FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

22 oct. 2012

Minirreflexión: La vieja Underwood y los chorizos

Los dedos sobre el teclado, durante un instante los dejo libres que acaricien las letras y que busquen a ciegas. Los dedos tienen memoria, aún recuerdan a la gallega Sor Gerarda, y los dos años que pasaron con el babero azul, según el método de McGraw-Hill, tecleando en la pesada Underwood "asdfghjklñ asdfghjklñ". Mientras ella marcaba el ritmo con un lápiz toda la clase tecleaba al mismo tiempo... Ahora, en la radio suena el programa "El boulevard del jazz" de Javier Domínguez en RAI, mientras recitan un poema en portugués con nombre de mujer. 

Las redes sociales palpitan ofreciendo las portadas de los periódicos y los análisis del resultado de las elecciones gallegas y vascas. Se habla del sadomasoquismo pepero, de un Rajoy flagelante, de un Rubalcaba que juega al escondite inglés, porque no sabe que ahora se juega a la alemana. 

En España, mire usted, somos ingeniosos hasta para votar. Aquí ya no se vota en blanco, sino que se meten lonchas de chorizo en el sobre electoral. No se pierde el sentido del humor ni en noches de vigilia. Aquí andamos velando al muerto, y los chistes de madrugada son necesarios para hacer la estancia menos penosa.

"asdfghjklñ, asdfghklñ.... abcdefghijklmnñopqrstuvxyz"

No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...