FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

23 mar. 2011

Minirrelato: Historias de gatos (IV)

Caminando con sigilo y de puntillas caminaba el gato observando, escuchando. De vez en cuando acudía a las reuniones de otros gatos a compartir visiones.

-¿Cómo va el mundo?- se preguntaban unos a otros intercambiando pareceres.
-¿ Habéis escuchado lo que se comenta?- preguntaba uno aludiendo a los ladridos de los perros aulladores en la noche.
- Sí, es la misma idea, pero dicha con otras palabras, en otros contextos parece fresca.
- Ese pescado no es del día - dijo uno de los expertos sin apenas inmutarse.
-Lo sabemos, ya está todo inventado, lo importante es que no se olvide.
- Entonces, ¿cambiará todo para que nada cambie?- preguntó el de tono pardusco.
- No, todo cambiará, dale tiempo- aseveró el más silencioso. El cambio viene desde dentro, cada vez vienen más refuerzos, son como pequeñas luciérnagas. Ellas irán guiando al resto.
- ¿Guiar a dónde, a qué y para qué?- insiste el gatopardino.
- A caminar sin miedo, a que levanten la vista y miren con sus propios ojos, escuchen con sus propios oídos, a que lleguen a sus propias conclusiones.
- Sí, eso es muy bonito, pero ¿para qué quieren la libertad sino saben usarla?
- El uso o el abuso se comprueba con la práctica - añade de nuevo el experto.
- Y, ¿para eso hace falta una guía?
- No, sólo hacen falta ejemplos.

De repente, se hace el silencio. La reunión gatuna da por concluida la sesión. Se dispersan, regresan cada uno a su puestos de vigías silenciosos.

No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...