FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

18 ago. 2011

#Poesía: El sueño de la muñeca

¿La poesía os hará libres?
No lo sé- contesta la muñeca- pero, la caridad de las palabras se demuestra en los susurros.
La poesía es una oración sencilla que se reza muy bajito.
Palabras encadenadas que liberan esclavos.
Esclavos que se saben libertos, pero ni reclaman ni viven su libertad.
Seres que repiten como autómatas las viejas rutinas,
porque la piel tiene memoria.
Aunque la mente cubra el recuerdo con el color sepia del olvido,
la piel tiene memoria.
Los dedos ciegos encuentran sin mirar los antiguos senderos.
El rastro que dejaron los hilos
que la hacían parecer una marioneta.
No hay mano que meza la cuna,
porque está ocupada tirando del hilo.
Ahora la seda es transparente y más larga.
Así se agranda la ilusión: Para que se sienta libre, para que se lo crea,
La muñeca finge que todo ha cambiado, cuando todo sigue igual.
Se revuelve, pero no interesa.
Se queja, pero no interesa.
A quemarropa la voz de la tradición le dicta el libreto,
para que no se salte ni una sílaba.
Para que no olvide ni una rutina.
Sí, quieres ser libre, hazlo en el silencio.
Sí quieres ser libre, muestra mansedumbre.
¿La poesía os hará libres?
No lo sabe, pero es en la frases sencillas donde la muñeca manifiesta su rebeldía.
Ni callada, ni mansa.

No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...