FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

24 ene. 2009

INSTANTANEAS/Paseo por el centro


Este sábado es buen día para preparar un exámen, tranquilidad, concentración. Pero después de comer tuvimos un dilema, ¿nos entregamos en los brazos de Morfeo y nos auto-homenajeamos con una siesta o salimos a la calle a patear Málaga?


Como el peso de los estudios es un gran acicate, nos decidimos por la segunda opción, pues el dormir no siempre te deja buen cuerpo para luego ponerte con los libros. Así que callejeamos durante una hora.


Las instantáeas que hemos visto durante el recorrido han sido variadas: desde tiendas con escaparates llenos de carteles con los precios rebajados, otros de liquidación por cierre, músicos tocando el violín o la guitarra, un señor pidiendo en la calle para tomar un vaso de leche para él y su perro, otros muchos tumbados en el suelo intentado sestear tapados con cartones, alguno con un cartel que reza "Ayúdame, quiero regresar a Polonia".


Mientras intentamos digerir tantos reclamos, pasamos al lado de una terraza donde unos señores, todos rubios y entrados en años, cantan canciones desconocidas y extrañas, pero de las que se trasluce la alegría y la celebración.


Continuamos nuestro paseo, y vemos salir de una típica bodega malagueña a varias chicas ataviadas con un gorro de vaquero, intentando caminar derecho y ligerito. Esquivamos la marabunta, buscando la seguridad de las callejuelas perpendiculares, y nos topamos de lleno con una parejita de abuelos, que se cantaban el uno al otro, canciones de amor y de despechos.


Miramos el reloj, Son las tres y media de un sabado de enero, ya es la hora de regresar y retomar el estudio. El paseo ha sido variopinto y reveledor.

No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...