FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

2 may. 2010

Opinión: Presuponer por presuponer


Verbo presuponer: Yo presupongo, tú presupones, él presupone, nosotros presuponemos.....

¡Altoooooo! Basta ya de presuponer, que estamos dando por sentado cosas por sabidas sin comprobar si están bien aprendidas, que estamos esperando efectos sin comprobar si el mensaje se ha recibido con claridad. Esperamos comportamientos determinados, ante situaciones determinadas sólo porque la información ya se ha dado. Nos olvidamos de algo importante, hay muchas incógnitas y variables que se quedan por el camino.

En situaciones de emergencia ante dos heridos con múltiples daños, ¿qué marca el protocolo?, a quién se atiende antes ¿al que se queja o al que no se queja? En tal caso, dependemos de la experiencia y sensibilidad del médico que viene a atendernos, y si tenemos suerte el caso se resuelve en la medida de lo posible. Lo malo, es cuando el efecto de presuponer sin comprobar qué sucede realmente hace que la ayuda se dilate en el tiempo y ya sean necesarias medidas más drásticas con el paciente.

La realidad siempre es más complicada de lo que parece a simple vista, pero es normal que algo tan difícil de analizar y entender se nos escape de las manos. No existe el médico perfecto, así que tampoco esperen enfermos perfectos que sepan o puedan describir sus síntomas para dar con la raíz de la enfermedad.

Esta reflexión me conduce a pensar que vivimos en la Era de la Información, sí es verdad, pero no sabemos qué hacer con ella. No sabemos preguntar, no sabemos responder, no sabemos ayudar. Presuponemos que como el teléfono está ahí lo van a usar, presuponemos que como la mano está ahí la van a coger, presuponemos que como es algo repetido 100 veces ya se sabe.

En estas situaciones hay algo que los dos tienen en común, tanto el médico como el paciente, el miedo. Él primero, tiene miedo a equivocarse, miedo a hacer diagnósticos errados y aplicar tratamientos que destrocen más que ayudan. El segundo, tiene miedo ante situaciones que se le escapan de las manos, porque hay cosas que no dependen de él, porque debe confiar su vida a un desconocido con bata blanca, porque su vida ha cambiado en un instante y no sabe a dónde va.

Últimamente, la palabra presuponer me cansa. Por intuición me parece un concepto muy pobre, así que la busco en el Diccionario de la RAE.

Presuponer: 1. tr. Dar por sentado o cierto algo. 2. tr. Requerir o considerar algo como condición previa.

¡Ja, ja! Tésis confirmada, la palabra presuponer no es suficiente. Si el paciente puede hablar hay que preguntar ¿qué pasa?, ¿dónde duele?, ¿desde cuándo?. La posibilidad de diálogo es muy importante, pues, si el paciente empeora y ya no puede describirse a sí mismo es tiempo perdido. El silencio en estos casos deja indefenso y sin recursos tanto al médico como al paciente.

Buenos días

No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...