FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

8 may. 2010

Diccionario personal: Desprendimiento


En mi particular intento por continuar en la búsqueda de nuevos horizontes me topo con la palabra desprendimiento que según el Diccionario de la Real Academia(Rae) se puede entender como: 1. m. Acción de desprenderse (‖ echar de sí) o 2. m. Desapego, desasimiento de las cosas.

La verdad, es que siempre me ha gustado esta palabra, porque siendo desprendido parece que va uno más ligero de peso, no va por la vida con cargas innecesarias, algo así como, sentirse menos burro de carga y ser más libre.

Y precisamente, es esa libertad la que a veces no permitimos ejercer, la creatividad, las buenas ideas, son como mariposas atrapadas en jaulas de cristal, las cabezas de mucha gente. Mariposas que nacen libres y que nos empeñamos en cazarlas, disecarlas, para terminar pinchadas en un alfiler para disfrute personal de una sola mirada.

Qué injusticia más grande, esa mariposa nacida para ser libre, con el trabajito que ya cuesta la transformación de gusano- crisálida-mariposa para que luego venga un coleccionista de cosas efímeras para hacerla suya y relegarla a lo invisible.

En fín, a tod@s que compartamos las ideas, pues, atrapadas en nuestras cabezas mueren con nosotros.

No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...