FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

7 dic. 2011

Minirrelato: Me llamo Nadie

El eco repite una pregunta: ¿Quién te crees que eres?
- Nadie- contesta con la mirada baja- soy Nadie.
-Aún así tendrás algún nombre, ¿no?
- Sí, pero no lo repito porque lo olvidarás, como se olvida la nada.
- Bueno, si quieres te llamaré Nadie, creo que en el mundo hay muchos don Nadie, simplemente serás uno más.
- Como quieras, en todo caso seré doña Nadie, soy hembra aunque mi voz no lo demuestre, aunque mi ausencia de curvas nieguen mi existencia.
- Entonces, ¿ tú qué eres?
- Nada - recibe en contestación.
- Vamos a ver, ¿y a ti que te pasa? Que pareces hombre, pero te defines mujer, dices que prefieres que te llamen Nadie, porque según tú,  no eres nada. ¡Tú tienes la autoestima fatal!

La interrogada se ríe a carcajadas, y mira directamente a las pupilas de su interlocutor y le dice sin perder el sentido del humor que eso no es así. Su autoimagen era positiva, su autoestima estaba en índices bastante altos.

- Pero, ¿tú de qué vas? ¿De rollo New Age, de alma mística derrochando humildad? Porque me dejas a cuadros.
- A ver, déjame que te explique: tengo el nombre que otros me pusieron, los apellidos de generaciones anteriores y que he heredado.  Tengo un cuerpo que, perfecto en su imperfección, esconde una naranja dentro dentro de un limón.
- Acabáramos, que eres travesti, gay o maricón.
- ¡No, veo que no me has entendido! Soy Nadie, pero tú eres insignificante, porque estás atrapado en el prejuicio, en la etiqueta. Te amarras a las palabras, pero no te agarras a la tolerancia, al respeto.
- Pues, chica. ¡Cómo te complicas!
- Y tú te equivocas.
- Vamos, será para menos, para eso la ciencia ya tiene solución -  y ríe entre dientes. Mientras al otro lado, es observado por una mirada escrutadora y que le espeta una contestación a bocajarro: Soy Nadie, porque Nadie eres tú..... Ahora es la imagen reflejada desde el espejo la que ríe a carcajadas.

1 comentario:

David C. dijo...

Excelente.

Visita mi blog en la sección de cine, se llama "Cine para usar el Cerebro"
http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...