FRASE INTERESANTE

Artículo 20 de la Constitución Española de 1978. Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

"Quien teme expresar lo que piensa, acaba no pensando aquello que no puede decir". Manuel Arias

En Construcción

En este cajón de sastre vuelco mis dos pasiones: la Literatura y el Periodismo. Se encuentran pero no se mezclan.

Seguidores

1 may. 2010

Minirrelato: Entrevista a una taza


Nos encontramos en la cocina de un restaurante, pronto llegará nuestra protagonista. Es una simple taza de café, de las corrientes: blanca, asa redonda. Sin nada que la distinga entre las demás.

Un camarero la trae en volandas en una bandeja llena de restos de alguna mesa: ceniceros llenos de las colillas de los puros quemados, servilletas manchadas de carmín, copas de balón con el resto de algún coñac. Antes de que continúe su recorrido hasta el fregadero y se confunda con la espuma, la abordamos y le pedimos que comparta unos minutos con nosotros. La taza, siempre servicial y comprensiva, acepta la petición y nos concede unos minutos.

P. ¿Cómo es un día en tu vida como taza de café?
Taza: Bueno, es sencilla. Soy un recipiente de porcelana que lleva café hasta algún cliente.

P. ¿ Los clientes se fijan en ti? Nooo, aquí lo importante es el café. Nosotras las tazas sólo hacemos nuestro trabajo.

P.¿ El café que llevas hasta los clientes es bueno? Sí, a menudo si. Y me da alegría cuando algún cliente nos felicita por ofrecer tan buen servicio. Aunque eso no siempre es así, a veces las prisas o la inexperiencia del camarero al prepararlo hace que el café no tenga suficiente calidad.

P. ¿Qué ocurre entonces? Algunos clientes se enfadan, hablan y le dicen al camarero que ese café no vale y le sirven otro mejor. Otros en cambio, fruncen el ceño, se marchan y no vuelven más: "Una para saber, una para aprender" se van refunfuñando. También, están los que se lo toman en silencio pensando que en la "cocina" no siempre son las cosas fáciles y que unas veces sale el café mejor y otras peor, pero siguen volviendo.

P. ¿ Y tú que dices cuando ocurren estas cosas? Yo sólo soy una taza.

La entrevista duró "Lo que duran dos peces de hielos en un whisky on the rock" como cantaba Sabina. El camarero la sujeta por el asa, la lleva hasta el fregadero donde la deposita junto al resto de tazas, ceniceros, copas de cristal, vasos transparentes. El agua caliente los cubre y la espuma blanca lo envuelve a todos.

Buenos días

No hay comentarios:

Opinión: A tomar viento con Neruda

Mezcla explosiva para los sentidos, esos que están adormecidos con el opio del egocentrismo y demás drogas duras. Pero claro, no lo digas m...