FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

30 mar. 2011

La sombrilla, reflexiones: El 'otro' Festival de Cine de Málaga

Bueno aquí estamos otra vez, no tenía pensado sacar la sombrilla hasta el verano, pero en vista de que ya ha llegado el buen tiempo apetece un poquito salir a la calle. De nuevo recorremos la ciudad escuchando a Málaga. Ella habla su propio idioma.

Actualmente, estamos inmersos en el Festival de Cine. Los actores pasean durante unos días como mortales, en las calles que normalmente son transitadas por anónimos sin nombres ni apellidos.

Esto de ir andando, y de repente, encontrarte a alguien que llevas tiempo viendo en la tele, y le quieres saludar porque lo conoces y no sabes de qué al principio, hasta que luego caes en: ¡Anda, pero si es...!

'Málaga festivalera' tiene como actores principales a los malagueños. ¿Por qué lo digo? Porque el domingo la alfombra roja dispuesta en calle Larios estaba repleta de gente, y muchos iban caminando un poco más derechos, más erguidos, como metiendo tripa. No fuera a ser que alguna cámara les sacara un robado. También estaban los que intencionadamente se colocaban delante del cartel promocional y se hacían su particular 'fotocall' dejando para la posteridad que ellos estuvieron allí.

La cinéfila alfombra tiene una escolta de carteles de películas a los lados, recomendando ésta o aquella, pero no pude dejar de sonreír al ver que en uno de los marcos, donde debía haber un cartel no había nada, estaba hueco. En su lugar estaban una mujer y una niña buscando alguna 'posturilla' para quedar retratadas como las primeras actrices de la cinta. Como tantas veces, se me pasan las mejores. No me atreví a preguntarles cómo se titulaba su película, aunque se lo estaban pasando tan bien que daba igual el título.

Antes de acabar el paseo me paso por el quiosco para comprar el periódico, y había cola. ¡Qué raro!- pensé- será para comprar tabaco y me impacienté un poco. Pero, luego reparé en que no. ¡La fila era para comprar prensa! De hecho se me escapó en voz alta casi sin darme cuenta, y se me quedaron mirando un poco asombrados. Es que claro, faltó contextualizarles que era estudiante de Periodismo y que me había emocionado al verles comprando los ejemplares. Casi los felicito a todos por su buena costumbre dominguera, pero no, me contuve unos instantes y lo conté en Facebook.

2 comentarios:

Elisa Moreno dijo...

Jajaja me ha encantado Yeiza. Hay mucho humor, y tantísimo de verdad... jaja. La verdad es que sí, llegada esta época, los protagonistas parecemos nosotros, que somos quienes llenamos la capital con nuestros gritos y corriendo de acá para allá porque se avecina el coche de algún famoso.
Y la escena del quiosco, increíble jaja. Mmm, pero, ¿por qué piensas tú qué es? Yo me atrevo a pensar que la razón sea para ver si alguno de esos 'famosos anónimos' sale de fondillo en alguna de las fotos que tengan que ver con el festival. No me extrañaría, pero por supuesto, también para seguir y estar al tanto de todo lo que sucede en estos días en la provincia, que muchos son los acontecimientos y no nos podemos dividir!!
Un beso Yeiza, hacía días que no me pasaba por tu blog, así que ahora toca repaso ;)

Yeiza Sarmiento dijo...

Gracias Elisa, me encantan tus reflexiones. Es cierto, yo también me busco en las fotos a ver si me veo. ;-) jeje

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...