FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

26 oct. 2012

Minirrelato: Historias de gatos (VIII): La Ciudad de las Palabras

Había una vez un gato negro que pasaba el tiempo mirando una cascada, viendo el agua caer. Mientras la observaba a veces cambiaba las impresiones de su rostro. A ratos triste, a ratos alegre. Un día pasó por allí otro gato de color marrón y le preguntó por qué tenía esas reacciones al mirar la cascada.

- Miro al agua caer para que el movimiento recupere la memoria perdida.
- Y eso, ¿ por qué?
- Por que ésta, ya es mi tercera vida.

El otro gato marrón pensó: ¡Ah, vale que estás de duelo! Pues, si es así, camina hacia delante. Olvida, haz borrón y cuenta nueva. Mira la vida con ojos de niño. Inicia un nuevo calendario. Año cero de tu tercera vida. ¡Libérate!

El gato negro mira a los ojos a su compañero y le responde casi enojado:
- ¿Pero qué dices, chaval? ¡Eso es una irresponsabilidad! Necesito la memoria para aprender de los errores, para enterrar a los muertos con dignidad. Para aprovechar lo aprovechable y reciclar lo que no valga. Para recopilar la información necesaria, y con esa experiencia poder dibujar un mapa y seguir mi viaje.
- ¿Un viaje? ¿Es que te vas? Te has hartado de todo esto, ¿no? ¡Qué bien, así me gusta que seas positivo!
- Gracias, pero no me voy a ningún lado.
El gato marrón, extrañado ante la contradicción le pregunta: ¿Pero, no dices que te estás preparando para un viaje?
- Sí, pero no es un viaje de evasión ni de huída. Simplemente quiero alcanzar la siguiente etapa siendo consciente de dónde vengo, quién fui, quién soy, y por qué voy. Al lugar a donde me dirijo, no puedo ir con las manos vacías.
- No sé si te entiendo muy bien, pero con ese equipaje y ése mapa ¿a dónde te vas?
- Me voy a la Ciudad donde nacen las Palabras.


No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...