somos el alimento de nadie en la cadena alimenticia? .....???????

9 abr. 2013

La sombrilla: ¿Qué pasaría si me quejara?

Me suelen regañar porque hablo mucho. Dicen que doy demasiados detalles. Que contextualizo innecesariamente. No recuerdo cuando empecé con este síndrome verborréico. Si fue a raíz de empezar a estudiar Periodismo, o ya venía así de casa. A estas alturas no sabría distinguirlo, ni recordarlo.

Lo que si sé es que después de un par de cafés voy de sobrada, lo admito. Aunque me esfuerce en disimularlo. La agilidad mental que da la cafeína ha hecho de mis neuronas unas adictas. A pesar de que me explaye hasta el infinito, siempre me queda la sensación hueca del olvido y el tintero a medias. 

La eterna desazón por hacer alguna aclaración más: para agilizar una conversación, endulzar una disculpa, o simplemente no dejar que el silencio de pie a segundas interpretaciones malintencionadas. Esas que el dicho popular insiste: "Piensa mal y acertarás". Y "como el que calla otorga" el silencio siempre apoya la moción.

O hablas y te desahogas en un 'quejío' o te callas y el silencio que conteste por ti. Ésa es la cuestión.

Actualmente, está de moda quejarse. Todos tenemos derecho a quejarnos, para eso existen las hojas de reclamaciones. Aunque, en la vida para muchas situaciones no hay ningún departamento de atención al cliente para la queja crónica. Por suerte, un blog-diario puede servir para eso. Personalmente, se lo recomiendo a todas mis amistades, porque a veces te cansas de ti mismo, de tu propia voz interior quejosa, de mostrarla a los demás o de aguantar a las ajenas.

Siempre recordaré una anécdota que viví en el autobús. Dos señoras iban sentadas delante de mí e iban conversando:

-Ay, María. ¡Qué mal año llevamos! He tenido que ingresar a mi marido en el hospital tres veces por un amago de infarto.
-Ahhh, pero ¡eso no es nada! Al mío le ha dado un ictus, tiene la tensión alta y es diabético.
- Pues, no sé. Pero, el mío me está dando muy malas noches y hoy lo he visto muy amarillento.

El diálogo de las mujeres siguió un rato y ya me tenían de los nervios. Me dieron ganas de gritarles: ¿Pero, qué pasa? ¿La que entierre al marido gana? La pena es que me callé y las dejé cavando la fosa marital.

Resumiendo, que tú escribes, de manera autómatica, libre... El que quiera lo lee y el que no que haga zapping. Escribir, es muy bueno para liberar tensiones, incluso sexuales añaden algunos. Tanto como atiborrarse de chocolate. Si alguien quiere comentar ésto último o contradecirlo, que se pronuncie por favor. O deja tu queja en un comentario.


27 mar. 2013

Minirrelato: El Loco y la Diva

AFP PHOTO PHILIPPE MERLESidi Larbi Charkaoui y María Pagés en el espectáculo «Dunas»
Había una vez un chico al que le encantaba hablar. Era soñador, carismático, disfrutaba contando historias. A este chico, le pusieron el mote de "El loco". En el fondo no estaba mal calificado, porque su locura era amor por la palabra. Palabras transportadas en las suaves ondas y que volaban hasta el oído de sus oyentes.

Un día el Loco, subido en lo alto de un banco del parque divisó entre su público a una diva. Esta Diva, que iba de divina, resplandecía. Así que ya se sabe, chico conoce chica, y el resto para la imaginación. El paso del tiempo es lento pero seguro, así que si la cerveza pierde su blanca espuma. La borrachera inicial del amor recién empezado pronto dejó paso a la realidad. La convivencia 'madre de todas miserias" espabiló a los amantes.

Ya no se veían tan locos, tan divinos, pero sí muy humanos. Los dos querían llevar las voz cantante. Los dos se sentían divos, los dos se sentían divinos. Él quería su papel protagonista, hablaba y hablaba a todas horas, así que de tanto practicar, de charlatán en los parques se trasladó a los escenarios. De tanto que se perfeccionó, llegó a conseguir el reconocimiento del mundo. Se transformó en el actor perfecto, conmovía a todos.

Entre tanto la Divina, había comenzado también su transformación. Ella también quería formar parte de ese cielo estrellado, el Olimpo estaba desequilibrado. Si no, que sería una buena película sin un buen guión. Divina, no tenía vocación de oradora, se sentía más cómoda escribiendo. El descubrimiento la hizo sentirse aún más divina, porque ahora volaba.

La diva escribía en las servilletas, en los cuadernos, corregía las faltas de ortografía de los grandes libros. Todo le apasionaba. Sobre todo, cuando se dió cuenta que esas palabras escritas eran mágicas, transformaba al que las leía. Se sentía feliz, publicó cientos de libros para todas las edades, sentía que sus manos eran como las del Rey Midas. Todo lo que tocaba se transformaba en oro. Así llegó al firmamento, se transformó en una estrella de luz dorada.

Los dos, el Loco y la Divina, tenían sus momentos de soledad. Él con tanta tourné y ellá con tanta firma de libros. Hacía mucho que los dos brillaban en el cielo sin estorbarse. Así pasaban los días y las noches. La rutina les hizo a los dos una visita para quedarse. Rutina se convirtió en ese huésped incómodo que dice viene para tres días pero trae como equipaje el armario completo. La repetición transformó el brillo de las estrellas en algo cotidiano como la luz de las farolas.

Loco y Diva, hartos ya de tanto primer plano, empezaron a sentir la llamada de la Tierra. Necesitaban un punto de encuentro, pues el firmamento había hecho que se viera el planeta azul demasiado lejos. Así que se sentaron en un café de la Luna para volver a dialogar. En medio de la conversación, se miraron a los ojos y desearon bajarse juntos del firmamento. Ya se habían demostrado así mismos y al mundo que brilla el que quiere. Que el cielo está al alcance del que se lo curra. Llegaron a estas conclusiones sin esfuerzo, sin un grito, sin un reproche. 

La Luna se transformó para los enamorados, dejó ser satélite que gira alrededor de la Tierra, para convertirse en puente entre el cielo y el suelo. El resto de la historia, es como todas las historias, llegaron a su pueblo, tuvieron unos cuantos churumbeles a los que les encantaba dejar grafittis en las paredes.

Poesía: Semana Santa malagueña. A la Virgen de las Penas


¡Mira qué bonita, qué bonita viene!
Grita la gente al verla salir.
Majestuosa y bella,
etérea y frágil,
sale ya la Virgen, la Virgen de las Penas.
En su trono de plata
con cielo verde.
Radiante de luz y oro.
Pañuelo en mano 
y lágrimas en los ojos.
Desde la salida del templo
hasta su regreso,
es transportada y mecida
por cientos de hombros.
Malagueños devotos, 
hermandad y cofradía
de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía,
María Santísima de las Penas
y Santo Domingo de la Calzada,
son porteadores de la Virgen, 
la virgen de las Penas.
Desde la salida hasta la vuelta,
llevan a su reina,
guiados por el capataz 
y animados por tambores y cornetas. 
Toda Málaga es un grito: ¡Guapa, guapa!
Llevan a su Virgen, la virgen de las Penas.
Madre protectora de sus penitentes,
capirotes y promesas.
Los porteadores,
sin más compañía que Ella,
la miran: ¡Tan frágil, tan bella!
Santiguándose, ocupa cada uno su lugar.
Su puesto en el baral.
Respiran tomando aliento,
llenando los pulmones 
de olor a sudor, claveles,
sangre e incienso.
Preparados ponen el hombro,
y afirman el paso.
El rumor de las oraciones
y el toque de la campana
acompañan su itinerario.
Desde Nosquera a Comedias,
pasando por la Alameda,
serpenteando por las callejuelas,
impregna el camino
con el olor a Su manto.
Manto verde Esperanza,
decorado de claveles blancos.
Fresco y protector manto
que en él a todos resguarda.
¡Qué bonita va la Virgen!
En su trono de plata con cielo verde.
Andando sin pisar el suelo
hasta volver al templo,
donde guardan su trono.
Ella regresa al altar.
Ahora, Málaga reza bajito.
Rezan y prometen que allí estarán el año que viene. 
Se marchan los penitentes,
capirotes y promesas.
Se marchan sus porteadores,
dolorido el hombro
y el alma contenta.
 12/04/2001

La sombrilla, reflexiones: Me siento 'Espameada'

Semana Santa en Málaga. Tronos, olor a incienso. El paro crece por momentos, esto lo digo porque llevo unos meses formando parte de las estadísticas nacionales del INEM. Durante este tiempo he escrito poco, el duelo de la pérdida laboral hace mella, y más en un alma ya trillada como la mía.

Dicen que estas situaciones sirven para poner orden en nuestra vida, hacernos independientes del capitalismo salvaje. De los excesos económicos que realizamos. Que éste es el momento perfecto para recapitular en nuestras capacidades espirituales y resurgir de las cenizas, con un 'yo' nuevo. ¿Quizás un ego mejorado? No lo sé.

Tras pasar la crisis de ansiedad que es pasar de las mil revoluciones que supone vivir: trabajando, estudiando, ser madre, ama de casa... Estar en el paro es como vivir en el limbo. No sé disfrutar de la supuesta libertad del tiempo no productivo. Un mes de descanso no viene mal, pero el individuo necesita estar en movimiento. 

Al hacer mi currículum de dos tipos, un simplificado y otro más detallado. Veo pasar mi vida laboral delante de mis ojos. Seguramente, no destacará en la pila de las empresas que todavía admiten papel. Pues, ahora solo reciben vía email. A mi me da por pensar que así como los analógicos iban directos a la papelera, los digitales pasan directamente filtrados como SPAM. Es como si pudiera verlo.

Solo algunos contestan para decir que en este momento no realizan ningún proceso de selección, pero que lo guardarán para futuros proyectos. En estos casos me siento persona, agradecida, porque alguien ha tenido la deferencia de contestar aunque sea diciendo que no. Es peor la sensación del teléfono silencioso o el correo lleno de publicidad acosadora.

Es Semana Santa en Málaga, los tronos pasean Vírgenes que representan la Esperanza, las Penas, los Dolores... Creo que esa fiesta nos viene a los parados, deberíamos ir todos en procesión y respirar un poco de incienso para distraer el tiempo haciendo trueque de promesas por trabajo. 

19 mar. 2013

La sombrilla, reflexiones: Centrifugado de ideas

Es medianoche, de fondo suena Janis Joplin con su voz desgarrada hablando de bolas y cadenas "Ball and chain"... De corazones e ilusiones que se regalan. Nadie pide avales al corazón, aunque sí se lo piden a las ideas, pues seguro que alguien lo pensó antes que tú. Ni se te ocurra pensar que eres original o atrevido. Simplemente recurres a la memoria universal y reciclas del vertedero de los recuerdos que nadie recuerda al nacer. 

Eslabones de una cadena que arrastramos como reos aunque parecemos libres. Como actores somos mediocres, somos seres atrapados en la seriedad de la rutina. El otro día lo pensaba: "Bendita la rutina que hace parecer cuerdos a los locos". 

La autoestima, ¿qué es la autoestima? ¿En qué libro se explica? ¿Se vende por kilos o por litros? ¿Alguien tiene o finge que la tiene? ¿Es puro teatro, como el fingido orgasmo de Meg Ryan en "Cuando Harry encontró a Sally"?  ¿ O es la excusa barata que pones a algún amig@ cuando te agobia con sus problemas y deseas quitártelo de encima? ¿Es posible que la autoestima se confunda con la ineficaz educación emocional que recibimos desde la cuna? ¿Esa que confunde libertad con dependencia?

El miedo se crece al dar las doce, las grietas del cuarto dibujan una cartografía inexacta en la pared. Tal vez es la ruta hacia algún continente perdido. Allí a donde se van las vírgenes caducas o los inventores inclasificables. Esos que por no encajar son tildados de avanzados a su tiempo. Creo que allí a donde van los que ven demasiado, los que saben demasiado, o los que ignoran demasiado.

Ni se te ocurra no ser lo suficientemente solidario como para no compartir la queja pública, la mirada siesa y el ceño fruncido. Por mucho que se esfuercen los entrenadores motivacionales o coaches.  Ahora es el momento de sacar la bilis que todos llevamos dentro y la cubramos de gloria. Estamos en plena crisis global. Ya no hay duda, el mundo sufre igual que tú. Los reallities y las redes sociales nos trasmiten parte de esa imagen vestida con el hábito de la vergüenza ajena, pero que debajo lleva el picardías fucsia.

Son las 0:33 ... Joplin sigue empeñada en destrozarse la garganta con este tema: "Nooo, nooo, nooo, baby". 


2 mar. 2013

La sombrilla, reflexiones: Escatologías varias

Por fin me pongo ante la pantalla, y dejo impresas mis huellas sobre las teclas. Llevo unas cuantas semanas muy poco creativa, literariamente hablando. Sin embargo, a nivel personal, estoy explorando senderos nuevos. Hay quien me sugiere que escriba sobre los errores, y la capacidad de reponerse a ellos. Otros, que escriba textos eróticos; también hay quien va más allá, y dice que no escriba nada.

Me alegra que me reconozcan como escritora virtual. Sé que soy, como aquellos grafiteros de la Cueva de Altamira, garabateando en el ciberespacio. Esto es literatura menor, entretenimiento puro y duro. Si os soy sincera, no tengo ambiciones de publicar nada. Ya me siento publicada... Autopublicada... Autocomplacida... Sobre todo, con la alegría de ver que tengo un público heterogéneo y fiel. ¿Qué más puede pedir un escritor?

Lo tengo todo, me puedo permitir el lujo de mirar desde mi balcón de escritora. Mirar con anteojos de bohemia trasnochada cómo pasa la vida... Que si sale el sol por el Este, que si Ratzinger se pide la jubilación anticipada sin esperar a morirse para dejar el poder. Desde luego, hay que reconocerle su valentía y  humildad. Sobre todo, en una época donde ningún poderoso que se precie deja la silla. Aunque lo tengan que apuntalar para que no se caiga. De paso, tenemos al primer Papa emérito de la historia.

Así tengo algo interesante que contarle a mis nietos. Conocer a un Papa  prejubilado mejora el 'insuperable hito' de haber cantado la canción "Color esperanza", con el fallecido Juan Pablo II, en el aeropuerto de Cuatro Vientos, durante su última visita a Madrid. Ésta es mi corta memoria papal. Pero, poco a poco escribo mi anecdotario de 'batallitas' para mi futura descendencia. 

Lo tengo todo y no tengo nada. Realmente 'siendo realistas', no me puedo permitir el lujo de presumir más que de practicar: la reflexión-reflexiva superficial. Porque al escuchar en las noticias, que a Obama se le ha cortado la digestión con el "secuestro financiero", se me ha descompuesto el estómago. Creo que el síndrome de 'cagalera mundial', que suscita el eufemismo 'de recortes y más recortes', tiene como resultado inmediato el 'estreñimiento económico'... ¡¡ Ainss$$$, dichoooso dinero !!!!!

21 feb. 2013

En memoria de Paco Rengel

De izqda. a dcha: Ángeles López,
Manuel Requena y Paco Rengel 
No es fácil escribir estas líneas. Escribir un obituario nunca lo es, y menos cuando se trata de algún allegado. La muerte forma parte de la vida, pero el luto que nos queda a los vivos cuesta asumirlo. Sobre todo cuando es alguien que aún teniendo 52 años tenía intacto el espíritu joven y emprendedor, como para lanzar el proyecto de un diario digital.

Esta es una bitácora, un blog, un "bloc" como a Paco le gustaba llamarlo. Mi relación con el director de YMálaga,  Paco Rengel, fue por casualidad. Algunos compañeros de facultad me habían hablado del diario digital y no les presté mucha atención. Pero luego, una mañana brujuleando por Twitter me topé con ellos y decidí apuntar este blog en su relación de bitácoras recomendadas. 

Nunca he pisado una redacción, casi toda nuestra relación era a través de emails o llamadas telefónicas. Esto hoy en día no es ninguna novedad, Internet ha cambiado la forma de relacionarnos y de trabajar. Me acomodé pronto al sistema  y me sentía como en casa. Siempre he escrito lo que me sale del alma, eso se respetó y se valoró mi labor. Cosa que me dio mucha seguridad como escritora. Parafraseando a Francisco Umbral: "Un escritor sin lectores no es nadie". Y en ese sentido esa plataforma digital ha sido mi primera experiencia en un medio escrito. 

Siempre le agradecí la oportunidad y me sorprendía cuando algún post aparecía en portada, para mí era una aventura escribir cada mañana, pues nunca sabía cuando podía publicarse. Lo que menos esperaba era que terminaría formando parte del equipo de columnistas de YMálaga.

Este verano, Paco Rengel organizó un almuerzo para los columnistas,  así pude conocerle en persona. Me sorprendió ver a un individuo tan vitalista e ilusionado. Un periódico donde él era el alma y luchaba para hacerse un hueco entre los grandes. Durante los postres todos tenían muchas preguntas y peticiones sobre el presente y el futuro de la digitalización de la prensa en un momento de crisis. Se escucharon comentarios de que Internet es aún un medio de entretenimiento  y  con poco rendimiento económico. Paco miró a los presentes y les contestó: "En Internet está todo por inventar". 

Biografía
Su sección: Línea de Fondo

La pasión por el baloncesto le llevó al periodismo, pero en menos de un tiempo muerto el deporte de la canasta pasó a ser un vínculo hacia su nuevo entusiasmo, la profesión de su vida. 

Según ACB.COM: "Rengel fue Director de Deportes del Diario Sur, donde trabajó durante buena parte de su carrera, y fundó en 2001 la web Basketconfidencial.com. Recientemente, ha escrito dos libros: "ADN" y "Coma... punto y seguido".

7 ene. 2013

En memoria de Enrique Meneses


Esta foto fue tomada durante un curso de verano en Málaga. Maribel y yo, así pasamos a formar parte de la simbólica escuela de periodistas intrépidas y curiosas. Las llamadas "Chicas Meneses".  A este respecto nos contestó: "Ya hay capítulos de "Chicas Meneses" en Santander, Madrid fue el primero, Barcelona, Valladolid y Málaga. A este paso gano a Almodóvar y sus "chicas"."Os quiero a todas y creo más en las mujeres para cambiar lo que no vale ya o es mejorable".

Sus historias sobre aventuras por el mundo y la frase que con la que se despidió de Málaga fue que: "La muerte le pillara viajando". Cuando alguien como él se muere, se pierde  un poco de la historia o la magia de un periodismo al estilo de Indiana Jones. Las historias de un abuelo con muchas ganas de vivir y hablar con las nuevas generaciones, regalando savia esperanzadora con cada frase. 

Minirreflexión: Sobre la Atlántida


Atlantes sin tierra, pero diseminados por el mundo.
Atlantes mestizos, pero reconocibles por la nobleza en la mirada.
Atlantes sin raíces, pero saludables yerberos.
Atlantes cuyas tumbas eran el símbolo de la incorruptible eternidad de las momias.
Atlantes cuyo código de honor está escrito en los túmulos funerarios y en las estrellas.
Atlantes de nombres oníricos, como también lo son los hijos de Pangea.



6 ene. 2013

La sombrilla, reflexiones: Cuando te sales del guión

Me encanta hablar, tener conversaciones inspiradoras. Lo he pensado a menudo. Una buena conversación es un viaje del que se pueden aprender muchas cosas. Mi interlocutor, despotricaba de  la sociedad capitalista y el alejamiento de los antiguos valores que enseñaba la Tierra cuando se la escuchaba. Me alegro por él, pues entiendo que esta sociedad está llena de mentes planas que se conforman con lo tradicional y que las cosas cambien lo 'justito'. ¡Alguna burbuja surgirá!- se reza a escondidas, mientras se esgrime la creatividad y la imaginación como la escalera que sacará la sociedad del hoyo.

Graffiti. Santa Rosalía. YSH
Personalmente, nunca vi un hoyo como tal. Para mí, fue como salir del infierno de Dante e ir escalando la espiral hacia arriba. Por eso pregunté a mi interlocutor esta mañana, en qué punto estaba él: ¿Profundizando en el hoyo o mirándolo desde fuera?- le sorprendió la pregunta y contestó positivamente que: "Sentía que había llegado al borde y que podía mirar las cosas con perspectiva".

El conversador decía que: "La sociedad había perdido la inocencia de la niñez para poder levantar ese mundo con la energía necesaria." Ante, ese argumento, y teniendo como ya tengo asumido que con mis casi 36 años soy una ingenua crónica sin remedio ni cura. Seguiré creyendo que la sociedad tiene algún apaño. A veces me lo tengo que recordar y apuntarlo en un 'post 'it' para poder saludar a mis convecinos con una sonrisa y un buenos días.

También es cierto, que cuando te pones a hablar con alguien es como si tuviera un guión aprendido. Unas ideas preconcebidas y aunque esté dispuesta al diálogo, hay que dejar tiempo para que macere el matiz que propicie cualquier cambio por nimio que sea. Así que le propuse un pequeño juego: Observa a tu alrededor con mirada de pez. Intenta no perderte el movimiento de las hojas mecidas por el viento, o la mosca que vuela a tu izquierda- le dije. Se quedó sorprendido ante tal propuesta.

Y me preguntó el por qué de ese juego y mi respuesta fue: Que cuando voy a pasear, salgo a escuchar y ver la vida sin juzgarla, a descubrir el arte estático o en movimiento. Que la ingenuidad no está en la mirada sino en el alma. Y cuando aprendes a ver la vida en perspectiva y a vista de pájaro eres libre, aunque te sientas atrapado como una perdiz en una jaula y tapada con un trapo para no distinguir si es de día o de noche.

Salirse del guión tiene sus consecuencias, eres un ser de extrarradio, un loco, un poeta maldito, o un maldito sin más. 




3 ene. 2013

La sombrilla: Los nacidos en territorio comanche

Escalera a Ítaca.
Sta.Rosalía. YSH
Los nacidos sin memoria, ni pasado. Crecieron observando las miradas tristes, llenas de odio, rencor, o simplemente desesperanza. Los nacidos tras las guerras llevan tatuados en el alma palabras ininteligibles, tal vez  sinónimos de alguna marca comercial. 

Los nacidos en tiempos de falsa paz, tenemos héroes falsos. Cada día agradezco a la vida que existan Bruce Lee, Jean-Claude Vandame. Y sobre todo doy gracias al 'zeñó' por Bruce Willes.

Los nacidos en tierras medias, no tenemos ni idea de lo que es un tsunami,  pero soñamos con ellos. Porque la televisión nos da esa memoria universal permitiendo que seamos testigos de lo que nunca podríamos vivir presencialmente. Pero, ¡qué bien dormimos! ¡Qué tranquilos descansamos porque Bruce Willes nunca envejece! Siempre está preparado para escapar de las junglas acristaladas en la que nos empeñamos en vivir. Cristales para atrapar el sol, pero espejos para no ser vistos al otro lado. No 'ze vaya a vé zeñó que hasta los héroes tienen legañas".

Arturo Pérez Reverte, inspira éste post, aún no sé si de manera tangencial o diametralmente, todavía no me queda claro. Pero, para aquellos que no se lo han leído, Territorio comanche, estáis tardando. (Bueno, después de la cuña no-publicitaria que no sé si al mentado esto le hará gracia, pelillos a la mar).

Los nacidos en la tercera época, la de la paz pactada. La de la paz preñada de medias verdades, de mentiras silenciadas, y notas a pie de página hasta el 'infinitum'.  La promesa dicha con la boca pequeña: "paz en la tierra a los hombres y mujeres de buena voluntad". No está escrito en minúscula por error, sino porque es a la altura a la que dejamos a veces ese deseo. ¿Qué por qué lo digo? 

Porque vamos armados hasta los dientes, con contestaciones certeras llenas del veneno mejor destilado, y a veces incluso sin abrir la boca. Sin mover un dedo. Incluso el silencio, a veces, es el estilete mejor afilado para degollar ilusiones, a sangre fría. Quirúrgicamente, la conciencia ni se entera. Además, éste método tiene un buen cómplice llamado Olvido que echa tierra rápido. 

 ¿'Pe-s-cadores' por omisión? Uf, que santurrón me ha quedado esto. Creo que tengo que salir más de marcha. Y hablar menos de la conciencia universal. Que total, ése era "Pepito grillo" y a estas alturas con tanto plaguicida estará muerto y 'to' ya. Lo dejo que se me está quedando esto demasiado 'místico'.  

Nacer simplemente, ya es un gesto hostil. Tenemos miedo de respirar, tenemos miedo comer con las manos sucias, tenemos miedo de saludar a los vecinos, tenemos miedo de mirar a los lados, tenemos miedo de subir escaleras sin pasamanos, tenemos miedo de caminar descalzos. Tenemos miedo del miedo. 

¿Por qué -aquí en la tierra media-  los pies descalzos caminan sin clavarse un cristal o un simple clavo? Porque los clavos, los cristales y las espinas están clavados en el aura de los nacidos en territorio comanche. Y tiene razón Arturo cuando dice: "Aunque no ves a nadie sabes que te están mirando".

1 ene. 2013

La sombrilla, reflexiones: Carta a los reyes Mayas



A pesar de vuestros augurios el mundo no se acabó. Para algunos esto es una buena y una mala noticia. La mala que los problemas de ayer siguen estando. La buena es que tenemos tiempo para insistir buscando soluciones equitativas y solventes. Para ayudar al prójimo y no solo al próximo. Al que piensa como yo, al que se viste como yo, o pertenece a mi "club social" - entiéndase ésto del "club" como a cada uno buenamente Dios le de a entender. 

... Por donde ibaaa... Así, los Mayas... Queridos Reyes Mayas no os preocupéis que esta no es una carta para deciros si he sido buena, si he sido mala, o he sido una sosa que no ha hecho ni lo uno ni lo otro. Eso me lo guardo pa'los otros Reyes que dicen que son Magos a ver si les da cargo de conciencia, y se vuelven un poco 'majos' conmigo, y aflojan la cuerda del saco de los buenos deseos. 

Queridos Mayas, mayestáticamente hablando les decía que aquí ando a día 1 de enero de 2013. Tomándome un café bombón (descafeinado, que también está bueno). Que los aviones se escuchan alejarse desde mi ventana, y que tengo a mi vecina mandando a beberse todo el agua del río a los peces. Sí, ésa vecina tan simpática, que se pone a practicar verdiales a la hora de la siesta. 

Queridos Mayas, sinceramente, en mi interior sabía que el mundo no se iba a acabar. ¿Sabéis por qué?  Porque los que en su día firmaron hipotecas a 25 años vista, con el Euribor variable, con techo y suelo  'hormigonao' para que no se bajara mucho. ¡Que en esta vida a nadie se le regala nada! Vendimos el alma, y con el alma vendida le dimos vida al calendario. Sé que esta es una teoría muy peregrina, pero en mi interior había una vocecita que me decía: "Tranquila, mientras haya hipotecas que pagar no se acabará el mundo".

Pues mira no, el mundo no se ha acabado. Y a pesar de los petardos, ayer no había mucho ambiente de fiesta. Aunque yo ya las fiestas y los chistes me los cuento sola así, que no tengo problemas conmigo misma y con la suerte de estar viva. "Ese cambio de piel" como dijo un antiguo profesor apellidado Chaparro. Es lo que necesita la sociedad, aunque haya que caminar desnudos sintiendo el frío y el calor. Sentir que la lluvia no te despeina, sino que te bautiza una vez más. Esa lluvia que te confirma en la certeza de que estás despierto y no hablando en sueños.

Mi padre siempre me preguntaba: ¿Yeiza, estás despierta o eres de los durmientes? Yo os amplío la pregunta: ¿Estamos vivos o somos unos zombis?

Queridas majestades, gracias por regalar a la humanidad otra oportunidad de ayudarse así misma. Que se de cuenta de que su dolor es el dolor de todos. Que cuando la Tierra gime, lo hace por todos. Aunque a los oídos no nos lleguen los quejidos de los heridos o los enfermos en otras fronteras. 

Ayer, entendí que da igual que el que sufra esté lejos o cerca. Hay gente que desea vivir su propio luto, con la venda puesta para solo ver o escuchar que este mundo se merece lo que tiene. Ése razonamiento es injusto, inhumano. Un no humano, un no vivo, quizás un pensamiento-zombi. Y por una vez estoy de acuerdo con Jesús Nieto Jurado y que el : "2013 es el año de la rabia". Hace falta señor@s, ¡A espabilar!

Gracias por vuestra atención y buenos días.

Fuente imagen calendario: The Clinic On Line. http://www.theclinic.cl/2012/12/19/el-calendario-maya-la-pasion-por-la-hecatombe-y-el-fin-del-sentido-comun/


Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...